¿APLICABLE A LOS HUMANOS?

El killis africano puede tener la clave para detener el envejecimiento en los humanos

Lo hace a través de un proceso conocido como diapausa y puede parar su desarrollo durante meses o años

Foto: Pez killis. Foto: MDI Biological Laboratory
Pez killis. Foto: MDI Biological Laboratory

Un pez africano con la capacidad de pausar su desarrollo puede ofrecer muchas pistas en las investigaciones para ralentizar el envejecimiento en humanos, según investigadores de la Universidad de Stanford (Estados Unidos).

Los killi o killifish son unos peces capaces de poner su organismo en un estado conocido como diapausa, en el que su organismo queda en animación suspendida, como un embrión, y que se usa para sobrevivir condiciones ambientales desfavorables y predecibles, como temperaturas extremas, sequía o carencia de alimento. Y así permanece hasta que las condiciones mejoran.

No es la única especie que lo hace en el reino animal, pero lo sorprendente en su caso es que puede pausar su desarrollo durante meses o incluso años, más de lo que supone su vida adulta, entre cuatro y seis meses. La sequía parece ser su principal motivador. "En realidad, no creemos que el mecanismo de la diapausa sea causado directamente por la sequía", señala a The Guardian la profesora Anne Brunet, coautora de la investigación de la Universidad de Stanford. "Pero el mecanismo está indirectamente relacionado con la sequía en el sentido de que la sequía proporcionó una presión selectiva para esta especie: durante millones de años de evolución, el killis evolucionó para sobrevivir a la sequía al tener sus embriones que entrar en un estado de diapausa".

La clave, en la proteina CBX7

A pesar de que se cree que el proceso está programado genéticamente, se desconoce hasta la fecha el modo de funcionamiento de la diapausa. Lo que sí han averiguado los científicos de la Universidad de Stanford es que la diapausa no tiene ningún impacto en la vida futura del pez, ni en la fertilidad o en cómo crecen estos peces, lo que sugiere que el tiempo de suspensión no afecta a las células y tejidos del animal.

Entender cómo funciona la diapausa puede dar pistas sobre cómo frenar el "reloj de envejecimiento", pero sigue siendo especulativo

"La diapausa es un estado fascinante de 'vida suspendida' que puede preservar un organismo complejo a largo plazo, sin ningún tipo de compensación aparente en la vida posterior", afirma Brunet, que, junto a sus colegas de la Universidad de Stanford, han comprobado que el fenómeno involucra a genes dedicados a la proliferación celular, el desarrollo de órganos, el mantenimiento muscular y el metabolismo.

Este proceso se combina con el aumento en la producción de una proteína llamada CBX7. Esta proteína se une con otras proteínas, conocidas como histonas, lo que parece influir en la actividad de una serie de genes, como algunos involucrados en la función muscular y el metabolismo, y hace que mantengan su (buen) estado durante la diapausa.

¿Podrían aplicarse estos mecanismos a los humanos? "Creemos que es interesante desde un punto de vista fundamental entender cómo la acumulación del daño debido al paso del tiempo puede ser detenida o suspendida. La diapausa nos ofrece una manera de entender esto", aclara Brunet. Tal entendimiento puede proporcionar pistas sobre cómo frenar el "reloj de envejecimiento", añade, pero en la actualidad sigue siendo especulativo.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios