Probamos la nueva Nintendo Switch: este puede ser un gran acierto (y no solo por la consola)
  1. Tecnología
PRIMERAS IMPRESIONES

Probamos la nueva Nintendo Switch: este puede ser un gran acierto (y no solo por la consola)

La compañía japonesa renueva su máquina con mejor y mayor pantalla, más memoria y mejor sonido. El modelo, que llegará en octubre, puede suponer una rebaja que aumente el atractivo de la actual generación

placeholder Foto: Foto: Nintendo
Foto: Nintendo

Si algo funciona bien, no lo toques. O si lo haces, sé lo suficientemente precavido como para mejorar lo presente sin pifiarla por querer dar más de lo que realmente te están pidiendo. Ese es el perfecto resumen de la nueva Nintendo Switch que la marca japonesa estrenará el próximo otoño. Se llevaba mucho tiempo hablando sobre una nueva versión de una de las consolas más exitosas que ha parido la factoría asiática en su larga historia en esta industria. Se especulaba que iba a aparecer con la coletilla Pro. Pero finalmente lo ha hecho con el apellido OLED. Nintendo Switch OLED. El nombre da bastantes pistas, ya que gran parte de las novedades se concentran en la pantalla que lleva incorporada la máquina en sí.

Foto: Foto: EC.

En Teknautas, hemos podido probarla unos meses antes de su estreno. Ha sido una primera toma de contacto que ha servido para ver en primera persona algunas de las novedades e incluso hacerse una idea de si merece la pena esperar para comprarla o no. La consola no sustituirá a la actual generación, sino que convivirán en el mercado por el momento. Será una familia de tres dispositivos. En el peldaño más bajo, la Nintendo Switch Lite, pensada solo para jugar en modo portátil. En el peldaño intermedio el modelo estándar y en la cumbre está la Nintendo Switch OLED.

Una pantalla hormonada

Es precisamente el juego portátil el que más se beneficia de esta actualización. La nueva Switch mantiene sus proporciones físicas. Es el mismo tamaño que su predecesora. Sin embargo, gracias a una importante reducción de los marcos de la pantalla se consigue calzar una pantalla de 7 pulgadas de diagonal en lugar de la de 6,2 que había hasta ahora. Sobre el papel, 0,8 pulgadas pueden saber a poco. Pero cuando una la coge en las manos se agradece ese espacio extra. Personalmente soy de los que utilizan la Switch en modo portátil una gran parte del tiempo y la verdad que se agradece ese espacio extra. Probablemente no sea argumento suficiente para renovarla si tienes la actual generación, pero puede ser un factor decisivo para alguien que se vaya a comprar la máquina por primera vez.

placeholder Nintendo Switch OLED. Foto: Nintendo
Nintendo Switch OLED. Foto: Nintendo

Otra de las mejoras que se agradece es el cambio de un panel OLED por una LCD. Es algo que se nota desde que se enciende. Desde el menú inicial. Los colores se sienten más profundos, más vivos, los negros más negros. Un acierto total. Es cierto que en algunos juegos a los que ya he jugado en el actual modelo como el 'Zelda Breath Of The Wild' en un primer momento puede dar sensación de que están un pelín saturados. Pero es cosa de costumbre. En unos pocos minutos uno se acostumbra. He probado el panel con el 'Mario Kart' o el 'Mario Odyssey'. Y la franquicia estrella de Nintendo luce muchísimo. Es cierto que hay que comprobar cómo responde en otros entornos como puede ser el metro o a plena luz del día, pero lo cierto es que en esta prueba el sabor de boca que queda es muy bueno. También habrá que comprobar si impacta en la autonomía estos cambios. Según la compañía, han optimizado para ofrecer prácticamente la misma duración de la batería.

El sonido también ha sido mejorado y potenciado. Cuando he jugado al Zelda, la música y los efectos de audio han ganado peso. Se oían con claridad las pisadas sobre el césped, el impacto de Link al saltar desde un muro, las bombas... Es cierto que el sonido puede parecer un elemento menor para muchos usuarios, pero los que valoran un buen audio a la hora de jugar agradecerán el salto que ha dado Nintendo con este modelo. La memoria ha pasado de 32 GB a 64 GB. En un móvil quizás te resulte más fácil saber si es suficiente o no. En la Nintendo Switch, cabe mencionar que 64 GB es suficiente como para albergar cinco juegos del tamaño de 'Zelda Breath of the Wild'.

La memoria se multiplica por dos. Con 64 GB puedes tener hasta cinco 'Zelda: Breath of the Wild'

No son los únicos cambios que se han visto. El cuerpo de la consola recibe una actualización completamente lógica. De cajón. La pestaña trasera. Actualmente, es una pata estrecha que se abre en la parte trasera. Puede parecer suficiente hasta que la utilizas para jugar en un viaje en AVE o en un avión. Ahora con el nuevo modelo cubre toda la parte trasera del cuerpo central. Le da muchísima más estabilidad y también muchas más posibilidades, ya que permite fijarlo en muchísimas más posiciones. Que no es lo mismo intentar jugar en la mesilla de un bus de larga distancia que en la mesilla de un tren, donde tienes más distancia.

Nada de revolución

El último gran cambio tiene lugar en el 'dock'. Este aparato, que se utiliza para cargar la consola, pero también para conectarla a la televisión, tendrá ahora una conexión 'ethernet'. Esto está pensado para aquellos jugadores que utilicen el juego en línea muy a menudo y quieran tener una conexión más estable, rápida y confiable que la que puede ofrecer el wifi. Dicho esto, yo he utilizado la red wifi para jugar 'online' siempre y no he tenido ningún problema.

A todas estas novedades hay que sumar un nuevo color blanco, muy elegante. La otra edición se presentará en los colores clásicos, con los controles en rojo y azul. Es injusto decir que es la misma consola. Pero también es injusto decir que es una consola diferente. Es una pequeña iteración que se centra en mejorar cosas concretas manteniendo la esencia de un dispositivo que ha colocado a Nintendo en muy buen lugar. Es completamente lógico que quieran estirar el chicle. Se les puede afear que no hayan introducido cambios en unos Joy-Con que tienen cierta tendencia a estropearse más de la cuenta (la compañía cubre la reparación) o que se hayan quedado anclados en la resolución de 720p. También se les puede afear que no hayan optado por renovar las tripas internas como el procesador y aportar algo de músculo y frescura, pero eso podía suponer un pequeño problema añadido en la producción debido los problemas de suministro que existen actualmente en la industria de los microchips.

Una estrategia que funcionó a otros

Estoy convencido de que Nintendo, salvando las distancias, puede conseguir lo que logró Apple con su estrategia de aumentar los modelos de iPhone en los últimos años: tener una oferta sólida y convincente para varios tipos de jugadores. De la misma manera que quien quiere un teléfono básico con iOS sin grandes estridencias recurre a un iPhone SE, quien quiere una consola básica para echar algunas partidas ocasionalmente tiene la Nintendo Switch Lite. Los que quieren todo recurren al modelo de referencia, al iPhone 12 Pro Max (por seguir con la comparación), que vendría a ser esta nueva Nintendo Switch OLED. Pero hay mucha gente que no necesita el telefoto, no necesita la pantalla XDR y se queda con el iPhone 12, porque es más asequible. Los de Cupertino empezaron a hacer esta estrategia —la de tener un modelo más modesto— con el Xr y continuaron con el iPhone 11. En ambos casos, fue el terminal más vendido del mundo.

La clave de todo está en lo que pase con el precio de la actual Nintendo Switch. La compañía asegura que no será sustituida, sino que se complementará. El precio de salida de la Switch OLED será de 350 euros. El modelo intermedio fue de 330 euros. Obviamente si esto se mantiene mi consejo sería que fuese quien fuese el comprador que se fuesen al modelo superior. Pero me extrañaría muchísimo que el precio de la versión más modesta no bajase con la aparición de su hermana mayor. Y eso es algo que creo que muchos están esperando con ganas.

Una gran parte del público está esperando una rebaja en la actual Switch. Y aquí puede estar el verdadero éxito de la Switch OLED

En mi entorno tengo varias personas que han estado los últimos meses esperando una oferta o un 'pack' para meterle mano. Esa rebaja de precio puede empujar a muchísimas personas a hacerse con la versión actual, ya que no hay que olvidar que tendrían acceso a todos los títulos así como a todos los modos de juego. Obviamente, perderían algunas de las mejoras de este nuevo modelo como una pantalla más grande o la pestaña trasera con muchas más posiciones, pero este público puede pasar perfectamente con una pantalla más contenida y modesta o un sonido más discreto, reservadas para el que el presupuesto no es un problema o para aquellos que quieren absolutamente todo para exprimir al máximo su consola.

Nintendo
El redactor recomienda