Nuestros antepasados ya cocinaban plantas hace 170.000 años
  1. Tecnología
  2. Ciencia
MUCHO ANTES DE LO QUE PENSÁBAMOS

Nuestros antepasados ya cocinaban plantas hace 170.000 años

El hallazgo ha servido también para demostrar el uso de palos para extraer las plantas y que la comida era compartida entre la tribu

Foto: Cueva donde se han encontrado los restos de plantas. Foto: Universidad de Witwatersrand
Cueva donde se han encontrado los restos de plantas. Foto: Universidad de Witwatersrand

Los habitantes de una cueva en las montañas de Lebombo, en Sudáfrica, ya cocinaban plantas con almidón hace 170.000 años, según ha revelado un grupo de investigadores de la Universidad de Witwatersrand, del mismo país africano.

Este descubrimiento revela que estas prácticas eran mucho más anteriores de lo que sugerían investigaciones previas y proporciona una visión fascinante de las prácticas conductuales de los primeros humanos modernos en el sur de Africa.

Foto: Una niña posa junto a una reproducción de un hombre neandertal. (EFE)

Según el profesor Lyn Wadley, científico del Instituto de Estudios Evolutivos de la Universidad de Witwatersrand, este descubrimiento "también implica que compartían alimentos y utilizaban palos de madera para extraer plantas del suelo".

Rizomas demasiado duros

El hallazgo se ha producido gracias a unos restos de plantas descubiertos en la Cueva Fronteriza, en las montañas de Lebombo, donde un equipo de investigadores ha estado cavando desde 2015. "Es extraordinario que estos restos vegetales hayan sobrevivido durante tanto tiempo", señala a Science Daily la doctora Christine Sievers, científica de la misma universidad sudafricana.

"Es extraordinario que estos restos vegetales hayan sobrevivido durante tanto tiempo"

Wadley y Sievers reconocieron como rizomas, tallos subterráneos con varias yemas, una serie de pequeños cilindros carbonizados. Todos parecen pertenecer a antepasados de la especie Hypoxis, comúnmente conocida como la flor de la Estrella Amarilla. "Tiene pequeños rizomas con carne blanca que es más apetecible que la carne amarga y anaranjada de los rizomas de otras especies", aclara Sievers.

La identificación de la planta se hizo a través de los rizomas y mediante el examen de un microscopio electrónico de barrido, capaz de producir imágenes de alta resolución de la superficie de una muestra utilizando un haz de electrones en lugar de un haz de luz.

placeholder Exterior de la cueva. Foto: Universidad de Witwatersrand
Exterior de la cueva. Foto: Universidad de Witwatersrand

Estos rizomas prehistóricos y sus homólogos modernos tienen estructuras celulares similares y las mismas inclusiones de paquetes de cristales microscópicos, llamados rafidios. Las características son todavía reconocibles incluso en especímenes carbonizados.

Los rizomas de hypoxis eran nutritivos y ricos en carbohidratos con un valor energético de aproximadamente 500 Kilojulios (120 calorías) por cada 100 gramos. Aunque eran comestibles, eran muy fibrosos y duros, por lo que era necesaria su cocción. "Cocinar los rizomas los habría hecho más fáciles de pelar y consumir, logrando un mayor beneficio nutricional", añade Wadley.

Cocinados en la base

Al mismo tiempo, el descubrimiento ha demostrado que nuestros antepasados usaban palos de excavación de madera para extraer los rizomas del suelo y que era una comida que se compartía, pues no eran cocinados en el lugar de la extracción, sino en la base del poblado.

Flores y ramos Alimentos
El redactor recomienda