ALGUNOS EXPERTOS PIDEN MÁS FONDOS

Por qué hay científicos reputados que defienden la búsqueda de vida extraterrestre

Hasta 1994, la NASA aportaba unos 10 millones de dólares a la búsqueda de vida extraterrestre. Pero en ese año un senador de Nevada cerró el grifo a este proyecto

Foto: Un hombre disfrazado de extraterrestre junto al monte Bugarach, en Francia. (EFE)
Un hombre disfrazado de extraterrestre junto al monte Bugarach, en Francia. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Los extraterrestres no solo son cosa de películas de ciencia-ficción. También son un asunto muy relevante para parte de la ciencia. Para la ciencia a secas. Anthony Beasley, director del Observatorio Nacional de Radioastronomía de Charlottesville (Virginia, Estados Unidos), ha expresado a la BBC que la búsqueda de vida inteligente extraplanetaria —lo que hasta hace no mucho era considerado un ámbito casi marginal en el mundo académico— debe tomarse más en serio. Cree Beasley además que los gobiernos deberían implicarse y aportar más fondos a la investigación.

Según recoge la cadena británica, su colega Andrew Siemion, director del proyecto Breakthrough Listen de la Universidad de California, el reciente acuerdo firmado entre este centro californiano y el potente observatorio Very Large Array —ubicado en Nuevo México y dedicado a la búsqueda extraterrestre— incrementará "10 e incluso 100 veces" las posibilidades de encontrar vida fuera de la Tierra.

Y a principios de este año, dos astrofísicos de la prestigiosa Universidad de Harvard han planteado la posibilidad de que algún tipo de vida terrestre haya llegado a planetas aún no descubiertos por los terrícolas.

En su mayoría, las búsquedas de vida extraterrestre subsisten gracias a financiación privada. Otras, como la emprendida por el telescopio más grande del mundo, corren a cargo del gobierno chino, uno de los principales orgullos tecnológicos del ambicioso programa científico del 'gigante asiático', que quiere anotarse el tanto de que sus científicos sean los autores de tal histórico hallazgo.

El Telescopio Esférico con Apertura, el más grande del mundo. (EFE)
El Telescopio Esférico con Apertura, el más grande del mundo. (EFE)

En Estados Unidos, hasta 1994, la NASA aportaba unos 10 millones de dólares (casi 9 millones de euros) pero la financiación cesó cuando el senador de Nevada Richard Bryan cerró el grifo al considerar esta partida un desperdicio de dinero. "La Gran Caza Marciana finalmente puede llegar a su fin. Hasta el día de hoy se han gastado millones y todavía tenemos que atrapar un pequeño hombre verde", expresó. "Ningún marciano ha dicho que le lleve ante mi líder, y ni un solo platillo volador ha solicitado la aprobación de la Administración Federal de la Aviación", ironizó.

Años antes, tras otro intento por poner fin a este presupuesto, el astrónomo y divulgador Carl Sagan se reunió con otro senador que pretendía eliminar la asignación —William Proxmire, de Wisconsin— para convencerle de los beneficios de mantener los fondos dedicados a esta búsqueda.

En declaraciones a la BBC, Siemion ha indicado que el fin de la financiación pública a estos proyectos se produjo varios años antes de que se produjeran ciertos descubrimientos que, en su opinión, avalan el valor científico de la búsqueda de vida inteligente fuera de la Tierra. Que arrojan nuevas concepciones sobre la vida en el Universo y que deberían impulsar a las administraciones a colaborar con los investigadores para avivar esta búsqueda. Por eso, dice, la sociedad debe desterrar estas ideas preconcebidas que anteriormente rodeaban a este ámbito y plantearse seriamente la validez y el potencial científico de estos programas.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios