Resucitan la voz de Anthony Bourdain para hacerle hablar sobre su vida
  1. Tecnología
  2. Novaceno
La ética de la inteligencia artificial

Resucitan la voz de Anthony Bourdain para hacerle hablar sobre su vida

El estreno del documental sobre un famoso chef y presentador de televisión estadounidense ha levantado a las redes en armas por usar 'deepfake' para recrear su voz

placeholder Foto: La voz de Anthony Bourdain fue recreada con IA para un documental. (Reuters)
La voz de Anthony Bourdain fue recreada con IA para un documental. (Reuters)

Ayer se estrenó en los cines de EE.UU. 'Roadrunner: A Film About Anthony Bourdain'. La cinta repasa la vida del famosísimo chef y presentador de televisión americano que se quitó la vida hace ya tres años. Más allá de su calidad cinematográfica o de cómo presenta al personaje, la película ha recibido críticas por el uso de la inteligencia artificial para recrear su voz en algunos pasajes.

Foto: El nuevo internet ultrarápido se puede usar en nuestra fibra óptica. (Barta IV-Flickr)

Mucha gente en España no conocerá a Anthony Bourdain. En EEUU era un icono. Una superestrella de la televisión que se dedicó a patear el globo enseñando a los americanos qué es lo que comemos en el resto del mundo. Por traerlo a referentes más nuestros, digamos que tenía las ratios de fama de Arguiñano, la cultura culinaria irreverente de Robin Food y el apetito inacabable de Labordeta.

Su suicidio, el 8 de junio de 2018, cayó como un 'ice bucket challenge' en el país americano que no se explicaba cómo un hombre que aparentemente tenía todo en la vida podía haber llegado a ese extremo. El 'shock' fue tan fuerte que el director de cine Morgan Neville —ganador de un Óscar por 'Twenty Feet from Stardom'— decidió hacer un documental sobre Bourdain que le sirviera a él y a todo el país para entender por qué lo hizo. Para esto recabó más de 100.000 horas de imágenes entre los programas de Bourdain y sus otras apariciones televisivas.

Antes del estreno del documental, Neville dio una entrevista a la revista 'The New Yorker'. En un fragmento de la entrevista, el director admite que contrató a una empresa experta en inteligencia artificial para recrear la voz de Bourdain y utilizarla en la película.

"Hay tres citas en la película que yo quería con su voz y no existían grabaciones de ellas", explica Neville. "Así que creé un modelo de inteligencia artificial de su voz". Para esto, según cuenta Neville en su entrevista, envió decenas de horas de clips de televisión, de radio, de podcasts y audiolibros que tenían la voz de Bourdain.

Foto: Un Tom Cruise falso se hizo viral en Tik Tok (Chris Ume)

Esta confesión ha provocado la indignación en las redes de algunos de los amigos y admiradores del malogrado chef. Algunos dicen que "Anthony Bourdain hubiera odiado esto", otro reclaman que "hay que revisar seriamente la ética cinematográfica de este documental".

Karen Hao, la editora jefe de la sección de inteligencia artificial de la revista del MIT, criticó también a Neville por su falta de ética. "Lo que resulta espeluznante es la falta de consentimiento. Mientras que algunos actores pueden tener hoy la opción de consentir que su voz sea reanimada cuando ya no estén, no parece que Anthony Bourdain se haya dado ese lujo", se quejaba Hao.

Foto: Esta mujer no es real, sino un hombre japonés de 50 años. (@azusagakuyuki)

Por ahora no ha trascendido si la familia de Bourdain ha dado el consentimiento para recrear la voz del chef digitalmente o no. Y Neville tampoco se ha pronunciado al respecto, al igual que muchos amigos íntimos de Bourdain. Otra cuestión es si está bien que un documentalista fabrique su propio audio de Anthony Bourdain para emplearlo en algo que el chef nunca dijo en voz alta, como se pregunta Mathew Ingram, periodista del 'Columbia Journalism Review'.

Ahí la cuestión ética se pone más peliaguda. Muchos grandes documentales como Las Hurdes, Tierra sin Pan, de Luís Buñuel, o cualquiera de los firmados por Werner Herzog, contradicen la idea de Ingram. Tanto Buñuel como Herzog han reconocido que las imágenes que se muestran en sus documentales están manipuladas con fines artísticos. Sin ver el documental, que por ahora no tiene fecha de estreno en España, es difícil saber si la intención de Neville es pintar un retrato realista de Bourdain a lo Antonio López o hacer uno abstracto a lo Francis Bacon.

Más allá de este tipo de consideraciones, el nivel de calidad de las voces recreadas por inteligencia artificial ha llegado a tal extremo que pueden reemplazar tranquilamente a las voces humanas. Todos estamos familiarizados con las voces sintéticas de Siri o Alexa, que parten de grabaciones de voces originales que luego se editan a base de pegar palabras y sonidos. Esto antes era un trabajo que se hacía laboriosamente a mano y costaba mucho conseguir que los audios sonaran naturales, pero hoy en día eso ha cambiado gracias a la inteligencia artificial.

Ahora, los desarrolladores toman muestras voz del actor, generalmente con su consentimiento, y las introducen en el algoritmo para que aprenda por su cuenta a darle al texto el ritmo, la pronunciación o la entonación exactos. Las empresas que desarrollan estos algoritmos conceden licencias a sus clientes para usar el su motor de voz, solo tienen que introducir un texto y este construirá un archivo de sonido que suene nítido y natural.

Foto: Animadora de la NCAA (Reuters)

La propia Hao publicaba en su revista hace unos días un artículo en el que hablaba de este tema. Además de reconocer su calidad afirmaba: "Las voces de IA también son baratas, escalables y no ponen problemas a la hora de trabajar". Esta tecnología se está empezando a aplicar ya en la publicidad, los videojuegos y, por supuesto el cine. Aunque, como Hao comenta en su artículo, todavía necesitan mejorar cuando los textos que tienen que reproducir son largos como en el caso de un audiolibro, ahí se nota que ciertas entonaciones todavía no son realistas del todo.

Lo que está claro es que si hay que plantearse cómo afectan ética y legalmente este tipo de tecnologías tanto a muertos como a vivos, el momento es ahora. O igual ya vamos tarde, como pasa con los 'deepfakes' de vídeo.

Documental Inteligencia Artificial Tendencias de futuro
El redactor recomienda