Es noticia
Radar Covid: la gran apuesta del Gobierno que tampoco funciona en la sexta ola
  1. Tecnología
el fracaso de la aplicación móvil

Radar Covid: la gran apuesta del Gobierno que tampoco funciona en la sexta ola

La aplicación destinada a rastrear los casos de coronavirus por zonas fracasó desde el primer momento y a día de hoy sigue sin utilizarse

Foto: Aplicación Radar Covid. (EFE/Carlos Barba)
Aplicación Radar Covid. (EFE/Carlos Barba)

Desde el primer momento de la pandemia, el rastreo de los casos covid se convirtió en una prioridad. Para el seguimiento de contagios, el Gobierno invirtió más de tres millones de euros en la creación y promoción de Radar Covid, la aplicación que buscaba mitigar los efectos del virus y alertar al usuario de cuántas personas infectadas hay en su entorno. Pero el resultado fue que tan solo un 18% de los usuarios la instalaron en sus teléfonos y solo un 1,2% de ellos la utilizó.

Un año y medio después del estallido del coronavirus, solo ha registrado 80.000 códigos de contagio, de los 5,5 millones de casos covid registrados a día de hoy en España, según los datos de la propia aplicación.

En el sitio web oficial informan de que ha habido una tasa de penetración del 18%. Pero un tema es la tasa y otro muy distinto los usuarios que realmente emplean de forma activa y suben sus datos en la 'app', que, según el sistema del desarrollador español, llegan a poco más del 1%.

España no es el único país donde esta aplicación ha fracasado. La participación en todo el mundo ha sido baja. Antes de su implementación, la Universidad de Oxford realizó un estudio que mostraba que, para que Radar Covid fuese realmente efectivo, debía instalarse en al menos el 60% de los dispositivos de la población. Sin embargo, las preocupaciones sobre la posibilidad de interferir con la privacidad de los usuarios o la pereza de los residentes de diferentes países llevaron al fracaso de esta medida.

A pesar de ello, la secretaria de Estado de Digitalización, Carme Artigas, que rindió cuentas en septiembre de los resultados de la aplicación en el Senado, rechazó hablar de fracaso y aseguró que sigue siendo “tremendamente eficiente” para complementar los sistemas de rastreo de las comunidades autónomas. “Se trata de una aplicación de alto nivel tecnológico que funciona desde el 1 de septiembre para todas las comunidades autónomas”, incidiendo en que está disponible “tanto para los territorios más avanzados a nivel tecnológico como para los menos desarrollados”.

Foto: Foto: EFE.

A su juicio, lo que ha fallado “no es la aplicación, sino el proceso para dar códigos cuando hay un caso positivo”. Según ha precisado, “le dimos tres opciones a las comunidades para dar esos códigos”, refiriéndose a “un laboratorio, un médico o un rastreador”, mientras que la mayoría de ellas “optaron por los rastreadores”.

La falta de comunicación entre Sanidad y las CCAA, su equivocada estrategia de promoción y "su complicado manejo" han condenado una herramienta que se creó en la época de Salvador Illa al frente del ministerio.

Pandemia
El redactor recomienda