Es noticia
Menú
Hay una nueva y mejor Nintendo Switch a la venta pero la buena noticia es otra
  1. Tecnología
ESTA PANTALLA LE SIENTA DE LUJO

Hay una nueva y mejor Nintendo Switch a la venta pero la buena noticia es otra

La Switch OLED Edition es una renovación lógica y un tanto corta para estirar el éxito de la consola japonesa. No sustituye a la actual generación y la pregunta es cuál merece la pena comprar

Foto: La nueva Nintendo Switch OLED Edition. Foto: EC
La nueva Nintendo Switch OLED Edition. Foto: EC

Nintendo ha vuelto a caer en eso de 'esto debería'. La Switch tenía que haber sido la Nintendo Wii U, el mayor fracaso de la historia reciente de la japonesa. Y probablemente la Nintendo Switch OLED Edition tendría que haber sido la Switch original. Sea como sea, la fórmula le ha servido a la firma asiática, que vive su momento más dulce en varios cursos. Obviamente el motor de este éxito ha sido la mencionada consola convertible. Una consola que se puede conectar al televisor y jugar como toda la vida, pero recogerla, meterla en la mochila y jugar como en una portátil o utilizarla para partidas múltiples desacoplando los mandos.

La historia es que a partir de este viernes llega a las tiendas una nueva versión de este éxito de ventas. Si en su día recortaron funciones para crear un modelo asequible Lite ahora han hecho lo contrario: engordar su hoja de especificaciones para hacer una versión mejorada de lo presente.

Pero la nueva Nintendo Switch no es ni mucho menos un modelo Pro. Por eso se llama OLED Edition. No es un alarde de originalidad, pero este bautismo no tiene nada de 'clickbait'. La mayor mejora es la pantalla, tanto en el fondo como en la forma. Hay otras mejoras, de menor entidad, pero que han ayudado a redondear un producto que ha funcionado muy bien. Hemos pasado una semana con este aparato entre manos para conocer el alcance de la renovación.

Más allá de la pantalla, que no es una modificación minúscula, no existen grandes cambios en esta nueva versión. Los 'Joy-con' no han cambiado. El tamaño de la consola no ha cambiado. Es más, lo que han ganado en panel lo han hecho comiendo marcos, como llevamos viendo en los móviles de hace tiempo. Obviamente habrá a quien le pueda parecer algo pesada, pero es lo que tiene tener una consola que te valga para jugar en cualquier lugar pero también en la tele. A mi particularmente me ha parecido siempre unas dimensiones bastante equilibradas. Obviamente si quieres una máquina solo para jugar en modo portátil, tu solo y no te importa el tamaño del panel, apuesta por la Lite.

placeholder La nueva Nintendo Switch. Foto: M. Mcloughlin
La nueva Nintendo Switch. Foto: M. Mcloughlin

En el fuselaje hay dos cambios. El primero estético: hay un nuevo color blanco, que complementa al ya icónico rojo y azul. Habrá a quien le guste más y a quien le guste menos. El otro cambio es la pestaña que sirve para apoyarla cuando quieres jugar con los mandos desacoplados en modo portátil. Ahora es una bisagra que ocupa toda la trasera de la máquina, dando mayor estabilidad, que la que ofrecía la patita que uno podía asomar en la actual generación. La verdad que este es un cambio que se agradece aunque el impacto puede ser mínimo. De las tres formas de usarla, esa es la que menos uso y la que menos he visto usar a mi alrededor. Imagino que la historia cambia si tienes hijos pequeños o adolescentes en casa.

La pantalla como decimos es el punto que ha concentrado mayores esfuerzos. Pasa de medir 6,2 pulgadas a 7. Puede parecer que 0,8 pulgadas no es un avance significativo pero lo es. Especialmente si te gusta jugar en modo portátil. Se agradece muchísimo ese espacio extra y lucen mucho mejor los juegos. La resolución sigue siendo 1080p (Full HD+) en modo sobremesa y 720p en el resto de formatos.

Foto: Foto: EC.

Quizás esa sea una de las mayores ausencias en esta renovación: la compatibilidad con juegos 4K. Es cierto que un panel de 7" el cambio no va a ser rádical pero cuando juegas en la tele de casa, muchas de ellas con esta resolución, si se echa en falta. Es cierto que los títulos propios de Nintendo no demandan tanto esta resolución, pero a estas alturas de la película cada vez es más complicado no tener un modelo compatible.

Nintendo Switch OLED Edition vs Nintendo Switch

Pero la pantalla no es mejor únicamente por tamaño sino también por calidad de imagen. Cambiar un panel LCD por un panel OLED es un muy buen salto en términos de color, de ángulos de visión y de fluidez. Por supuesto en el contraste y en los negros. No hay mucho más que decir. Punto indiscutible para Nintendo. También obligatorio, porque si no llegan a hacer este cambio, teniendo en cuenta que las tripas siguen prácticamente intactas.

Seguimos teniendo ese Nvidia Tegra como motor del barco. Esto es lo que hace pensar también que este es un modelo de transición, que lo que persigue es estirar el chicle del éxito que está cosechando esta propuesta. Es una postura, digamos, autocomplaciente y bastante cómoda. Pero ya se sabe eso de si funciona no lo toques, que ya se vio lo que ocurrió con la Wii U. También esta postura conservadora tiene su peaje: los japoneses van a tener que medir bien y dar una buena vuelta de tuerca a su próxima generación.

placeholder La nueva pestaña, más amplia y versátil. Foto: M. McLoughlin.
La nueva pestaña, más amplia y versátil. Foto: M. McLoughlin.

De lo poco que se ha tocado internamente ha sido la memoria. El almacenamiento de serie pasa de 32 a 64GB. Es un pequeño paso que a los que más va a satisfacer es a los que tienen juegos en formato físico y de vez en cuando descargan alguno. Si eres de los que optan siempre por la versión digital, se te va a quedar igualmente corta y vas a necesitar, como hasta ahora, una tarjeta microSD. Aquí que cada uno haga lo que quiera, pero siempre me inclino al formato físico, por la posibilidad de la compra de segunda mano y porque los precios suelen bajar antes.

El audio también ha mejorado. Seguimos teniendo altavoces estéreo pero ahora son más profundos. Y con las últimas actualizaciones de software el Bluetooth (no en esta, sino en toda la gama) se puede utilizar para conectar cualquier auricular inalámbrico. Seguimos teniendo conector jack así como el puerto USB tipo C. El dock también ha sido rediseñado estéticamente y ahora incluye un puerto LAN para conectarla por cable a internet. Para jugar en línea yo no lo he necesitado nunca, pero es cierto que se agradece a la hora de descargar los juegos.

El nuevo modelo tiene el mismo tanque de gasolina que el anterior. 4.310 mAh. Uno podría pensar que al tener una pantalla más grande y al dejar atrás la tecnología LCD podría verse comprometida la autonomía. Sin embargo, no he notado grandes diferencias. Han logrado dar el salto de manera optimizada. Seguimos teniendo una autonomía que en el peor de los casos (porque te pases de brillo,...) rondará las 3 horas y pico o algo más de cuatro y en el mejor, si haces buena gestión de la energía, puede durar unas 8.

Aunque he tirado también de otros títulos de mi colección, hay dos juegos especialmente que he utilizado para esta prueba. En primer lugar, 'Tails of Iron', una aventura RGP en dos dimensiones que me ha tenido bastante enganchado durante los últimos días. En resumen, eres el heredero del reino de las ratas. Justo cuando se está preparando tu coronación aparecen un grupo de salvajes ranas que destrozan tu reino y se hacen con tu castillo.

Una vez recuperas el conocimiento, inicias la reconquista y la reconstrucción de tu reinado. Tendrás que recorrer diferentes pueblos refugios y rincones del subsuelo eliminando a estos y otros enemigos como larvas y mosquitos. El juego luce bien en la nueva pantalla porque tiene un apartado gráfico realmente bonito y un sonido muy trabajado. Aunque pueda parecer sencillo (algunas fases resultan lígeramente repetitivas) es un juego bastante adictivo gracias a cómo se ha diseñado el sistema de combate.

Metroid, compañero de lujo

Sin embargo, al que más tiempo he dedicado ha sido a una de las grandes apuestas para la puesta de largo de la Nintendo Switch. El 'Metroid Dread'. Este nuevo capítulo de la mítica saga de la familia nipona corre en este caso de la mano del estudio español 'Mercury Steam' que, en mi humilde opinión, ha hecho un trabajo muy fino con un resultado que puede ensanchar el público de un producto que en las últimas ediciones había quedado como una aventura un tanto nicho, a pesar de tener una marca tan potente.

Samus, la heroína protagonista, debe acudir a un extraño planeta donde se ha detectado la presencia de una especie enemiga que se creía extinta. Una serie de acontecimientos hace que acabes con tus huesos en las profundidades de ese lugar y tengas que ir sumando habilidades y poderes con los que poder avanzar de vuelta a la superficie.

La nueva entrega de la saga Metroid es buen aderezo a este estreno de Nintendo

Nuevamente tenemos un juego en dos dimensiones con unos controles que en los primeros compases pueden ser algo complicados de domar. Sin embargo, una vez enfrentas esa curva de aprendizaje, el asunto se vuelve natural. No es un juego ni un mundo en el que te puedas perder e invertir las horas que harías con el 'Zelda Breath of The Wild' con su escenario abierto. Pero dentro de las posibilidades, también te da cancha como para recorrer los escenarios no con el único fin de avanzar en la aventura. La pega, para los jugadores a los que no les guste andarse con rodeos y les gusta la acción, es que si son mínimamente duchos se les puede hacer algo corto.

Foto: Foto: EC.

El juego hereda muchas de las acciones que se han visto anteriormente pero lo lleva a un nuevo nivel gracias a las vueltas de tuerca que han dado en Mercury Steam. Los combates son bastante adictivos y muchos de los jefes finales te harán sudar la gota gorda. En otra ocasión, 'Metroid Dread' hubiese sido un juego lanzado sin demasiada pompa. Ahora es carne de 'pack', de aparecer en algún tipo de venta conjunta con la Switch OLED Edition, y un título a tener en cuenta para regalar esta navidades.

Precio de la Nintendo Switch OLED

Ahora la pregunta es, ¿cuál me merece la pena comprar? La buena noticia es que esta Nintendo Switch no es sustitutiva de la actual. Es complementaria. Su precio es de 349 euros. La actual versión ha descendido hasta los 299 euros (en Amazon baja hasta todavía más) si atendemos al precio oficial. Es probable, si la actual crisis de semiconductores, no lo impide es que haya paquetes y ofertas en el 'Black Friday' que aumente y mucho su atractivo.

Personalmente creo que esta Nintendo Switch OLED es una buena compra para los que no quieren renunciar a nada, especialmente si estás pensando jugar mucho en modo portátil. Sin embargo, también creo que la actual generación puede quedar en una muy posición y que puede satisfacer los usos que le van a dar un gran número de usuarios.

Nintendo ha vuelto a caer en eso de 'esto debería'. La Switch tenía que haber sido la Nintendo Wii U, el mayor fracaso de la historia reciente de la japonesa. Y probablemente la Nintendo Switch OLED Edition tendría que haber sido la Switch original. Sea como sea, la fórmula le ha servido a la firma asiática, que vive su momento más dulce en varios cursos. Obviamente el motor de este éxito ha sido la mencionada consola convertible. Una consola que se puede conectar al televisor y jugar como toda la vida, pero recogerla, meterla en la mochila y jugar como en una portátil o utilizarla para partidas múltiples desacoplando los mandos.

El redactor recomienda