SEGÚN LOS ASTROFÍSICOS Amir Siraj y Avi Loeb

Harvard defiende la existencia de vida extraterrestre: esta es la gran razón

Dos astrofísicos de la prestigiosa universidad norteamericana sostienen que existe la posibilidad de que algún tipo de vida terrestre haya llegado a planetas aún desconocidos

Foto: Harvard defiende la existencia de vida extraterrestre: esta es la gran razón. (EFE)
Harvard defiende la existencia de vida extraterrestre: esta es la gran razón. (EFE)

¿Existe más vida en el universo? Esta es una de las grandes preguntas a las que el ser humano aún no ha sido capaz de dar respuesta. A pesar de nuestros intentos por tratar de hallar algún vestigio de vida en algún otro planeta, hasta la fecha no hemos tenido éxito, si bien es cierto que la inmensidad del espacio da lugar a pensar que creernos el único planeta con seres vivos es postularnos en una teoría errónea. Y, ahora, Harvard lo confirma.

Dos astrofísicos de la prestigiosa Universidad de Harvard han puesto sobre la mesa una teoría que puede ser plausible. Los expertos son conscientes de que puede ser algo descabellada, pero por las pruebas y los estudios que han llevado a cabo, hipotéticamente, podría producirse. De hecho, sería similar a la manera en que surgió la vida en la Tierra, aunque los dos científicos no descartan que, pese a ser una opción, aún no haya tenido lugar, según sugieren en un estudio.

Amir Siraj y Avi Loeb han puesto sobre la mesa la siguiente hipótesis: hace millones de años, cuando ya había nacido la vida en nuestro planeta y el universo estaba lleno de cometas, uno de ellos pasó realmente cerca de la Tierra. A gran velocidad, no llegó a volar tan bajo para que la atmósfera lo destruyera, pero sí lo suficiente para que lo frenara un poco. En ese movimiento, atravesaría capas llenas de microbios, que se llevaría incrustados en su superficie.

Esos pequeños organismos quedarían protegidos de la radiación al quedar ocultos en las profundidades de la superficie del cometa, que saldría de la atmósfera de la Tierra de vuelta al espacio. Miles de años después, ese cometa impactaría contra otro planeta, a cientos de millones de años luz de distancia de nosotros. Sus características lo hacen habitable y los organismos terrestres han llegado con vida allí. ¿Es posible? Los expertos afirman que sí.

Evidentemente, no sabemos si esa situación se ha producido o, incluso, si no ha tenido lugar pero pudiera tenerlo en próximas fechas, pero lo cierto es que el escenario para que se produzca es real. Según afirman Siraj y Loeb, está comprobada al menos la primera parte de la teoría. O, dicho de otro modo, se han podido 'exportar' pequeñas formas de vida terrestre en cometas que han pasado cerca de nosotros, aunque no existen noticias de que hayan llegado a ningún otro lugar.

Pero lo que ambos defienden es que existe la posibilidad de que alguna forma de vida haya llegado a algún lugar del espacio que el ser humano desconoce, a tanta distancia de nosotros que ni siquiera podemos imaginar dónde puede encontrarse. Ambos indican que anteriores estudios hechos con pequeños cohetes lanzados en la década de los setenta confirmaron que salieron y regresaron a la Tierra con colonias de bacterias en algunos puntos de su fuselaje.

Cierto escepticismo

Sin embargo, no todos los científicos creen que esta situación sea posible. De hecho, hay parte de la comunidad que considera que esta hipótesis es, sencillamente, imposible. Aseguran que las pruebas hechas con cohetes son antiguas y susceptibles de ser refutadas; además, afirman que se desconoce el mecanismo por el que las bacterias se unirían a los cometas, y, por si fuera poco, creen improbable que, en caso de lograrlo, hayan seguido con vida millones de años después.

Sea como fuere, los científicos de Harvard creen que es una hipótesis más que real, que puede servir para que otros expertos 'rellenen' los vacíos existentes al respecto. Es decir, expertos en el estudio de la biología, en el espacio exterior, en física cuántica o astrofísicos que consigan entender si esta hipótesis es posible: Siraj y Loeb, los dos astrofísicos de Harvard, están convencidos de que existen motivos para creer que algunas bacterias pueden sobrevivir en el espacio.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios