Es noticia
Menú
Uber calienta el 'delivery': amenaza a Yolanda Díaz con 'hacerse un Glovo' y saltarse la ley
  1. Tecnología
Una carta con 'pregunta-trampa'

Uber calienta el 'delivery': amenaza a Yolanda Díaz con 'hacerse un Glovo' y saltarse la ley

La jefa de Uber Eats en España ha remitido una carta a la ministra de trabajo, Yolanda Díaz, quejándose del continuo incumplimiento de Glovo de la 'ley rider'. Lo paradójico es que todos desean ser Glovo

Foto: La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Chema Moya)
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. (EFE/Chema Moya)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"¿Debemos seguir el ejemplo de Glovo y trabajar con autónomos para poder competir en igualdad de condiciones?". Es la 'pregunta-trampa' que la jefa de Uber Eats en España, Courtney Tims, le ha lanzado por carta a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Siete meses después de la entrada en vigor de la 'ley rider' impulsada por Díaz, Glovo sigue siendo la única empresa en saltarse la normativa al usar más de 8.000 autónomos en sus operaciones diarias. Uber Eats, Just Eat o Stuart llevan tiempo quejándose y pidiendo la intervención de Inspección de Trabajo, pero sin éxito. Ahora, Uber ha ido un paso más allá: amenaza entre líneas a Trabajo con copiar a Glovo y saltarse también la ley.

La carta, remitida ayer lunes por la tarde a Yolanda Díaz y a la que ha tenido acceso este diario (la puedes leer aquí íntegramente), explica cómo desde el pasado 12 de agosto Uber Eats y otras plataformas contratan a todos sus repartidores, bien a través de terceras compañías de flotas, bien directamente, como hace en parte Just Eat. "En los últimos meses, las flotas que colaboran con nosotros se han encontrado con un problema. Cada día les cuesta más encontrar repartidores para atender la creciente demanda de comida a domicilio. Un problema que sufren clientes y restaurantes por igual. Unos ven cómo su pedido tarda mucho más en llegar, y los otros acumulan pedidos que nadie recoge", argumenta el documento enviado a Trabajo.

Foto: Ramón Freixa (d) y Paco Roncero (i), en una imagen promocional de Uber Eats.

El problema es real. Tal y como revelamos hace unas semanas, los clientes de las 'apps' de entrega de comida a domicilio se encuentran desde hace un tiempo con que sus pedidos son cada vez más caros, tardan cada vez más en llegar y pueden escoger entre cada vez menos restaurantes. La situación afecta sobre todo a Uber Eats, pero también a Just Eat o Stuart. La pregunta fundamental es, ¿por qué ocurre esto? La respuesta es distinta según a quién se le pregunte.

En su carta, Uber argumenta que les cuesta encontrar repartidores porque todos quieren ser autónomos. Glovo los acapara, señala. "No encontramos repartidores porque estos prefieren ser autónomos, de manera que trabajan con Glovo, la única empresa que se lo permite, el mayor unicornio español, en contra de la 'ley rider".

Foto: Oscar Pierre, cofundador de Glovo. (EFE/Enric Fontcuberta)

La realidad es bien diferente. Algunos 'riders' desean ser autónomos y otros no, no hay unanimidad, tal y como los propios repartidores han explicado en múltiples ocasiones. La situación límite que vive el sector demuestra que estamos ante una pura cuestión de costes: Uber Eats, Glovo y cualquier 'app' pueden tener el número de 'riders' que quieran para satisfacer la demanda, solo necesitan una cosa: contratarlos. Si algo ha demostrado la 'ley rider' era lo que se esperaba, que el modelo de negocio de la entrega de comida a domicilio, tal y como se ha planteado y dada la normativa actual, no es viable financieramente. Ni es modelo ni es negocio.

placeholder Imgen de archivo de un 'rider'. (EFE)
Imgen de archivo de un 'rider'. (EFE)

"Si tienes más restricciones, tus costes se disparan. La única forma de capear la situación es subir precios, que es justo lo que está ocurriendo. Hay una empresa, Glovo, que sigue ofreciendo la misma calidad de servicio de antes porque sigue tirando de autónomos. Disfrutan de una ventaja competitiva clara gracias a estar incumpliendo la ley", explicaba recientemente una exdirectiva de una de las grandes 'apps'.

Así las cosas, Uber ha tenido que recurrir a un arriesgado ejercicio de funambulismo en su carta, criticar a Glovo por hacer lo que a ellos les gustaría seguir haciendo: tirar de autónomos. "Todas las empresas teníamos que adaptarnos a la nueva ley. ¿Todas? No, todas no. Glovo, la mayor empresa, líder del 'delivery' en España, decidió seguir operando con trabajadores autónomos. (...) Mientras, vemos con impotencia cómo el Gobierno no ha conseguido hacer cumplir la 'ley rider'. Y cómo la situación de desventaja de todas las empresas que sí la cumplimos empeora cada día". En el sector de comida a domicilio en España, se vive una esquizofrénica situación: todos quieren ser Glovo, salvo ellos mismos, que vendieron el negocio el 31 de diciembre pasado al gigante alemán Delivery Hero. La pelota sigue ahora en el tejado de Trabajo... y de su Inspección.

"¿Debemos seguir el ejemplo de Glovo y trabajar con autónomos para poder competir en igualdad de condiciones?". Es la 'pregunta-trampa' que la jefa de Uber Eats en España, Courtney Tims, le ha lanzado por carta a la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Siete meses después de la entrada en vigor de la 'ley rider' impulsada por Díaz, Glovo sigue siendo la única empresa en saltarse la normativa al usar más de 8.000 autónomos en sus operaciones diarias. Uber Eats, Just Eat o Stuart llevan tiempo quejándose y pidiendo la intervención de Inspección de Trabajo, pero sin éxito. Ahora, Uber ha ido un paso más allá: amenaza entre líneas a Trabajo con copiar a Glovo y saltarse también la ley.

Glovo Yolanda Díaz Leyes
El redactor recomienda