Robots limpiacristales para hacerte la vida más fácil: tipos y características
  1. Tecnología
evita riesgos innecesarios

Robots limpiacristales para hacerte la vida más fácil: tipos y características

Un robot limpiacristales puede ahorrarnos mucho tiempo y esfuerzo a la hora de limpiar las ventanas por dentro y, sobre todo, por fuera

Foto: Los mejores robots limpiacristales del mercado (iStock)
Los mejores robots limpiacristales del mercado (iStock)

Limpiar las ventanas es una de las tareas domésticas más tediosas y peligrosas. Al fin y al cabo, ya sea para quitar las hojas de vidrio o para retirar la suciedad directamente, nos obliga a asomarnos al vacío. Algo inevitable si residimos en un piso alto pero imposible para quienes tienen vértigo.

¿La solución? Un robot limpiacristales. Se trata de una máquina de limpieza que se encargará de esta tarea de forma rápida y segura. Aquí queremos explicar qué es con exactitud, cómo funciona y en qué situaciones es especialmente útil.

Qué es un robot limpiacristales

Un robot limpiacristales es un dispositivo diseñado para facilitar la limpieza de las ventanas por su cara exterior. De hecho, cuenta con una bomba de succión de gran potencia que le permite adherirse perfectamente al cristal y no caerse.

Foto: Roomba, Xiaomi y Conga, entre los mejores robots aspiradores friegasuelos (Blake Carpenter, para Unsplash)

En la base del aparato hay, además, una serie de rodillos y paños de microfibra. Estos son los elementos responsables de eliminar la suciedad presente en el cristal. En la parte superior hay una serie de controles que permiten elegir entre varios programas de limpieza en función de las características de la ventana.

Cómo limpiar los cristales por fuera

Hasta la llegada de los robots limpiacristales, solo había dos alternativas. La primera de ellas era retirar de los rieles las hojas de las ventanas para limpiarlas en la bañera o en cualquier otra superficie adecuada.

Estos aparatos se ocupan fácilmente de una de las tareas del hogar más engorrosas

Sin embargo, para retirar la suciedad de los cristales fijos, era necesario asomarse al exterior. Algo bastante peligroso y que requería del uso de arneses y otros equipamientos de seguridad profesionales. De hecho, la otra opción era contratar los servicios de una empresa especializada.

Por suerte, los robots limpiacristales pueden encargarse de esta tarea a nivel doméstico sin que sea necesario aplicar cualquiera de las dos soluciones anteriores. Pero, para elegir el adecuado, es necesario saber que existen diferentes tipos:

  • Robots limpiacristales inteligentes. Los más habituales. Reciben este adjetivo ya que pueden conectarse a la red de Internet WiFi del hogar para ser controlados de forma remota a través de una app móvil. Además, ofrecen información detallada acerca de la labor de limpieza realizada.
  • Robots limpiacristales automáticos. Basta con colocarlos sobre el cristal para que empiecen a limpiar la ventana. No se deben usar en hojas sin marcos ya que establecen los límites al 'chocar' con ellos. Son los más económicos.
  • Robots limpiacristales profesionales. Están fabricados en materiales de mayor calidad y cuentan con una mayor variedad de instrumentos de limpieza. Suelen controlarse mediante un mando a distancia.
Foto: Las mejores escobas eléctricas y aspiradoras verticales del mercado (iStock)

En cualquier caso, las características de los robots limpiacristales hacen que ofrezcan una serie de ventajas incuestionables a la hora de limpiar las ventanas por fuera:

  • Establecen rutas de limpieza adecuadas en todo momento.
  • Pueden usarse tanto en vertical como en horizontal.
  • Ahorran tiempo y dinero ya que optimizan el uso de productos de limpieza.
  • Protegen los cristales.
  • No solo sirven para limpiar ventanas, sino también puertas de cristal, mamparas, etc.
  • Cuentan con sistemas muy seguros de succión que hacen imposible que se caigan.
  • Ofrecen bastante autonomía.
  • Disponen de varios modos de funcionamiento, lo que les permite adaptarse a todo tipo de cristales.

Cuáles son los mejores robots limpiacristales

La utilidad de los robots limpiacristales ha hecho que se conviertan en dispositivos muy populares entre el público general. Esto se ha traducido en que, actualmente, el mercado esté repleto de opciones muy interesantes en cuanto a prestaciones y con una relación calidad-precio estupenda.

El mejor ejemplo es el Cecotec Conga WinDroid 970. Cuenta con un sistema de navegación inteligente que le permite detectar los límites de la ventana automáticamente. Además, su diseño cuadrado está pensado para acceder mejor a las esquinas y bordes. Incluye una mopa vibratoria y 5 modos de limpieza diferentes para garantizar unos resultados perfectos. Su sistema de seguridad integral hace imposible que caiga al vacío al trabajar en vertical.

placeholder Cecotec Conga WinDroid 970
Cecotec Conga WinDroid 970

Una buena alternativa es el IKOHS Wipebot. Es capaz de limpiar un metro cuadrado de superficie en solo 4 minutos gracias a sus movimientos en zig-zag. Funciona mediante un cable de 6 metros de largo, pero equipa una batería para que, en caso de corte en el suministro, no pierda adherencia. Otra buena alternativa es el Chovery CL-1, que se pega al vidrio mediante imanes y que puede controlarse de forma remota.

Sistema de control remoto tiene también este AlfaBot X6. Posee tres modos de limpieza automáticos que se activan según el grado de suciedad del cristal e incluye un cable de seguridad de 4 metros de largo que impide que se precipite al vacío. Eso sí, no tiene batería, por lo que debe operar siempre conectado a la red eléctrica. Por su lado, el HUTT DDC55 destaca por su sistema de navegación inteligente y por los recambios de mopa que trae. Además, es válido también para limpiar y dejar relucientes baldosas de cerámica.

placeholder AlfaBot X6
AlfaBot X6

Sin duda, el diseño cuadrado del Mamibot W120-T es también una ventaja a la hora de limpiar azulejos y ventanas ya que le permite llegar mucho mejor a las esquinas. Además, gracias a la app móvil iGlass, resulta muy fácil de usar. Además, se puede comprar en blanco. Mención especial merece el HUTT W66. ¿Los motivos? Incluye un depósito de agua y limpiacristales de 150 ml, 4 mopas de recambio y una funda de transporte y almacenamiento. Hasta puede controlarse por comandos de voz. Su batería de 2600 mAh permite limpiar hasta 80 metros cuadrados de superficie sin necesidad de recarga.

Por su parte, el ECO-DE Absolut Carbon Winclean es un limpiavidrios automático provisto de mando a distancia que se adapta perfectamente a todo tipo de superficies. También permite limpiar tanto en seco como en mojado. Lo mismo sucede con el HOBOT 388. Este dispositivo destaca por el gran tamaño de sus mopas giratorias y por incluir un depósito para el limpiacristales. El producto se vierte poco a poco para conseguir un resultado perfecto.

placeholder HOBOT 388
HOBOT 388

Similares prestaciones ofrece el HOBOT 298. Sin embargo, este modelo se puede controlar desde una sencilla aplicación móvil, la cual indica permanentemente el nivel de carga del depósito limpiacristales y otros muchos datos de interés. Posee una cuerda de seguridad que soporta hasta 150 kg de peso y equipa una tecnología de pulverización ultrasónica para eliminar rápidamente la suciedad más incrustada. Alcanza una velocidad de limpieza de 2,4 m2/min. Sin duda, uno de los modelos más avanzados y sofisticados del mercado.

Una alternativa más económica nos la ofrece Windows Cleaner Prixton. Sus almohadillas de paño microtextil garantizan que el vidrio no sufrirá ningún daño y su batería de 600 mAh garantiza que no habrá ningún percance en caso de corte del suministro eléctrico. Muchas de estas características también las incluye el HOBOT 188. Sin embargo, es un dispositivo más ligero que, además, dispone de un modo específico para limpiar mesas.

placeholder Windows Cleaner Prixton
Windows Cleaner Prixton

En definitiva, un robot limpiacristales puede hacernos la vida mucho más fácil. Con él conseguiremos que nuestras ventanas luzcan relucientes en todo momento sin necesidad de desmontarlas ni de poner en riesgo nuestra seguridad.

Hogares Compras
El redactor recomienda