Símbolo de los efectos del cambio climático

La impactante foto de una osa polar: busca comida en Siberia a 1.500 km de su hábitat

Después de la chocante fotografía de un trineo sobre hielo derretido en Groenlandia, una nueva imagen vuelve a remover conciencias sobre la huella del calentamiento global

Foto: Una osa polar se desplaza cientos de kilómetros desde su hábitat natural hasta la ciudad industrial de Norilsk, en Rusia, en busca de alimento. (Reuters)
Una osa polar se desplaza cientos de kilómetros desde su hábitat natural hasta la ciudad industrial de Norilsk, en Rusia, en busca de alimento. (Reuters)

Cada vez es más evidente la huella del calentamiento global, y sus consecuencias son inminentes. La subida de la temperatura del agua de hasta seis grados en Groenlandia, que provocó el consiguiente deshielo, reflejado en una chocante fotografía de un trineo tirado por perros sobre hielo derretido, solo es una muestra de una alerta que se lleva anunciando desde hace años.

Ahora, ha sido Rusia la que ha recibido este toque de atención sobre el cambio climático. Los habitantes de la ciudad de Norilsk, al norte de Siberia, se han topado en sus calles con un vecino nada común. Una osa polar ha recorrido la zona industrial de Talnaj dejando perplejos a cuantos se han cruzado con ella.

Se trata, según adelanta 'The Guardian', del primero de estos animales que se pasea por la ciudad en más de 40 años. Aunque se desconocen los motivos que han podido llevar al ejemplar a recorrer cientos de kilómetros hasta allí, algunos consideran que simplemente ha perdido el rumbo.

Una osa polar recorre cientos de kilómetros hasta la ciudad industrial de Norilsk. (Reuters)
Una osa polar recorre cientos de kilómetros hasta la ciudad industrial de Norilsk. (Reuters)

Pero lo cierto es que el animal presentaba un aspecto débil, hambriento y sus ojos parecían borrosos. Algunos ciudadanos aseguran a medios locales que la osa apenas podía moverse.

Tras el hallazgo, el jefe del departamento de control de caza del estado de Taymyr, Anatoly Nikolaychyuk, sopesa dos posibles opciones, "reubicarla en la costa" o dejarla en manos de un zoo, según ha declarado a 'The Siberian Times'. Por su parte, las autoridades rusas esperan recibir órdenes del Gobierno de Moscú sobre cómo actuar, ya que está prohibido dañar a una especie protegida.

La impactante foto de una osa polar: busca comida en Siberia a 1.500 km de su hábitat

La última vez que una osa polar recorrió Norilsk (en 1977), revela Nikolaychyuk, tuvo que ser abatida de un disparo porque suponía "un riesgo para los residentes" al presentar una actitud "agresiva".

La crisis climática obliga a estos animales a alejarse de su hábitat natural para buscar comida en las zonas habitadas por los seres humanos. Los efectos y alteraciones derivados del calentamiento global en el hielo marino también provocaron que en la región de Belushya Guba se declarara el estado de emergencia tras la aparición de cerca de medio centenar de osos polares que vagaron por la localidad.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios