Nuestros antepasados ya sabían cómo luchar contra los insectos hace 200.000 años
  1. Tecnología
  2. Ciencia
USABAN CENIZA EN LAS CAMAS

Nuestros antepasados ya sabían cómo luchar contra los insectos hace 200.000 años

"A través del uso de ceniza y plantas medicinales para repeler insectos, nos damos cuenta de que tenían algunos conocimientos farmacológicos"

placeholder Foto: La picadura del chinche es dolorosa, aunque no peligrosa
La picadura del chinche es dolorosa, aunque no peligrosa

Los humanos, desde el principio de los tiempos, han estado lidiando con plagas de insectos, como los chinches. Un nuevo estudio desvela que hace 200.000 años nuestros antepasados ya sabían cómo enfrentarse a ellos a la hora de dormir.

Los investigadores han descubierto restos de camas de hierba fosilizada sobre capas de ceniza en Border Cave, un sitio arqueológico en Sudáfrica, un método que antiguamente les servía para dormir sin hacer frente a estos temidos insectos.

Foto: Muestra de los insectos conservados en ambar encontrados en Myanmar. Foto: NIGPAS

El material vegetal rara vez se conserva bien con el paso del tiempo, lo que siempre ha provocado que sea difícil comprender el uso de este tipo de lechos vegetales utilizados por nuestros antepasados a lo largo del tiempo.

Ceniza contra los insectos

En este nuevo hallazgo, el pasto estaba dispuesto en capas de ceniza, lo que servía para disuadir a las plagas de chinches y otros insectos, pues éstos no pueden arrastrarse por su fina textura, los deshidrata y también puede bloquear su respiración y su molesta picadura.

"La gente parecía comprender los riesgos para la salud que traían las plagas y trataban de eliminarlas o repelerlas de sus campamentos"

Los investigadores también encontraron restos del árbol alcanforero en la parte superior de la hierba de la cama, un remedio que todavía se utiliza como una forma de disuadir a los insectos en las zonas rurales de África oriental.

Los científicos determinaron que parte de la ceniza que servía de base para la cama de hierba eran los restos de una cama antigua que se quemó a propósito con el fin de limpiar la cueva y destruir cualquier plaga.

placeholder Border Cave, lugar donde se han analizado las cuevas prehistóricas
Border Cave, lugar donde se han analizado las cuevas prehistóricas

"El control del fuego era una base tecnológica importante", explica a CNN Lyn Wadley, autora principal del estudio y profesora honoraria de Arqueología en la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo (Sudáfrica). "A través del uso de ceniza y plantas medicinales para repeler insectos, nos damos cuenta de que tenían algunos conocimientos farmacológicos".

Después de quemar la ropa de cama vieja, traían hierba fresca para crear camas nuevas y limpias, añade Wadley. "La gente parecía comprender los riesgos para la salud que traían las plagas y trataban de eliminarlas o repelerlas de sus campamentos".

Conocimiento de las plantas

"Esto implicaba tanto la planificación como la competencia tecnológica, el conocimiento de las plantas y demás. En Border Cave también encontramos carbón vegetal de madera de alcanfor quemada y tal vez el humo medicinal se utilizaba para disipar los insectos voladores", concluye Wadley.

Este descubrimiento, publicado en la revista científica 'Science', es el más antiguo hasta la fecha, pues el anterior lecho vegetal usado por los humanos de la Edad de Piedra databa de hace 77.000 años.

Plagas Prehistoria
El redactor recomienda