Vuelve Super Mario (otra vez): cómo Nintendo está barriendo tirando de viejas glorias
  1. Tecnología
LA TRIUNFADORA DE LA PANDEMIA

Vuelve Super Mario (otra vez): cómo Nintendo está barriendo tirando de viejas glorias

La japonesa 'reestrena' hoy 'Super Mario 3D World', que hace 7 años pasó desapercibido tanto como la Wii U, su mayor fracaso. Cosas que no se jugaron en su momento, ahora se han convertido en súperventas

placeholder Foto: Detalle de Super Mario 3D World. (Foto: Nintendo)
Detalle de Super Mario 3D World. (Foto: Nintendo)

Quizás hayas cogido en estos meses de cansinovirus la costumbre de dejarte caer por la tienda de videojuegos en busca de una novedad a la que hincarle el diente con la misma ritualidad que lo hacen (o mejor dicho lo hacían) los cinéfilos con la cartelera. Si es tu caso, vas a encontrarte este viernes un nuevo Mario en el líneal. 'Super Mario 3D World'. Así se llama la última producción de la casa. Quizás te suena. No el personaje, sino el título. Puede que incluso hayas echado unas cuantas horas. Hace siete años. Nintendo lo ha hecho por enésima vez. ¿El qué? Rescatar una de las grandes joyas de su ajuar, una producción digna de vitrina, pero que quedó en el trastero por haber tenido la mala suerte de haber sido concebida para la Wii U. Ahora el juego ha sido lustrado y reempaquetado con bastante mimo para su última consola, la Switch, la que para muchos es la gran triunfadora de la pandemia por encima de PlayStation y Xbox.

Foto: Luigi, preparado en la parrilla de salida, en una esquina del salón. Foto: M. Mcloughlin

'Super Mario 3D World' es probablemente, junto a 'Super Mario Oddisey' y 'New Super Mario Bros Deluxe', una de las mejores entregas de una saga grabada a fuego en el imaginario colectivo, independientemente de que le guste lo de las consolas o no. Se trata de un juego de plataformas a camino entre esos dos títulos. No es un mundo semiabierto, pero tampoco es un juego en el que tengas que desplazar de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Le añaden profundidad. Tendrás jugar del frente al fondo, algo con lo que ya experimentaron en la extinta Nintendo DS.

Si lo viviste ya en 2013, poco puedo decirte. Seguramente lo disfrutarás tanto o más que entonces en Switch. ¿Por qué más? Porque la resolución ahora sube a Full HD (1080p) y se siente más ligero, más fluido y más jugable. Para los que aún no hayan metido mano a este juego cabe decirles muchas cosas. Los jugadores más casuales, esos que se han comprado la consola para llenar un par de horas muertas de finde o para jugar con los enanos de la casa, se encontrarán la esencia del Mario que todos tiene en la cabeza (en el que te tienes que hinchar a aplastar setas con patas y reventar con la cabeza cubos de ladrillo) con unos extras que vitaminan y mucho la historia.

placeholder Super Mario 3D World. Foto: Nintendo.
Super Mario 3D World. Foto: Nintendo.

Para empezar te puedes meter en la piel de los exfontaneros (Mario y Luigi dejaron la profesión en 2017) pero también en la de la princesa Peach o en la de Toad. Esto es algo que ya se vio en el 'New Super Mario Bros Deluxe' pero aquí hay un giro más de tuerca: cada uno tiene una habilidad diferente. También los potenciadores y poderes son diferentes: además de la flor de fuego, la estrella o la hoja para convertirnos en Tanuki, podremos comernos unas cerezas para multiplicarnos por dos, comernos un champiñón para convertirnos en un personaje gigante, equiparnos con un 'boomerang' o colgarnos un cascabel para enfundarnos el traje de mínino con el que escalar clavando las garras en las paredes.

No es un juego endiabladamente complicado. Prácticamente ningún Mario de plataformas lo ha sido. Pero este también tiene su complicación. La necesidad de recolectar estrellas escondidas en los niveles (y sellos) motiva a competir contra el reloj más allá de llegar del punto A al punto B y rebañar cada moneda que veas. Invita a pensarse dos veces las cosas antes de coger la primera tubería, a intentar girar la cámara y encontrar algo oculto fuera de plano. En definitiva, a buscarle las costuras a cada escenario. A esto hay que sumarle dos tipos de retos complementarios. Por una parte, aquellos en los que te tienes que meter en la piel del 'Capitán Toad' (tiene un juego dedicado con esta mecánica) y jugar con la profundidad, los ángulos y las perspectivas para recoger todas las estrellas del reto. Y por otra, algunos niveles acuáticos en los que iremos a lomos de una extrañísima montura con aires de dinosaurio.

Dos juegos en uno

Además de las mejoras derivadas del cambio de consola, hay otra novedad de cierto calado. Ahora se añade la posibilidad de multijugador en línea, pudiendo jugar hasta 4 personas, algo que también es posible si eres de los de darle en el salón en casa en modo 'offline'. Pero este añadido, una buena factura técnica y esa dinámica muy entretenida puede no ser suficiente razón para hacerse con uno, especialmente si lo jugaste hace siete años. Que oficiosamente haya estado guardado en un cajón porque casi nadie lo jugó en 2013 no es argumento suficiente para relanzarlo.

placeholder Detalle de 'Bowser´s Fury'. Foto: Nintendo
Detalle de 'Bowser´s Fury'. Foto: Nintendo

Para hacerlo tendremos que ir recorriendo las diferentes islas recogiendo una serie de 'soles felinos'. Al superar las pruebas iremos limpiando los diferentes escenarios del extraño chapapote que los cubre y desbloqueando nuevas zonas. Lo más interesante es que se combina la exploración relativamente libre (puedes ir escogiendo que haces primero) con una variedad de pruebas diferentes entre sí. Tendremos que luchar contra enemigos, cumplir misiones con el reloj en modo cuenta atrás, explorar para encontrar recompensas y piezas ocultas...

Por eso, este juego no es uno, son dos en realidad. 'Super Mario 3D World' viene empaquetado con 'Bowser´s Fury', un desarrollo que te pondrá en la piel de Mario Bros, pero donde el protagonista realmente es su archienemigo, que cobra unas nuevas dimensiones y brutalidad, siendo un rival a batir más complicado.

Obviamente no es un juego tan extenso y que nos vaya a durar horas y horas como otros títulos de la saga, pero lo cierto es que es mucho más que un simple añadido a la remasterización del 'Super Mario Bros 3D World'. Pretende ser una pequeña chuchería a modo de premio y acaba siendo una pastilla de caldo, que concentra mucha más sustancia de lo que parece a simple vista.

Esta entrega llega cuando la compañía se encuentra en los festejos por el 35 aniversario de su personaje fetiche. Los homenajes han ido desde la creación de un juego con realidad aumentada para convertir tu casa en un circuito de Mario Kart, una línea de ropa o un recopilatorio para Switch que incluye tres de sus Marios más clásicos. El juego que hoy llega a las tiendas podría ser un acto más de la efeméride (el juego perfectamente podría haber sido desarrollado exactamente igual hoy en día) si no fuese por el detalle de que esta jugada, la de recuperar una bala perdida del pasado para volver a cargarla y disparar, ha sido una estrategia que ha repetido ya en varias ocasiones en los últimos años.

La multinacional de Kioto atraviesa uno de sus momentos más dulces en más de una década. Sus laureles financieros no lucían tan verdes desde hace muchos veranos. Al cierre del último ejercicio fiscal (algo que ocurrió el 31 de marzo de 2020) consiguió sus mayores ingresos en diez años. Para ver unos beneficios como los que cosecharon en el anterior curso hay que remontarse hasta 2010.

Las expectativas para el balance anual que se conocerá en unas semanas son todavía más optimistas, ya que incluirán gran parte de lo cosechado en la pandemia. Aunque las estimaciones no dejan de ser especulaciones, bastante con echar un ojo a alguna de las metas volantes que trimestre a trimestre se hacen públicas. En agosto informó de que el beneficio operativo entre abril y junio se había disparado un 428% frente al mismo periodo del año anterior. S&P había pronosticado un 40%. Casi diez veces más del augurio más optimista. La base sobre la que pivotó este crecimiento desbocado fueron los 5,4 millones de dispositivos colocados en esos tres meses, así como los 22,4 millones de copias de 'Animal Crossing: New Horizons'.

placeholder Nintendo Switch Lite. (M. Mcloughlin)
Nintendo Switch Lite. (M. Mcloughlin)

Este simulador de convivencia, que estrenó en marzo, consiste en habitar una isla desierta y construir tu ciudad desde cero. Un juego que con el confinamiento tenía todas las papeletas de convertirse en éxito de ventas de masas. En los pocos más de nueve meses que pasaron desde su estreno hasta el fin de año consiguió escalar hasta la segunda posición de los más vendidos para la máquina de Nintendo.

Cuando se habla de la guerra de las consolas, la cosa parece ser un asunto de dos. De Sony y Microsoft. Es decir, de PlayStation y Xbox. Pero la estrategia que está siguiendo la japonesa le ha llegado a consolidarse en el segundo cajón del podio. Ha vendido prácticamente 80 millones de su modelo normal y el modelo Lite. Algo que le coloca muy por delante de la cuota que maneja Xbox y le deja a las puertas de las 10 consolas más vendidas de toda la historia. La PSP cierra este ránking en décima posición con 81,09 millones. La Wii, el anterior gran pelotazo de Nintendo, consiguió 101,64 millones, algo que le valió un sexto puesto.

Hay tres PlayStation en el top cinco. La primera generación (5ª, 101 millones), la PS4 (4º, 113,8 millones) y la PS2 (1ª, con 156 millones). La Nintendo DS (154 millones entre todos sus modelos) es segunda y la Game Boy (118,69) tercera. Una de las cosas que ha beneficiado a la marca japonesa es haber impuesto sus propios ritmos de renovación. Ellos lanzaron su actual modelo en 2017, a diferencia de la Xbox Series X/S y la PS5 que se lanzaron el pasado otoño. Algo que ha lastrado su despegue por las restricciones y los problemas de suministro derivados de la pandemia.

No hay que olvidar que la Switch (también la consola más vendida en España en 2020) toma el testigo de la Wii U. Esa consola fue el gran fracaso de Nintendo, al vender poco más de 13 millones de unidades hasta que fue retirada en 2017. Algo que influyó en su capacidad de colocar sus juegos en el top 20 anual como se puede observar en la gráfica. Pero la Wii U no ha sido una de esas amargas cucharaditas de ricino que solo han servido para amargar la existencia durante un rato largo. La compañía está aprovechando, como en el caso del 'Super Mario 3D World', buenos desarrollos que pasaron desapercibidos, haciendo bastante caja gracias a ellas.

A finales de curso pasado, llevaban cerca de 531 millones de juegos distribuidos para Switch. Los 35 más populares suponen más de 292 millones. Los juegos de la saga Mario o protagonizada por alguno de sus actores de reparto han vendido casi 122 millones. Eso sin contar los 22,85 millones de 'Smash Bros' (un cajón de sastre donde aparece prácticamente cualquier personaje que haya pasado por cualquier consola de la casa en su historia).

placeholder Foto: Reuters
Foto: Reuters

Un dato llamativo es que uno de cada cinco juegos (un total de 64 millones, un 21%) de este ránking ha sido un juego remasterizado, es decir, que fue lanzado para anteriores máquinas y adaptado a la nueva generación. Tenemos varios ejemplos como el 'Pikmin 3 Deluxe' (1,94 millones de copias), 'Capitán Toad: La búsqueda del tesoro' (1,58) o 'Donkey Kong Country Tropical Freeze' (2,93 millones). Si empezamos a subir en la clasificación nos encontramos el 'Super Mario 3D All Stars' (8,32 millones), 'New Super Marios Bros U Deluxe' (9,82 millones).

Sin embargo, el claro exponente de que este personaje y esta saga es una máquina de hacer dinero es el 'Mario Kart 8 Deluxe'. Se lanzó originalmente en 2014. Se relanzó en 2017. ¿El resultado? Casi 40 millones de unidades vendidas (lo tienen la mitad de los que han comprado una Switch) y el liderato en ventas.

Videojuegos
El redactor recomienda