La moto con motor de hidrógeno que te irá a buscar allí donde estés
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Motocicletas autónomas

La moto con motor de hidrógeno que te irá a buscar allí donde estés

El hidrógeno puede ser el combustible clave para las motocicletas eléctricas. O por lo menos es lo que piensan los creadores de la Apex H2

placeholder Foto: Render de la Apex-E (Segway)
Render de la Apex-E (Segway)

Con la tecnología de baterías actuales, solo los coches pueden ofrecer una autonomía aceptable. El espacio disponible para baterías es demasiado pequeño para garantizar una gran autonomía y una velocidad para conducción en carretera. Esta es la Apex H2, la nueva motocicleta eléctrica del futuro para viajes en carretera que — según el fabricante chino Segway-Ninebot — funcionará con un motor eléctrico alimentado por célula de hidrógeno.

Foto: Los dos primeros módulos de la estación de paso interplanetaria Lunar Gateway. (NASA)

Segway-Ninebot probablemente os suene por Segway, la compañía que en 2001 lanzó el vehículo eléctrico de transporte individual del mismo nombre. En su época, hasta Steve Jobs dijo que iba a ser una revolución para las ciudades, pero al final se quedó en cacharro para turistas despistados y guardias de seguridad.

Ninebot, una startup china, compró Segway y su tecnología en 2015 y, desde entonces, ha estado sacando productos de todo tipo, desde un patinete hasta un kart eléctrico, pasando por quads todoterreno y una moto llamada eScooter T.

Esta última cuenta con una tecnología que la mantiene en pie aunque no tenga conductor. Junto con un sistema de navegación autónomo, la eScooter T te puede buscar allí donde estés de forma ‘automágica’, como el sistema que usan los Teslas para irte a buscar a la puerta del aparcamiento de El Corte Inglés.

Una moto de carretera con célula de hidrógeno

Pero la Apex H2 es un animal totalmente diferente, aunque incorporará la tecnología de sus hermanas pequeñas.

Para empezar, no depende de baterías eléctricas. La Apex H2, afirma la compañía china, utilizará una célula de hidrógeno para cargar sus baterías que alimentan la unidad motriz eléctrica. Según Segway-Ninebot, el motor de hidrógeno de esta moto futurista será la clave para motos de carretera en contraste con los habituales ciclomotores eléctricos de ciudad.

placeholder Render de la Apex-E. (Segway)
Render de la Apex-E. (Segway)

Mientras que estos últimos pueden aguantar casi todo el día con las baterías habituales, aseguran, las motos de carretera consumen más porque pueden ir mucho más rápido, tienen una conducción más alegre y necesitan recorrer mucha más distancia.

Cuestión de densidad energética

Por eso la Apex H2 — y otras motos que quieran competir en este mercado — requiere un combustible con una mayor densidad energética que la que puede ofrecer la tecnología de baterías actuales. El hidrógeno — que se cargaría en el tanque superior usando cartuchos de hidrógeno intercambiables — ofrecería en teoría las prestaciones mínimas que cualquier motociclista medio exigiría de una montura para viajes en carretera. No conocemos la autonomía, pero la compañía afirma que la célula ofrecería un kilómetro por cada gramo de hidrógeno.

Por ahora, aparte de los 9.000 euros del precio (70.000 yuanes) y el diseño futurista con monobrazo frontal que aparece en las fotos, no sabemos mucho sobre la Apex H2. Las prestaciones son bastante modestas en comparación con motos de gasolina: solo 80 caballos, 150 km/h de velocidad punta y aceleración de 0 a 100 en menos de cuatro segundos.

placeholder Render de la Apex-E. (Segway)
Render de la Apex-E. (Segway)

Según Segway-Ninebot, este futuro verde y cyberpunk llegará en 2023, que es cuando esperan que la Apex H2 esté en carretera. Pronto pondrá una campaña de ‘crowdfunding’. En el momento que consigan 99 pedidos — como apunta la revista de motociclismo Rideapart — comenzará la producción.

Habrá que ver si es verdad o no. No hay duda de que habrá mucho interés en una moto así con estas características técnicas y diseño. Pero, por otra parte, la red de repostaje de hidrógeno es inexistente y los compradores tendrán que depender inicialmente de Segway-Ninebot para recargar los cartuchos de hidrógeno presurizados.

¿Es el motor de hidrógeno el futuro?

Los cartuchos presurizados, por otra parte, evitan los problemas de seguridad que tienen los prototipos de repostaje de este gas líquido altamente inflamable. Esta es la única crítica que algunos expertos — como Elon Musk — suelen hacer a este tipo de motores.

Otros expertos argumentan que el hidrógeno es más eficiente y ecológico que las baterías. No les falta razón. Las células de hidrógeno solo producen vapor de agua y el combustible pesa muy poco en comparación con las baterías, algo que ayuda a la autonomía y la optimización de espacio.

Foto: Las aeronaves de Sergei Brin pueden posarse directamente en el suelo, como los de la 'start-up' Airlander. (Airlander)

Las baterías tienen que cargarse con electricidad externamente, y esta suele venir en su mayoría de combustibles fósiles. Aún más grave es que las baterías son difíciles y caras de reciclar una vez alcanzan el fin de su vida útil. Solo una diminuta fracción se recicla actualmente, algo que se está convirtiendo en un problema muy serio porque son extremadamente tóxicas para los humanos y el medioambiente.

Pero mientras no haya una infraestructura en carretera para la carga de hidrógeno, va a ser muy difícil que vehículos con células de hidrógeno se impongan a los de baterías a corto y medio plazo. Afortunadamente, cada vez hay más interés en muchas industrias, como en aviación, donde va a ser imposible usar baterías porque su gran peso no permitiría vuelos de media y larga distancia, reduciendo a su vez la capacidad de carga de los aviones vital para la economía de las compañías aéreas.

Motos Inteligencia Artificial Elon Musk
El redactor recomienda