Apple tiene nuevo iPhone 13 y reloj, pero lo más importante es lo que no contó
  1. Tecnología
¿Es el iPhone 12 ahora una buena compra?

Apple tiene nuevo iPhone 13 y reloj, pero lo más importante es lo que no contó

¿Por qué no hay fecha para el Watch 7? ¿Por qué la pantalla de 120Hz queda reservada para los móviles de 1000 € cuando Androids de 300 lo ofrecen? ¿Por qué no quitan el 'Lightning'? Estas son las preguntas que deja la 'keynote'

placeholder Foto: Tim Cook, CEO de Apple. (Reuters)
Tim Cook, CEO de Apple. (Reuters)

Si algo ha aprendido Apple en la pandemia, es ir al grano. La 'keynote' de este martes duró hora y 20 minutos. Sirvió para presentar un total de siete de productos, amén de anunciar algún que otro estreno de Apple TV Plus en un introducción en la que Tim Cook hizo una loa a California de las que Isabel Díaz Ayuso acostumbra con Madrid. Quién sabe si lo que pretendía el pez más gordo de la manzana era lanzar un dardito a Elon Musk por haberse llevado la sede de Tesla a Texas con el fin de gozar de una fiscalidad menor.

Foto: iPhone 13, con un notch más pequeño. Foto: Apple.

En otra época, la presentación se habría alargado hasta las dos horas con un número menor de novedades. A los esperados iPhone 13 y el Apple Watch de séptima generación, se unieron un nuevo iPad 'low cost' y un iPad Mini que ha ganado, y mucho, con una renovación que lo asemeja en diseño al iPad Pro y al iPad Air. Esta tableta fue el actor revelación, ocupando el hueco de unos AirPods que no hicieron acto de presencia y que en cualquier momento pueden ser lanzados por sorpresa con un comunicado de prensa.

A todo esto también hay que sumarle el anuncio de que Fitness +, la 'app' de entrenamiento de Cupertino, estará disponible en más países, entre ellos, España. A pesar de que muchas, la gran mayoría, de especificaciones de los teléfonos fetiche de la compañía ya se habían filtrado en los días anteriores, el endiablado ritmo de la presentación hace que el común de los mortales pueda perderse más de un detalle. Y más en un evento como este, en el que es tan importante lo que se dice como lo que no se dice.

Sin fecha para el Watch

Cada bloque de la presentación finalizaba de la misma manera. Fecha de lanzamiento y precio. Prácticamente es lo único que consiguen mantener a salvo en la mayoría de ocasiones. Ayer se conoció lo que costarán todos sus productos, pero no ocurrió lo mismo con el día en que se podrán reservar y llegarán al mercado. El Apple Watch Series 7 no tiene fecha. "Disponible en otoño".

placeholder Tim Cook, CEO de Apple. (Reuters)
Tim Cook, CEO de Apple. (Reuters)

Esto vendría a confirmar que efectivamente Apple, aunque a veces parezca una empresa extraterrestre por encima de las coyunturas del mercado, no ha podido escapar a los efectos de una crisis como la que atraviesa el gremio de los semiconductores. Durante varias semanas, se venía rumoreando que el reloj estrenaría un nuevo diseño con una pantalla más grande y con un nuevo sistema de correas. 1/2. La primera profecía se cumplió, la segunda no, para alivio y alegría de los que tienen una generosa colección de correas de la compañía en su haber. La carta de servicios de este nuevo Watch se completa también con un sistema de carga más rápido y donde el cable por fin cambia el extremo con conector USB de tipo A a tipo C.

La pregunta, más allá de qué día se podrá comprar este dispositivo, es si estos problemas pueden afectar en algún momento a la disponibilidad del resto de aparatos, como los iPhone 13. Ya ocurrió con los AirPods Max durante la primera mitad de este año, cuando nada más ponerse a disposición del público se generó un volumen de pedidos que se resolvió con varias semanas de lista de espera. Durante semanas, se rumoreó que la manzana iba a subir los precios fruto de las tensiones en la cadena de suministro, cosa que finalmente no se produjo. También se rumoreó que pretendía aumentar un 20% la producción respecto al año pasado. Habrá que esperar para ver si los californianos no sufren en algún momento una demanda muy superior a lo que pueden ofrecer.

Apple presenta su iPhone 13 con grandes mejoras en las cámaras

Nadie les marca el ritmo

Otra de las cosas que este martes no dijo Apple pero que demostró, una vez más, es que a ellos nadie les marca el ritmo. Tienen el teléfono más rentable de la industria y en los últimos años han logrado que uno de sus modelos se corone como el más vendido del mercado. Se les suele achacar que llegan tarde a muchas cosas. Ya se sabe la filosofía de los californianos: son mejores retocando que inventando y siempre juegan sobre seguro. Un buen ejemplo de esto es la tasa de refresco de 120Hz. Hace años que en Android muchos móviles, incluso los de gama media, lo tienen. Pero ellos lo han lanzado en 2021 y además lo han hecho como un privilegio para los modelos Pro.

Lo que justifica que hayan tardado tanto es que ellos no sienten la presión competitiva. Son únicos en su especie, a diferencia del universo Android, donde la competencia es tan voraz que hay que exprimir la hoja de especificaciones al máximo. Además, su parroquia es bastante estable, fiel y tiene más posibilidades de crecer que de mermar. Es mucho mayor el porcentaje de gente que dice eso de que llevo muchos años con iOS que los que estarían dispuestos a cambiar su iPhone por un Samsung, un Oppo o un Xiaomi. Ellos venden la experiencia y los clientes se la compran al precio que sea. Y eso ha sido posible creando algo que otros no han sido capaces de crear.

Foto: Vista de los iPhone 13 Pro. Foto: Apple.

Que los 120Hz, una funcionalidad que no se echa de menos hasta que la experimentas y ves cómo fluyen los juegos y los vídeos en la pantalla, estén reservados para los 'jamonos' del catálogo tiene todo el sentido del mundo dentro de la estrategia de la manzana. Primero, porque esa funcionalidad puede suponer una piedra en el depósito de gasolina del iPhone 13 Mini, que tiene que demostrar una solvencia en la autonomía que no fue capaz de demostrar su predecesor. Y dos, porque los que compran el iPhone 13 a secas, igual que los que compraban el 12, el 11 o el Xr, quieren un iPhone de última generación, que les cubra muy bien las necesidades básicas (rendimiento, autonomía, cámara e iOS) sin irse a los 1.000 euros. La demanda que han tenido los modelos de entrada ha demostrado que no les importa una cámara que no tenga telefoto, una resolución menor o que tenga 60Hz. En Android estaríamos rasgándonos las vestiduras, pero aquí es lo que hay: si quieren un teléfono más barato con iOS de última generación, es el iPhone 13, el 13 Mini o la nada. Es lo que tiene la ausencia de presión competitiva, que uno marca los tiempos.

¿Por qué no quitan el 'Lightning'? ¿Hace falta 1 TB?

Pero ese marcar los tiempos a veces se convierte en una pachorra incomprensible. Se puede comprender la decisión de discriminar el modelo básico en su pantalla, se puede comprender que no renuncien al reconocimiento facial y el 'notch', visto el buen resultado que ofrece FaceID y el nivel de seguridad de que hace gala, pero cuesta digerir y encontrar respuestas a que el 'Lightning' siga siendo el conector de esta nueva generación de teléfonos. La única razón que encuentro es que los AirPods aún no han dado ese paso tampoco y puede resultar incómodo tener que cargar con un cable con este estándar propietario y uno USB tipo C. Pero la verdad es que esta postura conservadora choca con una empresa que no deja de hablar de ecosistema y que ya ha metido este conector masivamente en sus MacBooks y en sus iPads, tras el rediseño del iPad Mini.

placeholder Tim Cook, CEO de Apple, junto al iPhone 13. (Reuters)
Tim Cook, CEO de Apple, junto al iPhone 13. (Reuters)

Una cosa que chirría también, o al menos puede hacerlo en primer término, es que se hayan animado a lanzar una versión de 1TB de memoria. No hay que olvidar que la gracia saldrá por 1.739 euros en el caso del iPhone 13 Pro; 1.839 euros en el caso del iPhone 13 Pro Max. Puede resultar impactante esta cantidad de almacenamiento para una compañía que siempre se ha mantenido muy rácana en la memoria, que no permite ampliar el almacenamiento por microSD defendiendo que para eso tenemos iCloud y que pasemos por caja si queremos tener más espacio para nuestras cosas. También puede resultar llamativo que la manzana decida hacerlo poco después de que Samsung diese marcha atrás tras presentar algunos de sus buques insignia con esta capacidad.

La respuesta aquí está básicamente en el estándar ProRES, que permite grabar vídeo sin apenas pérdida. Eso sí, un minuto de vídeo con estas características puede suponer un archivo de varios gigas, y si uno lo pretende utilizar habitualmente con estos fines, porque va a hacer un uso profesional del terminal, es lógico tener una bodega de carga así. Pero un iPhone de 1 TB de memoria, fuera de esa circunstancia, no es un producto de masas.

El iPhone 12 sale escaldado

El gran perdedor de la noche de ayer, en mi opinión, no fue ninguno de los productos de nuevo cuño que se vieron. El iPhone 12 salió escaldado tras la presentación de este martes. Una de las cosas más interesantes de los eventos de Apple es ver cómo se rebaja la generación anterior y cómo aumenta su atractivo para aquellos que buscan un teléfono de Apple, pero ahorrándose un pellizco. Y no son pocos. Si vemos los datos de Canalys del primer trimestre del año fiscal de 2021, prácticamente uno de cada tres móviles que venden en ese periodo es o un iPhone SE o un iPhone de anteriores generaciones.

placeholder Tim Cook, durante la 'keynote'. (Reuters)
Tim Cook, durante la 'keynote'. (Reuters)

El buen trabajo que hizo Apple con los iPhone Xs, los Xr y los iPhone 11 dejó estos modelos como una opción muy buena incluso cuando sus sucesores aparecieron en escena. No ha pasado lo mismo con los iPhone 12, que, una vez vista la hoja de especificaciones del iPhone 13, ha quedado como una generación que pecó de ser poco ambiciosa y que envolvió unas carencias muy modestas en el 5G y en un diseño algo renovado.

El año pasado, cuando alguien preguntaba si se compraba el iPhone 11, yo no tenía reparos en recomendarlo. Creo que el 5G es algo de lo que se puede prescindir y que no supone un cambio rádical en la forma que usamos nuestros terminales. Sin embargo, este año, si alguien está dudando entre el 12 y el 13, siempre le empujaré hacia este último. Gana Apple, sí, pero pierden aquellos que buscan exprimir cada euro de su inversión.

Foto: Nuevo iPad Mini.

El iPhone 13 Mini es el mejor ejemplo de esto. Ahora recibe una autonomía que hace justicia a la inversión que supone y que no lo limita a gente que usa poco el móvil. La batería mejora en todos los modelos, cosa que no pasó con el iPhone 12 Pro y el iPhone 12, en que el salto al 5G conllevó un pasito atrás en este aspecto. El avance de la cámara también ha sido mucho mayor entre la generación de 2021 y 2020 que la que hubo entre la generación de 2020 y 2019. Han puesto sensores mucho más grandes y aperturas más interesantes, así como han introducido unas muy buenas mejoras. A uno no deja de quedarle la sensación de que esta, realmente, es la cámara que tenía que haberse visto hace exactamente 12 meses.

Probablemente el iPhone 12 tendría que haber sido vendido como una generación intermedia, un iPhone 11S, que hubiese reflejado mejor realmente lo que tenían entre manos. Probablemente también les hubiese ayudado a sentir el iPhone 13 como un verdadero avance y evitar que muchos se pregunten qué hay realmente de nuevo. Prácticamente todo lo que hacía diferencial y justificaba la existencia y el precio del Pro Max, más allá del tamaño, ha tardado solo 12 meses en llegar al iPhone 13 Pro y al iPhone 13.

Obviamente, no parece motivo suficiente para cambiar el iPhone 12 o iPhone 12 Pro Max que compraste hace unos meses, pero es probable que se te pongan los dientes largos. Si tienes un iPhone 11 o su versión Pro, los beneficios son mayores, pero aún te puede dar uno o dos años más de servicio.

Apple Apple TV+ IPhone IPad AirPods Android Tim Cook Apple Watch IPhone XS
El redactor recomienda