EL DESHIELO TOTAL SERÍA CATASTRÓFICO

Científicos descubren un "dramático adelgazamiento" del hielo en la Antártida

Las mediciones tomadas por satélites desde 800 metros de altura han permitido demostrar que el ritmo al que los glaciares pierden hielo se ha multiplicado por cinco

Foto: Una de las consecuencias del deshielo glaciar es que desaliniza mares de la Antártida
Una de las consecuencias del deshielo glaciar es que desaliniza mares de la Antártida

Una investigación publicada en la revista Geophysical Research Letters ha revelado que la Antártida está perdiendo una enorme cantidad de hielo y que el proceso se ha acelerado en los últimos años, sobre todo hacia el interior.

El estudio comparó diversas mediciones tomadas por satélites desde 800 metros de altura, tomando datos de la capa de hielo desde 1992 hasta 2017 y comparándolos con información meteorológica. De esta manera se pueden distinguir los cambios provocados por nevadas puntuales de las variaciones a largo plazo que tienen que ver con el cambio climático.

Así se pudo comprobar que se está perdiendo hielo a una velocidad cinco veces superior a la de los años 90. Entonces, la capa de hielo de la Antártida Occidental se mantuvo estable, pero ahora se han perdido hasta 100 metros de espesor de hielo en los lugares más afectados, por lo que se está reduciendo un cuarto de su extensión.

Consecuencias fatales

Los científicos han alertado una y otra vez de las consecuencias catastróficas que tendría el deshielo total. Si la capa de hielo de la Antártida desapareciera los niveles del mar subirían cinco metros, arrasando las ciudades costeras de todo el mundo. Y la Tierra lleva ese camino ya que los investigadores avisan de que la pérdida de hielo se multiplica en cada década.

El deshielo también provoca el movimiento de los glaciares (Reuters/Greg Locke)
El deshielo también provoca el movimiento de los glaciares (Reuters/Greg Locke)

El profesor Andy Shepherd, director del estudio, explica a The Guardian que “desde su inicio en los 90, el adelgazamiento del hielo se ha extendido hacia el interior de manera progresiva en los últimos 25 años, lo que es rápido en términos glaciológicos. La velocidad de perder hielo solía hablarse en escalas de tiempo geológicas, pero ahora ha sido reemplazada por los humanos”.

Ya se sabía que se estaba perdiendo hielo en la Antártida, pero ahora se sabe dónde y con qué rapidez, lo que va a permitir proyectar de manera más precisa el aumento del nivel del mar en el futuro. Shepherd también explicó que “más del 50% de las cuencas de los glaciares de las islas Pine y Thwaites se han visto afectadas por el adelgazamiento en los últimos 25 años. Estamos a mitad de camino y eso es una preocupación".

Existe un tramo enorme de 3.000 kilómetros en los que el agua que hay frente a los glaciares “es demasiado caliente" y derrite su parte inferior

El doctor Shepherd asegura que hay un tramo enorme de 3.000 kilómetros en los que el agua que hay frente a los glaciares “es demasiado caliente", por lo que su parte inferior se derrite. Eso provoca que golpee contra el fondo marino y produzca una fricción con el glaciar que hace que estos se deslicen más rápido y, al mismo tiempo, siga adelgazando, es decir, perdiendo hielo.

El director avisa de lo que va a suceder si no se acaba con las emisiones de CO2 a la atmósfera: "Antes de que tuviéramos mediciones de satélite útiles desde el espacio, la mayoría de los glaciólogos pensaban que las capas de hielo polar estaban bastante aisladas del cambio climático y no cambiaban. Ahora sabemos que eso no es cierto".

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios