OBJETIVO: ENCONTRAR VIDA EN OTROS PLANETAS

Así es el telescopio más grande del mundo: está en China y busca vida extraterrestre

Entra dentro del programa espacial de China, una prioridad para el gobierno chino, que se ha fijado como objetivo convertirse en una importante potencia espacial para 2030

Foto: El Telescopio Esférico con Apertura de 500 metros (FAST). Foto: EFE
El Telescopio Esférico con Apertura de 500 metros (FAST). Foto: EFE

El radiotelescopio más grande del mundo, situado en la provincia suroriental china de Guizhou, ha comenzado a operar oficialmente después de tres años de pruebas y tiene como objetivo realizar "varios grandes descubrimientos científicos" y encontrar vida en otros planetas, según el gobierno chino.

Conocido oficialmente como Radiotelescopio de Apertura Esférica de Quinientos Metros (FAST), es uno de los principales orgullos tecnológicos del programa científico chino. Cuenta con un perímetro de 1,6 km, un diámetro de medio kilómetro y su disco parabólico es tan grande como 30 campos de fútbol.

Denominado también como "Ojo del Cielo", está situado sobre una montaña en la provincia suroriental china de Guizhou y su construcción finalizó en 2016. Desde ese año ha estado siendo testado y se le han corregido diferentes problemas hasta lograr que esté ya totalmente operativo.

Origen y evolución del universo

Jiang Peng, ingeniero jefe del proyecto ha señalado, en declaraciones recogidas por The Jakarta Post, que es 2,5 veces más sensible que el segundo telescopio más grande del mundo y permitirá explorar hasta cuatro veces más porciones del espacio que los actuales radiotelescopios más potentes. Se espera que el telescopio FAST ayude al descubrimiento de avances en áreas como la detección de ondas gravitacionales de baja frecuencia y moléculas interestelares en los próximos años, algo que colaborará en desentrañar el origen y la evolución del universo,

Para su construcción, el gobierno chino trasladó a 7.000 habitantes de la zona para "garantizar el rendimiento" del telescopio

Desde que comenzó sus tests, el telescopio ha descubierto un total de 102 púlsares (astros de neutrones que rotan a gran velocidad y emiten haces periódicos de radiación electromagnética), cifra que, según el gobierno chino, es superior a la encontrada conjuntamente por los equipos de investigación en Europa y Estados Unidos en el mismo periodo.

Con un coste de 156 millones de euros, su construcción implicó la reubicación a otra ciudad de cerca de 7.000 habitantes de la zona para "garantizar el rendimiento" del telescopio.

El avance del programa espacial de China es una prioridad para el gobierno chino. El país se ha fijado como objetivo convertirse en una importante potencia espacial para 2030 y ponerse a la altura de países como Rusia y Estados Unidos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios