LA TIERRA Y VENÚS PUEDEN SER SUS OTROS DOS DESTINOS

Cuidado con el Tesla de Elon Musk: sus bacterias pueden colonizar Marte

El vehículo que el dueño de Space X mandara al espacio hace un mes se encuentra, ahora, bajo sospecha tras los últimos estudios científicos llevados a cabo por varias universidades

Foto: El Tesla de Elon Musk, surcando el espacio exterior. (EFE)
El Tesla de Elon Musk, surcando el espacio exterior. (EFE)

El pasado 6 de febrero, Elon Musk decidía lanzar al espacio su propio coche, un Tesla Roadster ​descapotable rojo de color, a bordo del Falcon Heavy, el cohete más potente de Space X, compañía que también pertenece al multimillonario sudafricano. Se trataba de un guiñó de Musk para demostrar su poder a la hora de tratar de conquistar el universo más allá de nuestro planeta. Pero lo que seguro que no esperaba era que su idea pudiera "contaminar un planeta".

Nada más ponerse en órbita el vehículo, varios científicos decidieron poner en marcha un proyecto para tratar de predecir dónde podría acabar el Tesla. Así, según las predicciones realizadas por los expertos de la Universidad de Toronto (Canadá), el coche lanzado al espacio por Musk tiene tres posibilidades claras: Venús, Marte o volver a la Tierra son las opciones viables, además de seguir vagando por el espacio antes de desintegrarse, tal y como confirman las simulaciones de los científicos.

Pero, ¿qué consecuencias puede tener un hipotético choque contra otro planeta? Lo cierto, es que muchas más de las que podría parecer a priori, teniendo en cuenta que el impacto sería el menor de los problemas. Así lo ha confirmado un nuevo estudio de la Universidad de Purdue (Indiana, EEUU) que confirma cuál es el verdadero problema: el coche de Elon Musk fue lanzado al espacio sin esterilizar, lo que podría provocar una 'guerra' de bacterias interplanetarias.

"Si Marte tiene una biota autóctona -conjunto de fauna y flora de la región- corre un serio riesgo de ser contaminada por la terrestre", confirma Jay Melosh, uno de los científicos que ha llevado a cabo el estudio. O, lo que es lo mismo, se teme que las bacterias que habitan en la Tierra puedan ser más poderosas que la de aquel planeta en la que pueda estrellarse el Tesla, con el consecuente problema de una colonización y eliminación -o, por lo menos, contaminación- de las bacterias autóctonas.

Según protocolo, la Oficina de Protección Planetaria de la NASA se encarga de que cualquier nave que va a viajar a otro planeta sea completamente estéril, pero dado que el Tesla de Musk no tenía intención de tomar tierra, nunca pasó por ese proceso. "Incluso si se hubiera irradiado el exterior, el motor estaría sucio. Los coches no se pueden limpiar cuando ya están ensamblados", confirma el mismo Melosh. Es decir, ahora mismo las bacterias terrestres del Tesla están viajando por el espacio.

La Tierra, vista desde el Tesla Roadster. (EFE)
La Tierra, vista desde el Tesla Roadster. (EFE)

¿Un riesgo biológico?

"Las temperaturas extremas, la presión baja y la radiación cósmica no filtrada hacen del espacio un ambiente inhóspito para los organismos vivos. Sin embargo, no siempre los mata: algunas bacterias se vuelven latentes en el vacío del espacio y se despiertan nuevamente cuando las condiciones son las adecuadas", confirma Melosh, convencido de que estas bacterias podrían llegar a otro planeta y acabar con el ecosistema propio del lugar en el que impacte.

Además, tengamos en cuenta que la radiación no siempre acaba con las bacterias, y que incluso existen algunas de ellas capaces de alimentarse de esta fuente energética. Los estudios calculan que el vehículo 'solo' podría vivir "varias decenas de millones de años", pero lo suficiente como para acabar estrellándose contra un planeta: eso sí, Marte sería el gran perjudicado, pues sería el único planeta en el las bacterias de la Tierra podrían llevar a cabo su particular colonización.

Los científicos creen que si el Tesla regresara a la Tierra -no sería antes de dentro de un millón de años-, la atmósfera desintegraría el vehículo por completo, mientras que en Venus las bacterias no sobrevivirían por su temperatura de 482º C. Marte, por sus condiciones y su climatología, podría ser el único lugar en el que podría acabar el Tesla de Musk. Y los científicos avisan: "La carga de bacterias del Tesla podría ser un riesgo biológico. Es una copia de seguridad de la vida en la Tierra", concluye.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios