Los coches autónomos podrían traer una epidemia mundial de mareos
  1. Tecnología
  2. Novaceno
El sonido puede ser la clave

Los coches autónomos podrían traer una epidemia mundial de mareos

Los vehículos autónomos te permitirán usar tu tiempo de desplazamiento para hacer lo que quieras, pero podrían causar serios mareos en casi todos los pasajeros

placeholder Foto: Concepto de coche autónomo c360. (Volvo)
Concepto de coche autónomo c360. (Volvo)

Los coches autónomos están a punto de aparcar en la acera más cercana para cambiar nuestra vida de forma radical. Traerán desplazamientos mucho más seguros, reducción de los atascos y la liberación de conducir, permitiendo que puedas hacer lo que te dé la gana mientras te mueves. Pero también podrían traer una epidemia mundial de mareos.

Hasta ahora, la cinetosis —o mareo por movimiento— solía afectar a casi todos los pasajeros en mayor o menor medida. Generalmente, cuanto menor es la atención prestada al viaje, mayor es el mareo porque no puedes anticipar los movimientos del coche. Se produce una disonancia entre lo que estás viendo y lo que sientes a través del sistema vestibular, el mecanismo que indica a nuestro cerebro la aceleración y orientación del cuerpo. Solo el conductor se libra de este mal porque sabe por anticipado qué movimiento va a realizar. En los aviones y barcos, el fenómeno es generalizado.

Foto: tecnologia-novaceno-futuro-humanidad

En los coches autónomos, este problema lo podrán tener todos lo que viajen en el vehículo. Y además será amplificado porque los coches eléctricos son muy silenciosos y no ofrecen ninguna indicación sonora sobre aceleración o deceleración. Afortunadamente, hay científicos que están investigando la manera de evitar la cinetosis en este tipo de vehículos.

En un nuevo estudio, los ingenieros de Volvo plantearon la siguiente hipótesis: si avisas a los pasajeros de cualquier cambio de aceleración o dirección antes de que ocurra, el cuerpo podrá anticiparse a ese cambio y el mareo se reducirá notablemente. Según Fredrik Hagman, que diseña sonidos para los coches de la compañía sueca, si por ejemplo el coche eléctrico va a acelerar, el sistema de audio interno puede reproducir un sonido de aceleración un segundo o dos antes de que ocurra.

placeholder Volvo 360c, interior.
Volvo 360c, interior.

En teoría, este sonido indicará a los pasajeros la acción que el coche va a realizar antes de que pase, preparando al cuerpo de forma instintiva para ese movimiento. Para comprobar la efectividad de su sistema, los ingenieros de Volvo experimentaron con 20 personas en un circuito cerrado de Göteborg, Suecia, dándoles tres vueltas mientras realizaban otras actividades dentro del coche. Repitieron la prueba con o sin señales en dos días diferentes, preguntándoles después de cada vuelta por su nivel de malestar. Volvo lo llama la escala de miseria, que va del cero al cuatro, donde el cero es ningún malestar y el cuatro es un malestar horroroso.

Los resultados fueron notables. En la tercera vuelta, cuando los participantes que no tenían señales acústicas llegaban a niveles de malestar de casi 3,5, los que contaban con señales acústicas no llegaban a 2.

La reducción del malestar parece clara, sobre todo cuanto más tiempo pasas en movimiento. También realizaron varias preguntas cualitativas, en las que los participantes afirmaron que los sonidos les ayudaron a ajustar el cuerpo antes del movimiento del coche. En general, según los conejillos suecos, “el sonido le ayudó a reducir el mareo” y que “el trayecto fuera más confortable”.

Obviamente, 20 participantes es un número muy limitado para extraer conclusiones definitivas. Aún así, los resultados son prometedores. Quizás combinados con otras medidas, como una mayor estabilización del habitáculo, podríamos llegar a evitar cualquier tipo de malestar. Si los fabricantes de vehículos quieren que los coches autónomos se conviertan en la próxima revolución del transporte —además del alcance, la comunicación universal entre vehículos o la seguridad contra 'hackers'— este es el tipo de problemas que deberán resolver. Y si no pueden, tendrán que incluir 300 muñecos PEZ cargados de biodramina con cada coche autónomo.

Coches Coche eléctrico Coche Autónomo Volvo
El redactor recomienda