Es noticia
Menú
Estamos quemados en el trabajo y este español tiene una idea (y 8 M) para solucionarlo
  1. Tecnología
Terapeutas 'online' en el trabajo

Estamos quemados en el trabajo y este español tiene una idea (y 8 M) para solucionarlo

El fundador de Travelperk, uno de los escasos 'unicornios' españoles, ha creado una 'startup' para ayudar a empleados con problemas de salud mental. Algunos psicólogos avisan de los riesgos de estas propuestas

Foto: Javier Suárez, cofundador del 'unicornio' español Travelperk y ahora de la 'startup' Oliva Health. (Cedida)
Javier Suárez, cofundador del 'unicornio' español Travelperk y ahora de la 'startup' Oliva Health. (Cedida)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"¿Que si estaba quemado? No hasta el punto de tener que dejar de trabajar, pero sí, la respuesta es sí". A Javier Suárez, 38 años, le cuesta unos segundos reconocerlo, toma aire, pero al final lo suelta. Tuvo serios problemas de salud mental y tuvo que buscar ayuda. El motivo era el insoportable estrés en el trabajo y la presión diaria para obtener resultados. Suárez lo sufrió de forma intensa. En 2015 cofundó la 'startup' Travelperk, un servicio 'online' para gestionar viajes corporativos, y siete años después la convirtió en uno de los escasos 'unicornios' españoles, esas compañías con una valoración superior a los 1.000 millones. Por el camino se dejó la salud en conseguirlo.

"Me olvidé de lo básico, de comer bien, de dormir suficiente, de hacer deporte... Centré el 100% de mi vida en la empresa y rompí", explica en conversación con este diario. Comenzó entonces un periplo en busca de ayuda, de un terapeuta que le sacara del pozo. "Me di cuenta de lo complejo que es, tienes que dedicar una cantidad enorme de tiempo y dinero en dar con un psicólogo bueno. Como es un tema tabú, del que casi nadie quiere hablar, tampoco quieres andar preguntando contactos. Al final buceas en Google y pruebas suerte. Pasé por cinco terapeutas antes de encontrar el que de verdad me ayudó. Y pensaba, ¿cómo es posible que sea tan difícil encontrar información fiable en la red sobre salud mental?".

Foto: Salvador Casquero, fundador y presidente del bróker 2gether.

Suárez superó sus problemas y decidió dar un giro: dejó Travelperk, se fue a UK y montó otra empresa, Oliva Health, pensada precisamente para ayudar a personas con problemas de salud mental en el trabajo. Eso fue solo un par de meses antes de explotar la pandemia. El covid, el teletrabajo y los aislamientos destaparon más y más casos de gente en busca de ayuda psicológica y la idea de Suárez, de repente, se volvió más solicitada que nunca. Tanto, que una de las firmas de capital riesgo más potentes de Reino Unido, Stride VC, ha puesto seis millones de dólares sobre la mesa (ha conseguido ocho millones en total) para llevar la 'startup' al siguiente nivel.

placeholder Sançar Şahin (izquierda), cofundador de Oliva Health y CMO, Sarah Bateup (centro), 'chief clinical officer', y Javier Suárez, cofundador y CEO. (Cedida)
Sançar Şahin (izquierda), cofundador de Oliva Health y CMO, Sarah Bateup (centro), 'chief clinical officer', y Javier Suárez, cofundador y CEO. (Cedida)

Su propuesta es sencilla, una web 100% privada en la que encontrar terapeutas cualificados para consultarles nuestros problemas de salud mental asociados al trabajo. Suárez ofrece el servicio a grandes y medianas empresas, por el que cobra entre 10 y 35 euros al mes por empleado, y estas lo ponen a disposición de sus plantillas como un beneficio no salarial más. La 'startup' asegura que su metodología se basa en toda la evidencia científica disponible sobre cómo abordar estos problemas. Una de sus principales directivas es la terapeuta Sarah Bateup, quien ha fichado a cuatro psicólogos en plantilla y a una red de 60 terapeutas colaboradores (en ocho idiomas). Cuentan ya con 40 empresas clientes en toda Europa que han puesto esta idea a disposición de sus más de 4.000 empleados.

¿Escurrir el bulto?

Si en su empresa no le han ofrecido aún algún servicio como este, es posible que no tarden. El plan de acción sobre salud mental anunciado por el Gobierno el pasado octubre, con una dotación de 100 millones de euros, ha puesto este asunto en primera línea y cada vez más compañías estudian ofrecer a sus plantillas propuestas como las de Suárez y Oliva Health. Edgar Cabanas, doctor en psicología por la Universidad Autónoma de Madrid y autor del libro ' Happycracia', en el que analiza, entre otros, los problemas de salud mental asociados al empleo, no tiene tan claro que sea el camino idóneo a seguir.

"Soy cauto con este tipo de soluciones, las compañías las suelen utilizar como una forma de externalizar y escurrir el bulto sobre lo que les ocurre a sus empleados. Muchos de los problemas de salud en el trabajo están relacionados con la precariedad, la inseguridad, la competitividad tóxica, el clima laboral... Lo primero es atajar estos problemas, no tratar sus síntomas. Hacerlo al revés es mandar un mensaje erróneo, estás culpando a tus empleados de sus problemas de salud mental en lugar de culpar a la empresa", explica Cabanas.

placeholder Una empleada, en una 'startup' de San Francisco. (Getty Images)
Una empleada, en una 'startup' de San Francisco. (Getty Images)

Especialistas como Cabanas señalan que sistemas 'online' de atención psicológica como el de Oliva Health son un buen complemento, pero la clave es identificar primero por qué se resiente la salud mental y tomar medidas. Esto último es lo difícil de verdad. "Atajar eso supone hacer cambios drásticos en la cultura de trabajo, y también tiene un coste económico enorme. Cuando hablo con directores generales o directores de Recursos Humanos, muchas veces son conscientes de lo que ocurre, pero no es sencillo cambiarlo, así que optan por maquillar la situación contratando servicios a terceros para quedar bien y vender que se preocupan por sus trabajadores, cuando no es así".

Javier Suárez reconoce que su idea es solo una herramienta más, un complemento a otras medidas que deben poner en marcha las empresas, pero señala que, especialmente en España, es muy difícil convencer a los directivos de la importancia de cuidar la salud mental de sus trabajadores. "En UK o EEUU, ir a un psicólogo es algo que ya está normalizado, es casi como ir al supermercado. En España, todavía hay mucho más estigma. Hablo con directivos y lo ven como un problema privado del empleado, me preguntan '¿de verdad tenemos que pagar nosotros por esto?'. Nuestra idea es ayudar a eliminar ese estigma, que se hable de salud mental sin tapujos".

"Las empresas llevan años intentando establecer un clima de felicidad artificial"

Eliminar este estigma tampoco es tarea sencilla, entre otras cosas porque a las propias empresas les interesa. Investigadores como Cabanas han documentado cómo la cultura laboral ha evolucionado para hacer responsables a los trabajadores de todo lo que ocurre en el día a día de su jornada. "La gestión actual va encaminada a hacer ver a los empleados que son ellos los que tienen que gestionar bien su tiempo, sus emociones, sus actitudes, su motivación. Se les dice que los resultados que obtengan dependen solo de ellos. Se vende como algo positivo, con la idea de darles autonomía, pero también es una táctica para desactivar cualquier queja", explica Cabanas.

La cultura empresarial ha girado para plantear todo de forma positiva, para evitar el conflicto. Que los empleados hablen de sus problemas de salud mental es un misil en la línea de flotación de esa "cultura 'happy", como lo llama Cabanas. "Ahora se insiste mucho en que los empleados deben hablar de sus problemas, sincerarse con sus jefes y todo esto. Pero las empresas llevan años intentando todo lo contrario, establecer un clima de felicidad artificial, de familia unida, así que hablar de que tienes ansiedad o depresión sigue sin estar bien visto, emponzoña el ambiente". Desgraciadamente, queda estigma para rato.

"¿Que si estaba quemado? No hasta el punto de tener que dejar de trabajar, pero sí, la respuesta es sí". A Javier Suárez, 38 años, le cuesta unos segundos reconocerlo, toma aire, pero al final lo suelta. Tuvo serios problemas de salud mental y tuvo que buscar ayuda. El motivo era el insoportable estrés en el trabajo y la presión diaria para obtener resultados. Suárez lo sufrió de forma intensa. En 2015 cofundó la 'startup' Travelperk, un servicio 'online' para gestionar viajes corporativos, y siete años después la convirtió en uno de los escasos 'unicornios' españoles, esas compañías con una valoración superior a los 1.000 millones. Por el camino se dejó la salud en conseguirlo.

El redactor recomienda