El glaciar más peligroso del mundo

El futuro de nuestras ciudades pasa por este glaciar de la Antártida, y se está derritiendo

El glaciar se derrite a mucha más velocidad de lo que científicos esperaban. Si sigue a este ritmo podría provocar una subida del nivel del mar de hasta un metro y medio

Foto: (Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Seguramente la mayoría de la población global no tenga ni siquiera en mente cómo es el plano de la Antártida. El continente helado sigue siendo un gran misterio para muchos, pero todo lo que ocurre allí es más importante para nuestro futuro de lo que imaginamos. Un ejemplo claro de ello es lo que están padeciendo los glaciares Pine Island y Thwaites, dos moles heladas gigantes que de derretirse completamente podrían llegar a dejar muchas de nuestras ciudades hundidas bajo el mar. Y el problema es cada vez es más probable que esto ocurra.

Estos dos bloques de hielo se encuentran en la remota zona oeste de la Antártida y son, los más vulnerables de este territorio. Tan delicada es su situación que varios grupos de investigadores y todo tipo de agencias como la NASA o la ESA han puesto el foco sobre los cambios en sus condiciones para hacer todo lo posible y evitar que llegue a una situación límite. Sus capas de hielo guardan en su interior agua suficiente como para aumentar el nivel del mar a nivel mundial en hasta 1,2 metros un cambio tan brutal que dejaría a cientos de territorios y ciudades en una situación más que límite, según publican los expertos de la NASA.

Y los cambios van a marchas forzadas. Este mismo fin de semana pasado la Agencia Espacial Europea (la ESA) publicaba un vídeo en el que se muestra cómo un iceberg gigante del tamaño de Las Vegas (tres veces Barcelona o la mitad de Madrid, unos 300 kilómetros cuadrados), se separa de la lengua del glaciar. La desintegración empezó en 2017 pero hasta ahora no se había roto completamente. ¿Las razones de esta separación? Por ahora no está del todo claro pero no es la primera vez, ni será la última, que ocurre algo así.

Según explica la agencia en un comunicado, las imágenes han sido tomadas por el satélite Sentinel de la misión Copernicus y solo es el último caso de una serie de desprendimientos que como recuerdan en la revista National Geographic, podría ser el preludio de una ruptura aún mayor conforme el cambio climático derrite el continente. En palabras de los científicos consultados por esta revista internacional, ante el récord de temperaturas al que ha llegado la zona hace solo unos días es "cada vez más difícil ignorar las señales de que se está produciendo una transformación acelerada".

Estos investigadores dejan claro que se trata de glaciares con unas condiciones muy especiales que los hacen aún más débiles de lo normal, como una inclinación hacia el océano que ayuda a que estas lenguas de hielo que llevan todo este material hacia el mar se muevan más rápido de lo normal en el continente, pero lo más preocupante está en sus grietas cada vez más continuadas. Según la ESA (que lleva monitoreando estos glaciares desde 1990), los expertos solían detectar grietas en el glaciar de Pine Island que se separaban cada cuatro o seis años, pero ahora aparecen fracturas similares anualmente. Según se calienta el planeta, el 'río' helado cada vez corre más veloz.

(Foto: ESA)
(Foto: ESA)

En concreto, la ESA ha informado de rupturas como la de este fin de semana en estos glaciares en los años 1992, 1995, 2001, 2007, 2011, 2013, 2015, 2017 y 2018. Durante el evento de 2018, un iceberg de aproximadamente 226 kilómetros cuadrados, un poco más pequeño que el de 2020, se despegó de Pine Island. Y a medida que se alejaba, nuevas grietas comenzaron a aparecer en el hielo. Ahora, conocemos los devastadores resultados de esas grietas.

En total, desde 2012 este glaciar ha perdido 58.000 millones de toneladas de hielo anuales, siendo la corriente de hielo que más material ha vertido al océano en todo el planeta y por tanto la que más ha colaborado al aumento del nivel del mar.

Perforar para encontrar una solución

Ante esta situación de emergencia equipos científicos han comenzado a perforar la zona en busca de más información que nos enseñé qué está pasando concretamente con estos glaciares. La llegada de icebergs al mar es un proceso natural, pero lo del Pine Island y su vecino Thwaites (conocido como glaciar más peligroso del mundo o del 'Juicio Final') creen que no es algo normal.

El equipo Icefin, junto con otros 40 científicos, ha comenzado una investigación que durará cinco años con la que poder entender lo que está ocurriendo, en el ya considerado proyecto más ambicioso de la historia de la Antártida. Y después de mucho trabajo los expertos han sido capaces de grabar por primera vez qué hay debajo del glaciar del Juicio Final.

Estas imágenes inéditas son el primer paso para entender por qué Thwaites se está derritiendo cada vez más rápido. Con más de 3 kilómetros de grosor -como aproximadamente 1,6 bajo el agua-, nos ofrece la mejor pista del planeta para entender el cambio climático y sus consecuencias, especialmente en lo que se refiere al aumento del nivel del mar y cómo afectaría al planeta.

No en vano, se calcula que la Antártida contiene en sus glaciares el 90 por ciento del agua dulce de la Tierra. Por eso, comprender cómo actuar el mayor glaciar del planeta nos ofrecerá la mejor pista para entender lo que está sucediendo... Y cómo de cerca está el Juicio Final, el apodo de Thwaites para entender cómo de importante es esta masa de hielo tan desconocida.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios