Es noticia
Menú
Así son los nuevos Pixel 7: Google tiene un carro de motivos para que les des una oportunidad
  1. Tecnología
SI ESTÁS HARTO DE LOS AUDIOS DE WHATSAPP...

Así son los nuevos Pixel 7: Google tiene un carro de motivos para que les des una oportunidad

Se dejaron ver en mayo y por fin se revelan en todo su esplendor. La compañía vuelve a apostar por la fotografía y el 'software' como gran reclamo. Y, lo más sorprendente, mantiene precios

Foto: Foto: Google.
Foto: Google.

Los nuevos Pixel 7 y los Pixel 7 Pro han sido enseñados hasta la saciedad. La propia Google decidió, en un extraño ejercicio de comunicación, enseñar el diseño allá por mayo, cuando lo que tocaba presentar era el Pixel 6a, su modelo más asequible y uno de los mejores teléfonos Android que se puede comprar por poco más de 400 euros. Pero no ha sido hasta hoy, cuatro meses y pico después, hasta que han visto la luz oficialmente. Los dos nuevos teléfonos del buscador han sido los platos fuertes del evento de hardware que la compañía suele celebrar en otoño y también ha tenido hueco para el primer reloj de la compañía y otros aparatos, como el Nest Wifi Pro, que ya adelantaron hace unos días.

Foto: Foto: Google.

El Pixel 7 y el Pixel 7 Pro no suponen ninguna sorpresa a simple vista por esa exhibición constante que ha hecho la compañía. Mantienen la línea de diseño que se abrió con la anterior generación, pero ahora ha sido bastante refinada. El marco de aluminio que envuelve los laterales y se extiende por el módulo de la cámara el parte trasera se siente mucho mejor integrado. En el caso del modelo superior, esta estructura viene con acabado pulido, mientras que la versión más modesta apuesta por un acabado mate. El resto del teléfono está hecho con cristal templado de última generación (Gorila Glass Victus) con resistencia IP 68 al agua y al polvo. Los Pixel vuelven a apostar, un año más, a eso de salirse del carril con los colores.

Ambos vendrán en negro y en blanco, pero cada uno tendrá una versión particular. El modelo más mundano un verde lima, mientras que la versión Pro apuesta por un gris verdoso bastante peculiar. Más allá de eso, no hay muchos más misterios en el diseño. Seguimos con una pantalla curva en la versión superior y plana en el modelo normal y agujereada en ambos casos en la parte superior para albergar la cámara 'selfie'. Altavoces en la parte inferior, botón de desbloqueo, de volumen y puerto USB tipo C completan la composición. Nada de recuperar el conector jack para auriculares, como algunas filtraciones poco creíbles habían insinuado en los últimos días.

placeholder Foto: Google.
Foto: Google.

El Pixel 7 Pro vuelve a apostar por un panel de 6,7 pulgadas con resolución QuadHD+, mientras que su hermano pequeño se queda anclado en los 6,3 pulgadas y la resolución Full HD+. Lo bueno, en este último caso, es que los marcos han sido reducidos frente a su anterior versión. En lo que respecta a la tasa de refresco de la pantalla, el primer modelo tiene una frecuencia adaptativa que va desde 10Hz y los 120Hz y el Pixel 7 a secas se queda en 90Hz. Mismas diferencias entre un modelo y otro. En esta ocasión, la biometría no solo dependerá de un sensor de huellas que el año pasado fue el gran dolor de cabeza de la compañía, generando múltiples quejas entre gran grupos de usuarios, por su lentitud y tasa de fallos. Ahora han prometido mejorarlo y además ahora lo complementan con reconocimiento facial.

Tensor G2, el corazón de Google

En el corazón del terminal tenemos la segunda entrega del Tensor, el procesador diseñado por Google y fabricados por Samsung. El motivo de renunciar a los chips de Qualcomm y tomar el mismo camino que en su momento tomó Apple tiene una razón muy sencilla: la necesidad de personalizar el chip para soportar y poder añadir nuevas funciones basadas en sistemas de inteligencia artificial. El Tensor G2 vendrá acompañado de un nuevo chip de seguridad, el Titán M2. Aunque las actualizaciones de Android aseguradas se quedan en tres años, el soporte de seguridad de estos terminales se alargará durante 5 años. Además, a finales de este año, los usuarios de estos terminales disfrutarán de una VPN de Google One gratuíta. A pesar de estas promesas, es bastante sorprendente que, a día de hoy, el fabricante que más actualizaciones de sistema operativo en Android no sea Google, sino Samsung, que promete hacerlo durante 4 años.

El Tensor G2 vendrá escoltado por una RAM de 12GB en el modelo superior y de 8GB en la versión básica. En ambos casos, la versión mínima ofrecerá 128GB de almacenamiento. En lo que se refiere a la conectividad, habrá Wifi 6, BT 5.2 o NFC, entre otras cosas. No han revelado todavía la capacidad exacta de la batería, pero aseguran que en un escenario de uso normal puede durar más de 24 horas y con el nuevo modo ultra ahorro de energía se puede llegar a vivir 72 horas alejado del enchufe, aunque eso supone renunciar a multitud de funcionalidades.

La fotografía: su gran as

La gran apuesta de Google es la fotografía. Y la batalla parece más apasionante que nunca después de las buenas críticas que ha cosechado Apple y el sensor de 48 megapíxeles y el formato RAW del iPhone 14 Pro. El modelo superior vuelve a apostar por una configuración de tres cámaras, con un sensor principal de 50 megapíxeles, un ultra gran angular y un telefoto que es el que más mejoras recibe. No en vano ahora se pasa de un zoom óptico de 4 aumentos a uno de 5. Gracias a esta lente se podrá hacer zoom digital de hasta 30 aumentos. En el caso del Pixel 7, la cámara será una cámara doble, teniendo únicamente el sensor principal y el ultra gran angular. A pesar de no tener telefoto, el teléfono está preparado para hacer hasta 8 aumentos de forma digital.

Si hay algo que a esta compañía se le da bien es que el resultado de sus fotografías no dependa únicamente del hardware. Es lo que se llama fotografía computacional. Ahora han mejorado el modo nocturno, consiguiendo que sea dos veces más rápido. El procesamiento de imagen ahora también podrá hacer que las imágenes algo borrosas ganen nitidez y el ultra gran angular, que ahora también cuenta con autoenfoque facial, podrá hacer las veces de lente macro, como ya hemos visto en otros terminales. El video, que sigue teniendo una calidad máxima de 4K a 60 fps, ahora permite capturar contenido HDR en 10 bits, mejorando los archivos en términos de brillo y contraste.

placeholder El Pixel 7 y el Pixel 7 Pro. Foto: Google.
El Pixel 7 y el Pixel 7 Pro. Foto: Google.

La grabación de video trae alguna sorpresa más. Una de ellas la de la mejora del habla, una herramienta que reduce el sonido ambiente y amplifica el discurso del sujeto principal del clip. También han incluido un modo cinematográfico, similar al que Apple desveló en el iPhone 13 Pro y que ha mejorado este año notablemente.

Estas funciones de software no se limitan únicamente al apartado de la cámara. En anteriores ediciones ya vimos el identificador de la canción que sonaba a tu alrededor o la transcripción de texto en tiempo real en la aplicación de la grabadora. Ahora estos Pixel 7 tendrán dos interesantes novedades. Una de ellas es que podrás describir el emoji que buscas a Assistant si no recuerdas exactamente cómo es y te mostrará sugerencias. La segunda y aún más interesante es que cuando no quieras escuchar un mensaje de voz podrás pedirle que lo transcriba a la aplicación de mensajes para leerlo y no tener que tragar todo el audio.

Estas son las credenciales de Google, que parece que siguen tomándose muy en serio ganar terreno en el mundo de los móviles. Y una de las mejores bazas que tienen es que no van a subir los precios de sus terminales. El Pixel 7 tendrá un precio de salida de 649 euros, mientras que el Pixel 7 Pro tendrá un coste de 899 euros. Algo que les deja en un lugar bastante competitivo para los que quieren un móvil premium, sin dejarse un pastizal. Estarán a la venta a partir del próximo 14 de octubre, tanto en Amazon como en la Google Store y vendrán con tres meses de regalo para YouTube Premium y Google One.

El Pixel Watch tardará más en llegar a España. Probablemente acabe ocurriendo como pasó con el Pixel 6, cuando el mercado patrio tuvo que esperar más de tres meses para el lanzamiento del teléfono. El reloj, que ha llamado poderosamente la atención por su diseño, cuenta con una pantalla OLED de 1,4 pulgadas, un procesador Exynos así como 1,4 gigas de RAM y 32 de almacenamiento interno. Es el primer producto que dejará sentir la compra de Fitbit por parte de Google ya que incluye todo el sistema de seguimiento deportivo del fabricante de wearables. En lo que se refiere a la salud, contará con sensor de pulso cardiaco, electrocardiograma y medidor de oxígeno en sangre. La batería tendrá una capacidad de 294 mAh y se podrá cargar inalámbricamente. El precio en Europa será de 379 euros.

Los nuevos Pixel 7 y los Pixel 7 Pro han sido enseñados hasta la saciedad. La propia Google decidió, en un extraño ejercicio de comunicación, enseñar el diseño allá por mayo, cuando lo que tocaba presentar era el Pixel 6a, su modelo más asequible y uno de los mejores teléfonos Android que se puede comprar por poco más de 400 euros. Pero no ha sido hasta hoy, cuatro meses y pico después, hasta que han visto la luz oficialmente. Los dos nuevos teléfonos del buscador han sido los platos fuertes del evento de hardware que la compañía suele celebrar en otoño y también ha tenido hueco para el primer reloj de la compañía y otros aparatos, como el Nest Wifi Pro, que ya adelantaron hace unos días.

Móviles