Es noticia
Menú
Antígenos caducados y sin PCR antes de Navidad: la explosión de contagios que viene
  1. Tecnología
  2. Ciencia
La única solución segura: autoconfinarse

Antígenos caducados y sin PCR antes de Navidad: la explosión de contagios que viene

Las farmacias se han quedado sin test de antígenos y Atención Primaria comienza a estar desbordada por el número de contagios y pruebas PCR. Es el peor arranque posible de las fiestas navideñas

Foto: Foto: EFE/Alejandro García.
Foto: EFE/Alejandro García.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Se nos acaban de terminar hace una hora, estamos vendiendo unos 200 al día". "Hoy nos quedaremos sin ellos y no recibiremos más hasta después de Navidad". Así describen los responsables de un par de farmacias madrileñas la escasez que están sufriendo de test de antígenos en la capital. En una de ellas, varias personas hacen cola. Todas vienen a por test y alguna se lleva 5 de una tacada. La misma situación se repite en ciudades de toda España, aunque esto no es lo más preocupante. La escasez de test se nota ya en Atención Primaria con una complicación añadida: hacerse una PCR empieza a ser misión imposible, con colas interminables en los ambulatorios y más de cuatro días de espera para recibir los resultados. Con las comidas y cenas familiares de Navidad a la vuelta de la esquina, médicos y epidemiólogos avisan de una inminente explosión de contagios.

La escasez de test de antígenos en las farmacias españolas es una de las señales de la inquietante situación epidemiológica que se está cocinando. Con la incidencia a 14 días en España por encima de los 500 casos por 100.000 habitantes, está ocurriendo justo lo mismo que pasó con las mascarillas o el gel hidroalcohólico al comienzo de la pandemia en 2020: han desaparecido. Protect Line, la principal importadora de estos test en España, explica que el problema ha sido de cálculo: "Nadie preveía una demanda tan alta".

Foto: ¿Tengo coronavirus, gripe o resfriado? Claves para diferenciar los síntomas. (Pexels)

"Antes la gente realizaba una compra regular y predecible, pero ahora se ha disparado", señala un portavoz de la empresa. Este jueves hicieron una entrega de 100.000 unidades a las grandes distribuidoras, por lo que habrá un nuevo suministro en los próximos días, pero no va a ser suficiente. "De haberlo sabido, hubiéramos pedido muchos más, pero la demanda ha llegado de repente".

La compra a los fabricantes conlleva un proceso y "no se puede tener de hoy para mañana". En concreto, pasan como mínimo 15 días desde que empresas como Protect Line hacen el encargo a sus proveedores, que están en China, hasta que reciben el pedido. Esta compañía tiene ya todos los encargos pedidos y pagados hasta después de Reyes. En total, calculan que despacharán algo menos de un millón de test, una cantidad que no tapará el agujero. "Ahora mismo solo podemos ofrecer nuevos pedidos para la segunda semana de enero. No tenemos nada disponible hasta entonces".

placeholder Vista de los test de autodiagnóstico del covid-19 que se venden sin receta en una farmacia de Valladolid. (EFE)
Vista de los test de autodiagnóstico del covid-19 que se venden sin receta en una farmacia de Valladolid. (EFE)

El 'boom' de contagios y la cercanía de las fiestas no son los únicos factores que explican esta carestía. "Países como Alemania realizaron hace semanas compras masivas de test de antígenos. Eso, unido a la falta de previsión en nuestro país, ha hecho que se estén agotando", explica a Teknautas Lorenzo Armenteros, médico de Atención Primaria y portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Con las farmacias fuera de juego, la siguiente línea de defensa debería ser la Atención Primaria, pero los ambulatorios están comenzando a sufrir la escasez. Varios centros de salud en la Comunidad de Madrid han tenido que tirar de test de antígenos caducados pero aún útiles para estirar al máximo sus existencias. Tal y como se muestra en la imagen debajo, verificada por este diario, personal médico está ya usando test con etiquetas de fechas de caducidad o validez ampliadas por un año, el plazo en el que está demostrado científicamente que siguen siendo efectivos.

placeholder Caja de test de antígenos usados en Atención Primaria en Madrid con fecha de caducidad ampliada. (Cedida)
Caja de test de antígenos usados en Atención Primaria en Madrid con fecha de caducidad ampliada. (Cedida)

La inquietud entre el personal sanitario va en aumento porque se teme que sea solo el comienzo de un colapso definitivo de pruebas diagnósticas en Atención Primaria, igual que ocurrió al comienzo de la pandemia. Y hay un factor extra que añadía preocupación: la huelga de transportistas, finalmente desconvocada en la noche de este viernes. "Hemos hecho nuestras previsiones, pero nadie contaba con esta huelga. No sabemos cómo nos podría haber afectado, podría haber impactado a toda la cadena logística y dejarnos, por ejemplo, sin reactivos, como ocurrió en 2020", explica Manuel Linares, técnico en el laboratorio de microbiología del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid.

Linares confirma que su laboratorio está procesando ahora mismo hasta 700 PCR diarias. "Hemos duplicado las pruebas en las dos últimas semanas, es una barbaridad", explica. "A día de hoy aún damos abasto, en el máximo pico estuvimos haciendo hasta 1.200 PCR, aunque no sabemos qué puede pasar en 10 o 15 días. Todo depende del volumen, pero de momento la subida está siendo exponencial".

"En nuestro caso derivamos las PCR al Hospital 12 de Octubre. Hasta ahora los resultados estaban listos en 24 horas, pero hemos subido a 48 horas y es probable que siga aumentando. En el punto álgido de la pandemia se tardaban hasta 5 días en recibir los resultados y eso empeoraba mucho la situación", señala a El Confidencial Aurora García, doctora de Atención Primaria en un centro del barrio de Almendrales, perteneciente al distrito de Usera (Madrid).

placeholder Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Otros médicos en la Comunidad de Madrid apuntan al mismo peligro de colapso de la Atención Primaria por el aumento de contagios. "Recuerdo muy bien cuando nos quedamos sin reactivos en 2020 para los PCR", explica Vicente Baos, médico en la localidad de Collado Villalba (63.000 habitantes). "Puede volver a pasar, sufriremos las consecuencias. Lo que está claro es que se ha desbordado el número de contagios. Todo recuerda a esa sensación horrorosa de desborde que tuvimos en verano de 2020 o en enero de este año. Ahora estamos justo antes de Navidad y vacunados, pero con muchos más contagios de lo que esperábamos".

"Si no tienes ninguna posibilidad de diagnóstico y tienes síntomas, lo más lógico es autoaislarse"

Así las cosas, sin antígenos en las farmacias y con cada vez menos opciones de realizarse un test o una PCR en Atención Primaria, solo queda una opción que recuerda también al 2020: autoconfinarse, especialmente para quienes quieran realizar comidas y cenas navideñas en familia con el menor riesgo posible. "Si no tienes ninguna posibilidad de diagnóstico, ninguna, y tienes síntomas, entonces sí, lo más lógico es autoaislarse", recomienda el epidemiólogo Ignacio Rosell en conversación con este diario.

"Si eres positivo, el mínimo para confinarse serían 10 días. Si a los 7 días ya no tienes síntomas, puedes salir tomando todas las medidas de precaución. Si tienes síntomas pero das negativo en la PCR, lo ideal es mantenerte igualmente aislado 10 días. Si estás vacunado y no tienes síntomas, pero estás esperando el resultado de la PCR, puedes hacer vida normal hasta conocer el resultado", aclara la doctora Aurora García. "Quienes hayan podido comprar test de antígenos, la recomendación es hacerse uno el mismo día antes de cualquier reunión familiar. Todos los asistentes. Da igual que sean asintomáticos. Puedes tener una carga viral muy alta pero no mostrar síntomas, y serías un supercontagiador", explica el médico Lorenzo Armenteros. Muchos no tendrán la suerte de hacerse con esos test, por lo que la solución es lo más parecido a regresar a 2020: a siete días de Nochebuena, aislarse.

"Se nos acaban de terminar hace una hora, estamos vendiendo unos 200 al día". "Hoy nos quedaremos sin ellos y no recibiremos más hasta después de Navidad". Así describen los responsables de un par de farmacias madrileñas la escasez que están sufriendo de test de antígenos en la capital. En una de ellas, varias personas hacen cola. Todas vienen a por test y alguna se lleva 5 de una tacada. La misma situación se repite en ciudades de toda España, aunque esto no es lo más preocupante. La escasez de test se nota ya en Atención Primaria con una complicación añadida: hacerse una PCR empieza a ser misión imposible, con colas interminables en los ambulatorios y más de cuatro días de espera para recibir los resultados. Con las comidas y cenas familiares de Navidad a la vuelta de la esquina, médicos y epidemiólogos avisan de una inminente explosión de contagios.

Pandemia Coronavirus
El redactor recomienda