ADIÓS A LAS ESCAYOLAS

Trabajan en un dispositivo para acelerar la regeneración de huesos rotos

Desarrollan un andamio al que se envían pulsos de ultrasonido que favorecen la recuperación osea

Foto: Una radiografía de la rodilla. Foto: Pixabay
Una radiografía de la rodilla. Foto: Pixabay

La curación de los huesos rotos podría ser más fácil con un dispositivo que proporciona un andamio para que el hueso crezca y lo estimula eléctricamente para favorecer recuperación. Ingenieros de la Universidad de Connecticut (Estados Unidos) ya se encuentran trabajando en ello.

Ya se ha oído hablar de materiales implantables con una microestructura, similar a un andamio, que ayudan a curar huesos rotos dando a las células óseas un lugar al que migrar. La novedad con este trabajo es que podría incluir estimulación eléctrica, mejorando la capacidad de regeneración del hueso.

Hasta la fecha, se han usado implantes que imitaban el campo eléctrico del propio cuerpo y que estimulaban las células óseas para que su reproducción. Desafortunadamente, estos dispositivos suelen ser muy voluminosos, requieren una batería integrada (potencialmente tóxica) o una fuente de energía externa cableada. Además, una vez que el hueso roto ha sanado, los implantes tienen que ser removidos quirúrgicamente.

Campo eléctrico terapéutico

Para dar solución a esto, ingenieros de la Universidad de Connecticut, liderados por el ingeniero biomédico Thanh Nguyen, han desarrollado en su lugar un andamio electrificado que se alimenta de forma inalámbrica y que nunca tiene que ser retirado. Está hecho de nanofibras de un polímero piezoeléctrico no tóxico conocido como PLLA y cuenta con la ventaja de que los materiales piezoeléctricos producen una carga eléctrica en respuesta a la tensión mecánica aplicada.

La tecnología también podría ayudar a regenerar otros tipos de tejido, como músculos, nervios o cartílagos

La idea, expresada en la revista científica 'Nano Energy', es que después de que el material se implante en el lugar de una fractura ósea, el médico, o incluso el paciente, utilice periódicamente un dispositivo manual externo para enviarle pulsos de ultrasonido. Esos pulsos harían que el andamiaje vibrara, y el estrés de esas vibraciones a su vez haría que generara un campo eléctrico débil pero terapéutico.

A medida que las células óseas estimuladas del cuerpo procedieran a reproducirse dentro del andamiaje, éste se disolvería gradual e inofensivamente. Eventualmente el material sería reemplazado completamente por hueso natural, así que no debería ser extraído quirúrgicamente.

Modo de funcionamiento del dispositivo. Foto: Nano Energy
Modo de funcionamiento del dispositivo. Foto: Nano Energy

Según publica New Atlas, en las pruebas realizadas hasta ahora, el material se ha utilizado para impulsar la curación de las fracturas de cráneo en ratones. Los científicos están trabajando ahora en hacer el andamiaje más favorable para el crecimiento del hueso, y en obtener una mejor comprensión de cómo exactamente los campos eléctricos estimulan a las células óseas para reproducirse.

En última instancia, se espera que la tecnología también pueda ayudar a regenerar otros tipos de tejido, como músculos, nervios o cartílagos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios