CAVIDADES DE 50.000 KILÓMETROS CUADRADOS

¿Por qué surgen los enormes agujeros en mitad de la Antártida? Enigma resuelto

Una serie de investigadores ha conseguido cerrar una investigación abierta desde hace algunos años, dando una explicación del motivo por el que nacen las famosas 'polinias'

Foto: Imagen de una 'polinia', un agujero de más de 50.000 kilómetros cuadrados. (FOTO: NASA)
Imagen de una 'polinia', un agujero de más de 50.000 kilómetros cuadrados. (FOTO: NASA)

En la década de los setenta, una serie de científicos descubrieron gracias a unas imágenes por satélite algo muy extraño: una especie de grandes agujeros que ocupaban enormes extensiones en la Antártida. No podía tratarse de un error, pues las imágenes estaban ahí, pero no había ninguna explicación de su razón de ser. De hecho, quedó en el olvido porque desaparecieron sin más, hasta que han vuelto a aparecer ahora... y se ha encontrado la respuesta.

Cuatro décadas después, los expertos han vuelto a encontrarse con otra serie de agujeros con la misma forma y de similar tamaño. En esta ocasión, las imágenes fueron captadas por expertos de la NASA, quienes hallaron en 2016 y en 2017 dos enormes agujeros en el Mar de Weddell, cuyo tamaño era de unos 50.000 kilómetros cuadrados. Aquel suceso que tuvo lugar en los setenta se creía que era puntual, algo que quedó refutado con el reciente descubrimiento.

Contando con mejores herramientas para tratar de explicar por qué surgen estos enormes agujeros, los expertos decidieron tratar de investigar por qué aparecen y cuáles son los elementos que dan lugar a que se produzcan. Y, después de varios años de investigaciones, han conseguido llegar a un explicación: se trata de un fenómeno completamente natural, causado por una concatenación de hechos aleatorios que, sumados, generan estos espacios en el hielo.

Esa es la conclusión a la que ha llegado un equipo de investigadores liderado Ethan Campbell, un oceanógrafo de la Universidad de Washington que ha publicado sus estudios en la revista 'Nature'. El nombre que han recibido estas grandes columnas en la Antártida es 'polinia', un término ruso que significa precisamente agujero en el hielo. Según han confirmado los expertos, posiblemente el factor más determinante tenga que ver con la climatología.

Y es que, aunque se sospechaba, ahora han podido confirmar que uno de los principales causantes de las 'polinias' son las tormentas. En primer lugar, para que se generen estos agujeros tienen que darse estas precipitaciones, que tienen que venir acompañadas por vientos superiores a los 100 km/h. Cuando esto se produce, se produce una situación de variabilidad climática denominada 'oscilación antártica', básica para este fenómeno.

Cambios de temperatura y salinidad

Cuando los vientos se desplazan en dirección a la costa, estos consiguen empujar las aguas más profundas del Mar de Weddell hacia la superficie. Así, en realidad lo que se produce es que estas masas de agua, que son más calientes y saladas que las que se encuentran en la parte superior, empujan hacia arriba, siendo capaces de romper las capas de hielo que, en condiciones naturales, consiguen tenerlas separadas en el espacio.

Cuando se rompe la barrera física entre ambas aguas, especialmente por la mayor temperatura de las aguas del fondo, lo que se crea es un flujo constante: el agua más caliente y más salada del fondo empuja hacia arriba y llega a la superficie; poco tiempo después, el agua del fondo vuelve a estar más caliente y salado que el de la superficie, y vuelve a empujar hacia arriba sustituyendo a la anterior, generando un bucle constante que impide que cree nuevo hielo.

Esta es la razón por la que se generan esas 'polinias' que, con el paso de los años, se consiguen ir cerrando de nuevo. Ahora, la siguiente investigación irá enfocada a si tienen impacto en el cambio climático: es necesario tener en cuenta que, en el fondo marino, es donde se encuentran los restos de criaturas marinas que pierden la vida, que liberan carbono cuando mueren. Por tanto, ¿podrían arrastras las aguas más profundas ese carbono? Los próximos estudios determinarán si es así.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios