Por este precio me olvido hasta de los AirPods: 7 días con los últimos auriculares de Google
  1. Tecnología
GRAN RELACIÓN CALIDAD PRECIO

Por este precio me olvido hasta de los AirPods: 7 días con los últimos auriculares de Google

Los Pixel Buds A son una nueva entrega de los auriculares inalámbricos del buscador. Si buscas algo bueno y bastante barato para Android son el candidato ideal. Por su precio son atractivos hasta para iOS

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Hace un año, sin hacer mucho ruido, llegaron los primeros AirPods de Google a España. En realidad no se llamaban AirPods, se llamaban Pixel Buds, pero con esto de los auriculares inalámbricos para el móvil a todo el monte se le llama orégano, al igual que pasan con las GoPro y las cámaras de acción o las Roombas y los 'robots aspiradores'. La propuesta, de la que dimos buen cuenta en Teknautas, me hizo olvidar hasta los auriculares de Apple. Ofrecía un buen nivel en aspectos como la autonomía y el sonido, todo empaquetado en un diseño muy redondo y que particularmente me parecía muy cómodo. Pero tenían un gran problema. Su precio. El coste, más que competir con los auriculares básicos de la manzana, se acercaban más a la versión Pro, esos que vienen con cancelación de ruido, entre otras ventajas frente al modelo más mundano.

Foto: Los cinco auriculares analizados. (EC Diseño)

Ahora la compañía ha intentado remendar esto. Lo ha hecho con unos Pixel Buds Serie A. En el caso de esta compañía, la A no hace referencia a la eficiencia energética. Hace referencia al precio. Es el sello que ha creado para bautizar a sus productos más asequibles. Lo vimos por primera vez con el Pixel 3A y luego con el Pixel 4A, las versiones asequibles de sus teléfonos móviles, en donde sustituía los materiales nobles por plástico a cambio de ofrecer la mejor cámara que se puede tener en torno a los 300-400 euros. Y es una de las propuestas más atractivas fuera de los 'chollazos' chinos. La verdad que a Google hay que reconocerle que ha tenido mano a la hora de crear productos asequibles, donde ha tenido más ojo (y probablemente más fortuna) que en la gama alta. Se ha visto con sus 'smartphones' pero también con sus altavoces inteligentes o, en su momento, con los Chromecast.

Al borde de las tres cifras

Los Pixel Buds se quedan al borde de las tres cifras. 99 euros. No los podemos llamar 'low cost' porque los que como muchísimo están dispuestos a gastarse 30 euros en una copia tocha de los AirPods (ojo, qué se puede vivir muy bien con algo así si no te importa tener un sonido similar al de los cascos que te regalan en cada trayecto del AVE) se me echarán al cuello. Y en parte lo puedo entender. 'Si no me gasto 300 euros en un teléfono, ¿me voy a gastar un tercio en unos auriculares?', pensarán algunos de ustedes. Pues eso. De lo que se puede hablar en este caso es de la relación calidad-precio. Y creo que aquí reside la gran virtud del producto que estamos probando hoy, que también tiene algún que otro punto flaco como hemos podido comprobar en los siete días de examen.

El diseño es idéntico al de los anteriores. Y viene con resistencia al agua y sudor

El diseño es prácticamente idéntico al anterior. Algunos lo comparan con un 'sonotone' pero, según mi punto de vista, son más discretos que esos, como los AirPods, que asoman el bastocillo junto a la oreja. Aquí lo único que queda a la vista el circulito que nos servirá con el que interactuar táctilmente, por ejemplo, para controlar la reproducción (no voy a entrar a valorarlos, porque funcionan correctamente, como los de otros tantos). Repiten la fórmula de la pequeña antena, que ayuda a fijar bien el auricular en la oreja. A mí me dan la sensación de sujetarse firmemente incluso a la hora de hacer deporte. Eso sí, si eres de los de cartílago sensible o no te gusta especialmente los cascos que penetran y se fijan dentro del pabellón de la oreja es probable que este te resulte incómodo. Es una cuestión de gustos.

Una de las notas positivas de este diseño, sin lugar a dudas, es la resistencia IPx4. Esto significa que aguantan el sudor y agua y, por tanto, pueden utilizarse para hacer deporte o en días lluviosos sin miedo a que resulten dañados. Ahora dirán: 'Eh, plumilla, que yo utilizo mis AirPods para hacer running y aquí no ha pasado nada'. Es cierto que puedes utilizar los auriculares de Apple para ir al gimnasio y ejercitarte y no ocurrirá nada. Pero cuanto más lo hagas, y más sudes, más probabilidades hay que con el paso del tiempo la humedad acaben causando algún problema. Por eso, esta especificación es clave para mí: para tener un producto más duradero.

placeholder Pixel Buds A, mismo diseño. Foto: M. Mc
Pixel Buds A, mismo diseño. Foto: M. Mc

El estuche repite su forma ovalada. Es cómodo de llevar en cualquier bolsillo. Tiene una de esas pijadas que llama la atención. Se puede imantar a cualquier superficie metálica. Puedes, como en mi caso, dejarlo en la nevera para saber donde están en todo momento. Si eres de los que llevas el bolsillo lleno de moneditas, te encontrarás que siempre que saques la funda tendrás un euro y varias monedas de céntimo adheridas. Obviamente todo no es igual, aunque sus formas sean clavadas, tanto las del estuche como las de los auriculares. Se siente como un acabado menos 'premium' e incluso la funda se siente algo menos fuerte y segura que la de su predecesor. Pero vamos, no puedes pedir una rebaja del más del 50% en el precio y que todo sea igual. Mi consejo, por cierto, es que le busques una fundita de silicona para proteger el estuche de caídas que pueden afear la apariencia.

Cuando hablamos de un aparato de audio de este tipo y que cuesta 99 euros es obvio que no estamos hablando de un aparato para los melónmanos de oído fino capaz de distinguirte una aguda altisisísíma de una altísisíma. Si tienes un oído tan entrenado es más que probable que te reserves un presupuesto mucho mayor. Pero eso no significa que basta con que escupa el sonido de cualquier manera. La clave en este rango de precio es que cumpla con los tres mandatos básicos de una buena experiencia: sonido, llamadas y autonomía. Y creo que aquí reside el principal valor de estos Pixel Buds Serie A. Cubrir estas necesidades y hacerlo relativamente bien.

Sonido bueno (dentro de sus límites)

En lo que respecta al audio, cabe decir que suena bastante natural. Me parece bastante equilibrado. Si estás preocupado porque alcancen un buen volumen máximo, se puede decir que solventan esa papeleta. Es cierto que algunos echarán de menos los graves que, por ejemplo, te pueden llegar a dar unos buenos Sony, unos Bosé o incluso los AirPods Pro. Pero creo que Google, que ya los mejoró mediante una actualización de software en los anteriores Pixel Buds semanas después de su lanzamiento, creo que logra dar un empuje artificial a las notas más profundas con un resultado potable siempre dentro de las posibilidades. En tonos medios no hay problemas, lo mismo que cuando le toca de reproducir las voces. En la parte alta, no distorsiona los agudos, pero sí que hay veces que se echa en falta ciertos matices.

placeholder Pixel Buds. Foto: M. Mcloughlin
Pixel Buds. Foto: M. Mcloughlin

Las canciones que he utilizado para esta prueba, por citar algunas, han sido 'Ooh La La' de Goldfrap, 'Piece by piece' de Katie Melua, 'Blinding Lights' de Teh Weeknd. También he escuchado Nacho Vegas, The Hives, The Nationals, Amaral, Sidonie o 'regeatton'. En todos tengo la misma sensación: cubre un rango amplio aunque es cierto que en los extremos le falta un poco de color, de llegar algo más al detalle, Pero volvemos a lo de antes. Si los comparamos con auriculares de 200 o 300 euros, pues obviamente pierde el cara a cara con claridad. Sin embargo, si lo comparas con aparatos de Realme, LG o Jabra que compiten en la misma horquilla de precios está por delante.

Esto mismo ocurre con los AirPods normales y corrientes. Aunque unos parten de 179 euros y los otros de 99 euros (hablamos de precios oficiales, otra cosa son las ofertas que encontremos por internet), a la hora del sonido están bastante parejos e, incluso, diría que los de Google le superan en ciertos aspectos a la hora de reproducir música. También es de justicia decir que los AirPods básicos no son una propuesta de valor de audio, sino que buscan ofrecer todo lo que se le puede pedir sin que se eche nada en falta, aunque luego la ejecución no sea brillante en todos los campos. Por eso se hicieron populares. Y por la poderosa maquinaria de marketing de Apple, claro está.

A la hora de utilizarlo como manos libres ha respondido muy bien. Se me ha oído claro y sin retardo en múltiples ambientes. En casa en silencio, en casa con la tele puesta, en el metro o en la calle junto a una calzada con bastante tráfico. Donde sí que he percibido algo de 'lag' ha sido a la hora de utilizarlo con el vídeo, como suele ocurrir con modelos más asequibles. Pero he de decir que es algo que yo he detectado cuando me he fijado bastante y tampoco es algo exagerado. Es probable que el común de los mortales ni se vayan a percatar de ese detalle.

Su lunar, en caso de que uno quiera tener esa funcionalidad, es la ausencia de cancelación de ruido. Creo que hace una buena tarea de aislamiento pasivo, pero no se puede comparar. Es cierto que hay auriculares baratos que ofrecen 'noise cancelling', pero suelen pinchar en otras aspectos o distorsionar el sonido cuando se utiliza, que al final nadie da todo por este precio. Al igual que en sus predecesores, ofrecen un sistema de volumen adaptativo, que va modulando sutilmente según cambia el sonido ambiente. Si hay mucho escándalo a tu alrededor, irá aumentando progresivamente el volumen. Eso sí, si tienes ajuste manual se bloquea esta función, que es lo que me ocurre en la mayoría del tiempo. A la hora de ejecutar los cambios, me parece que estos Pixel Buds A lo hacen de manera similar a como ocurría

Cumple en las tres premisas de los auriculares: sonido, manos libres y autonomía

En lo que se refiere a la duración de la batería, Google promete 5 horas de uso más otras 19 gracias al estuche. En total 24. Yo les he dado mucha zapatilla estos días y no he conseguido agotar el tanque de gasolina. Sin embargo, sí que he percibido, que haciendo un uso mixto (sin guardarlos en el estuche hasta que se había agotado la batería), la autonomía de los auriculares rondaba más las 4 horas y pico, lejos de esas 5 prometidas. La pregunta aquí es la de siempre: ¿cuántas veces vas a estar más de 5 horas con los auriculares puestos? Si les dejas coger aliento durante 15 minutos en la caja tendrás para unas dos horas y media de reproducción, según mis pruebas. Pasar del 0 al 100 les lleva una hora.

¿Qué pierdes si los usas con iOS?

Cabe decir que los Pixel Buds A, que salen de las cocinas de los tutores legales y comerciales de Android, despliegan todo su potencial con este sistema operativo. Se puede invocar al asistente de Google con un toque y diciendo 'Ok, Google' y este puede ayudarte a traducir frases en una conversación en el extranjero si se lo pides. Lo importante es saber que pierdes al utilizarlos con iOS. Yo lo he probado en móviles de Huawei, de Google y, por supuesto, Apple. No tendrás el emparejamiento rápido para la configuración inicial si lo quieres conectar a un iPhone. Tendrás que hacerlo como otro aparato bluetooth más. En ambos casos (iOS y Android) han mejorado la estabilidad de la anterior entrega, que necesitó de algunos parches para solventar ciertas carencias en este aspecto.

placeholder Parte superior de los Pixel en su funda. Foto: M. Mc
Parte superior de los Pixel en su funda. Foto: M. Mc

Eso sí, a diferencia de lo que podía ocurrir con el modelo del año pasado, no tendrás que estar seleccionándolos constantemente porque con sacarlos de la caja ya están conectados. Esto es algo que en auriculares de Xiaomi o de Oppo no suele funcionar. Lo que pierdes, al no disponer de la app de los Pixel, es la posibilidad de activar el sonido adaptativo. Y también la posibilidad de invocar al asistente de voz sin necesidad de sacar el móvil.

Creo que en el mundo Android, en este rango de precios, es complicado encontrar algo tan competitivo en precio y en desempeño general. Creo que Google, con estos Pixel Buds A ha conseguido un producto ccon una calidad precio muy alta, tanto que me faltan motivos de peso para recomendar que uno recurra a la versión superior, que cuestan prácticamente el doble.

En el caso de querer utilizarlos con un iPhone, obviamente, si eres un usuario empedernido de Siri y del ecosistema Apple en general, esto no te va a convencer porque lo que te dan. No es mi caso. Todo depende de hasta donde estés dispuesto a renunciar. Es algo similar a lo que ocurre cuando alguien utiliza unos AirPods con un teléfono de Samsung, OnePlus o Xiaomi. Pierde algunas cosas pero puede seguir teniendo una buena experienca. Pero a la hora de hablar de autonomía y sonido creo que dan una calidad muy pareja a mitad de precio. Por eso creo que en esta ocasión Google ha conseguido algo que realmente, especialmente por el precio, me haga olvidarme los AirPods.

Google
El redactor recomienda