Buscamos los auriculares con cancelación de ruido perfectos: todos contra los AirPods Max
  1. Tecnología
LOS PROBAMOS Y LOS COMPARAMOS CON OTROS 4

Buscamos los auriculares con cancelación de ruido perfectos: todos contra los AirPods Max

El precio de los auriculares de diadema de Apple sorprendió a propios y extraños. Probamos este modelo y lo comparamos con diferentes dispositivos de diferentes presupuestos

placeholder Foto: Los cinco auriculares analizados. (EC Diseño)
Los cinco auriculares analizados. (EC Diseño)

Apple tiene una notoria marca de nacimiento: el precio. Es algo que los que no comulgan con esta religión tecnológica suelen aprovechar para hacerle un 'pseudobullying' y una crítica tan voraz como mordaz sin importarles lo más mínimo caer en la hipérbole. Tampoco, todo hay que decirlo, les importa mucho lo de caer en la exageración a los seguidores de la 'manzanalogía', que suelen justificar los ataques en cosas como el complejo de inferioridad de otros fabricantes y la envidia o el no saber apreciar el valor de los detalles. El incendio se repite cada vez que hay una novedad que sale de la cocina de Cupertino. Si es un móvil, da igual que sea el iPhone SE, el iPhone 12 Pro o el iPhone 12 mini, hay alguno esperando con el argumento cargado para decir que 'No sé qué Android' de 400 rupias menos eso lo hacía antes de que cierto príncipe conociese a presentadora de informativos y surgiese el amor. Da igual que sean tabletas, relojes u ordenadores. El consenso parece cosa de agua y aceite.

Eso era así hasta hace unas pocas semanas. Entonces aparecieron los AirPods Max y sus 629 euros. Los primeros auriculares de diadema a los que la compañía estampa su marca. No hay que olvidar que hace años compraron Beats. Todo el conocimiento que acumulaban y el que adquirieron con esta operación, les ha servido a los de Tim Cook para preparar un estreno así. Quizás por ser los primeros nadie vio venir un precio tan alto. La historia es que se generó un inesperado consenso entre 'haters' y parte de los 'believers' de la marca, que arquearon la ceja al ver semejante factura y empezaron a acumularse preguntas.

Ese coste —que no supuso ningún problema para que miles de personas se lanzasen a reservarlos, creando una gruesa lista de espera en las primeras semanas— colocan a los AirPods Max por encima, bastante, de los que hasta ahora eran las dos referencias más señaladas a la hora de hablar de auriculares con cancelación de ruido activa: los Sony WH-4000XM y los Bose 700 ANC. También es de ley decir que hay propuestas más caras como la de Bang & Olufsen (en adelante B&O) y sus BH95, que establecen su techo en los 800 euros.

'Bienvenidos a ¿Me lo compro?'

Bienvenidos a '¿Me lo compro?', nuestros análisis a fondo de los 'gadgets' más deseados del momento. Cada semana analizaremos nuevos dispositivos y, sobre todo, los compararemos entre sí para que puedas responder al instante a esa pregunta que a veces nos quita el sueño: ¿qué móvil, TV, portátil, auriculares... me compro?

Podrás preguntarnos lo que quieras sobre cada producto, la idea es ayudarte a tomar mejores decisiones y... de paso, ahorrarte tiempo y dinero. Si estás detrás de cualquiera de estos auriculares, puedes mandarnos tus dudas a teknautas@elconfidencial.com y te responderemos cuando sea posible.

¿Realmente te dan el doble que unos Sony o unos Bose? Ya puesto a soltar una letra de hipoteca, ¿qué diferencia hay entre abonar 630 que 800 euros? Y, por último, ¿hay algo bueno que no suponga dejarme media nómina? Hemos pasado un mes probando estos cuatro modelos y uno más asequible (los Razer Opus), con el fin de poder explicarte las diferencias y ayudarte a encontrar los auriculares con cancelación de ruido perfectos para tu presupuesto. Al final de cada bloque, encontrarás un enlace con las especificaciones oficiales de cada modelo, por si más allá de la información y la experiencia que recogemos aquí te interesa consultar otros aspectos técnicos.

AirPods Max

Como se puede ver en las fotos, es el que presenta un diseño más alejado de los cánones clásicos de auriculares de diadema. Tienen una presentación y un aspecto indudablemente prémium (gana en persona frente a lo que se pueda ver en los 'renders') a la altura del precio que piden. Acero inoxidable para la estructura y aluminio al estilo de los Mac para la carrocería, muy elegante y más resistente a marcas y arañazos de lo que pueda parecer en un primer momento.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Solo puedo decir que son muy cómodos, incluso a la hora de hacer deporte. Partiendo de que este tipo de dispositivo no es mi favorito para hacer actividades con mucho rebote como puede ser carrera en cinta, la particular diadema que tiene los fija bien en la cabeza y hace que no sea tan aparatoso trotar con ellos. Eso sí, son notablemente más pesados que otros modelos (384 gramos frente a, por ejemplo, los 250 gramos de Bose y Sony). Dependiendo de gustos y manías, esto puede ser un detalle más o algo importante a tener en cuenta. Particularmente, al de un par de días, me he acostumbrado sin problema.

Otra de las cosas a la que hay que hacerse es la corona digital que gobierna estos AirPods Max. Es el mismo mecanismo que está en el Apple Watch. Te sirve para subir el volumen, bajarlo, reproducir y parar la música, así como preguntar a Siri. El otro control que tienes es un botón para encenderlos o pasar al modo transparencia.

En el diseño, solo hay dos lunares. Por una parte, la funda, que detecta cuando has introducido los auriculares para ponerlos en un modo hibernación. Es una buena idea de estas que solo se le ocurren a Apple, pero que a la hora de la verdad puede generar ciertas dudas sobre si realmente es protección suficiente. El otro problema, que comparte con modelos como Bose, es que su diseño no se pliega completamente.

En el apartado de conexiones físicas solo tenemos el puerto Ligthning. La verdad que podían haber aprovechado y dar el salto al tipo C como ya han hecho en los iPads. Este, sin embargo, no es el aspecto más reprochable. No hay posibilidad de conectar un cable para utilizarlo con dispositivos, como la Nintendo Switch en modo portátil (en mi caso) o un equipo de alta fidelidad, que no permitan utilizar auriculares BT, a excepción que compres un cable adaptador que cuesta 40 euros. Y por este precio debería incluirlo.

Antes de hablar de sonido, hay que hablar de un elemento de diseño que influye y mucho en la cancelación de ruido: las almohadillas. En este caso se ajustan muy bien, no se siente, al menos en mis pruebas, efecto vacío. Están hechas de viscoelástica y recubiertas por un tejido trenzado, algo que me ha resultado más cómodo, especialmente porque me ha dado menos calor que otros materiales. Se pueden separar gracias a un mecanismo magnético separar para limpiarlas en el caso de que se manchen de alguna manera.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Los AirPods Max están equipados con cuatro micrófonos en cada extremo para la cancelación de ruido. A esos ocho, hay que sumar tres dedicados a captar la voz. Tres de ellos están colocados en el exterior y uno está orientado hacia el interior de cada auricular. De esta manera se consigue rastrear tanto el sonido que nos rodea como el que se cuela en el interior y, gracias al análisis y procesado que es capaz de hacer el chip H1, ajustar la reproducción y los diferentes parámetros a cada situación, comprobando que la presión sea adecuada. En lo que se refiere a la cancelación de ruido, creo que es el modelo que consigue un mejor resultado. Aunque los Sony están relativamente cerca, hay algunos matices que acaban marcando la diferencia.

Ambos modelos consiguen bloquear el sonido ambiente y las voces que nos rodean. He hecho pruebas, sin reproducir música, en casa con la televisión a todo trapo, en el gimnasio, en el metro o en una cafetería (es bastante curioso ver las caras cuando a uno le ven cambiándose de auriculares cada dos por tres) y los de Apple se comportan excepcionalmente bien en todos los casos, especialmente con la voz. Se cuelan mínimos ruidos de fondo, especialmente en el caso de la TV, pero se desvanece en cuanto empiezas la reproducción. El sonido, al utilizar esta función tan peculiar, se altera mínimamente, no se nota modificado en exceso.

El modo transparencia (que se activa con un solo botón físico o fácilmente desde el iPhone) también logra un muy buen punto entre lo que quieres escuchar y lo que pasa a tu alrededor. La pega, que, a diferencia de otros modelos, estas herramientas no son regulables. Su uso como manos libres —siempre que no te los coloques al revés, algo que me ha ocurrido en un par de ocasiones— es también excelente.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Esto de no poder regular el 'noise cancelling' se debe a la sencillez y minimalismo que Apple imprime a sus productos. Tenemos una integración perfecta con iOS (no, no merecen la pena con equipos Android) con emparejamiento rápido y controles directos, cambio automático entre dispositivos. A cambio perdemos cosas como una 'app' dedicada para la ecualización (algo que hace automáticamente, analizando lo que suena en tiempo real).

Veía complicado, a priori, notar grandes diferencias en el sonido después de haber probado modelos tan solventes como los Sony o los Bose. Pero sí. Se notan. Donde más lo he notado ha sido en los graves que sonaban muchos más contundentes que otros modelos antes mencionados, sin que eso devorase la voz u otros tonos. En los medios, también muy amplios y ajustados, es donde más igualdad he notado, mientras que los agudos logran rayar una perfección casi absoluta. En definitiva, que tienes unas capacidades para rendir al máximo nivel reproduciendo lo que sea que le pides. Es uno de los mejores sonidos que puedes encontrar a día de hoy. en formato inalámbrico Y claro, eso se paga.

Otro de los ases que tiene, en lo que se refiere al audio, es el sonido espacial. Lo puedes experimentar con contenidos grabados en 5.1, 7.1 y Dolby Atmos. Gracias a los diferentes sensores, detecta donde estás mirando y reposiciona el audio de una película que venga en estos formatos. Cuando te encuentras con un contenido compatible, es impresionante. Sobre la autonomía quedan lejos de los reyes de este apartado, pero ofrece una buena cifra de 20 horas con la cancelación de ruido activa. Además, cuenta con carga rápida, que permite que en cinco minutos consigas una hora y media de autonomía. (Consulta aquí las especificaciones oficiales).

B&O H95

Cuando Apple presentó sus AirPods Max, muchos se apresuraron a compararlos con auriculares más baratos. Pero también los hubo quienes los compararon con modelos más caros. Concretamente con estos B&O H95, que con 800 euros es el pico más alto de esta comparativa. Al igual que los AirPods Max, son un producto exclusivo para oídos 'pata negra' que saben valorar hasta el último detalle.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En lo que se refiere al diseño encontramos diferencias notables. Ambos modelos son muy prémium, pero los H95 apuestan por un diseño quizás más tradicional, disponible en el dorado de las imágenes y en un negro más discreto. Eso no significa que sea aburrido o típico. En este caso combinan el aluminio y el cuero. A mi particularmente este tejido, que no deja de ser de primerísima calidad, me resulta más incómodo por la transpiración y el calor 'añadido' cuando empieza a subir el termómetro. El diámetro de cada 'casco' es algo mayor, pero la profundidad de la almohadilla es menor, lo que puede hacer que algunos con las orejas grandes las sientan más encajonadas.

El modelo tiene un mecanismo para plegarlos casi al completo, pudiendo llevarlos de manera más compacta que los AirPods Max en una bolsita o similar. Contamos con un botón de encendido combinado con el control para activar el modo de emparejamiento. También disponen de puerto USB tipo C y conector para 'jack' (en este caso, el cable si viene incluido) y un control adicional para activar la cancelación de ruido. Para controlar el volumen y la transparencia contamos con un dial en cada auricular que al girarlo modificaremos los ajustes. La verdad que es una solución muy intuitiva e inteligente.

Donde los B&O H95 se apuntan un tanto es en el estuche. Es una funda completamente hecha de metal, muy elegante, que asegura los auriculares perfectamente, con espacio para llevar todos los cables. Eso sí, es muy segura pero la más voluminosa de todas.

Respecto al sonido creo que aquí se nota la tradición y experiencia de la marca danesa, que lleva décadas haciendo equipos de audio. Ambos equipos son sobresalientes, pero si el audio del modelo de Apple es un 9, estos son un 9,6. Cuestan 800 euros así que es lógico exigirles ese rendimiento. Creo que logra una reproducción ligeramente más fiel que los AirPods, empastando algo mejor todas las partes de la composición. Algo que se nota, especialmente, en melodías que juntan muchos instrumentos bajo la voz.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Aunque auriculares ofrecen un sonido más fiel, lo cierto es que se ven superados en la cancelación de ruido por Sony y por los AirPods Max. ¿Quiere decir esto que no hacen buen trabajo? En absoluto. Lo que pasa que entornos muy ruidosos tendrás que subir la música a un volumen mayor para ahogar completamente el ruido, cosa que no ocurre en otros casos. Esto también tiene un beneficio: al ser una cancelación de ruido activa menos agresiva, el sonido suena mucho más natural que otros modelos, incluso los de Apple. Con la transparencia nos encontramos la misma situación: deja pasar la voz y lo que nos rodea bien, pero no creo que alcance el nivel que roza Apple.

Los B&O H95, que cuentan con 'app' con ecualizador tanto para iOS como para Android (así como emparejamiento rápido con ambos sistemas) y otras opciones de control, son los auriculares de este listado con mejor autonomía y, probablemente, del mercado en general. Si no utilizamos la cancelación de ruido, podemos alcanzar las 50 horas de autonomía. Eso sería una semana sin cargarlos utilizándolos durante 7 horas y pico cada jornada. Si tiramos de esta función, la cifra ronda, según la marca, 38 horas, un registro brillante. (Consulta aquí las especificaciones oficiales)

Sony WH-1000XM4

A simple vista, son los que más encajan con el aspecto que aparece en el imaginario colectivo cuando hablamos de auriculares supra aurales o de diadema. Es un diseño más sobrio, más ejecutivo. El casco (o 'recinto') es algo más grueso que otros y está rematado en plástico mate como prácticamente todo el conjunto. Esto quizás le pueda dar un acabado menos prémium, pero hace que sean bastantes más ligeros.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Disponen también de un mecanismo de bisagras para plegarlos completamente, lo que hace que entren fácilmente en el bolsillo pequeño de una mochila o un bolso de tamaño medio. Son cómodos y rápidamente uno se olvida que los lleva puestos. Aunque se puede hacer deporte con ellos, no me parece excesivamente cómodo cuando hablamos de correr. Además, las almohadillas, de espuma de uretano, están recubiertas de piel, así que tendrás que secar el sudor. Cuenta con USB tipo C y dos controles físicos. Uno es el botón de encendido y emparejamiento y el otro puede servir para activar la cancelación de ruido o el modo transparencia o convocar al asistente del móvil. Incluye, como en anteriores versiones, la posibilidad de dejar pasar la voz posando la mano sobre la oreja derecha.

Como decíamos, hay una diferencia perceptible entre el sonido que ofrecen los AirPods Max o modelos más caros. Pero, sin embargo, creo que Sony es el rey de esta zona media de precio, gracias entre otras cosas a la profundidad de graves que logra frente a los Bose, siendo más contundentes en esta tarea. Se nota el procesado que hace con el audio comprimido (gracias a su códec LDAC) para restaurar parte de la calidad y mejorar la fidelidad. Particularmente, me resulta un audio menos neutral que el de los 700 ANC, pero el 'acabado' que Sony da al sonido de sus equipos me resulta agradable. Siempre puedes tirar de la 'app' y los ajustes para adaptarlo. Por cierto, en Android, funciona con el emparejamiento rápido.

Estos Sony te permiten también, desde la aplicación, graduar la cancelación de ruido (15 niveles) y la transparencia. Una de las cosas más interesantes es que el auricular es capaz de registrar lugares o si estás andando, yendo en trasporte público o corriendo y activar automáticamente el mejor escenario para cada momento. Y funciona muy bien. La cancelación de ruido, en mi opinión, es una de las mejores que puedes encontrar, ligeramente por delante de los Bose y un paso por detrás de los AirPods Max, especialmente a la hora de bloquear sonidos especialmente agudos. Sin embargo, muchos no serán capaces de ver justificada la diferencia de precio por estos aspectos.

Donde no rinde tan bien es su uso como manos libres. Puedes mantener una conversación, pero le cuesta algo más que a los 700 ANC o los de Apple. Es cierto que han mejorado desde la anterior generación como en el caso de la multiconexión, pero todavía tienen algo de trabajo de cara a la próxima entrega si quieren ganar el pulso que mantienen con Bose en esta franja de precios.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En el aspecto energético, los Sony WH-1000XM4 tienen mucho aguante. Son un modelo destacado en materia de autonomía, ya que logran hasta 30 horas con la cancelación de ruido activa. Eso hace que dependiendo el uso que les des, puedes pasarte alegremente 15 días sin tener que cargarlos. A la hora de repostar el depósito de gasolina también miran a muchos rivales por el retrovisor: con 15 minutos, tienes tres horas y medio. Creo que esto, junto al diseño más compacto y plegable, y su buen rendimiento general hacen de este modelo (incluso el anterior) una excelente inversión, con una buena relación calidad-precio. Se pueden encontrar en Amazon por 379 euros. La pregunta, llegado a este punto, es: ¿vale los AirPods Max casi el doble que estos Sony? La respuesta es depende. Si no te importa el dinero, eres un exquisito del sonido y quieres una integración completa con el ecosistema Apple del que formas parte, pues igual no sea tanta locura pagarlo. (Consulta aquí las especificaciones oficiales)

Bose 700 ANC

Si uno ve los Bose 700 ANC puede pensar que estamos ante un modelo más caro. Creo que son los más elegantes de este listado. La marca lleva tiempo peleando por el trono del 'noise cancelling' con su gama QuiteComfort, pero se sacó de la manga estos auriculares. Una gama donde ha tirado de bisturí y ha logrado un aspecto más fino y mucho mejor acabado. La diadema es una pieza única con bisagras invisibles que permiten ajustar la longitud del arco, pero también la inclinación, logrando adaptarse mejor al contorno de la cara. Las 'carcasas' son de aluminio y tiene una funda de un material gomoso que hace que se sienta francamente cómoda sobre la cabeza. Tiene tres botones físicos (de emparejamiento, para invocar el asistente de voz o para activar los diferentes perfiles y el modo conversación) pero la reproducción se controla gracias a una zona táctil incluida en el auricular derecho.

placeholder  Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En Teknautas, ya tuvimos la oportunidad de probarlos en su momento, junto a los WH-1000XM4. Como digo es un diseño bastante bonito, pero también ergonómico. Las almohadillas, de piel sintética, son lo suficiente mullidas. El diámetro es quizás algo más pequeño que otros modelos, pero tiene la profundidad suficiente para que la oreja quede completamente cubierta. Además de los botones físicos que comentábamos, contamos con puerto USB tipo C, así como conexión para cable y poder utilizarlo sin necesidad de tener batería.

Antes de entrar a hablar del sonido, vamos a hablar de una de las grandes fortalezas de estos Bose 700 ANC: su rendimiento como manos libres. Tiene dos micrófonos dedicados a esta labor que captan perfectamente la voz, anulando el ruido ambiente y el viento. La sensación ha sido la misma que cuando los probé por primera vez y eso que ahora andamos con mascarillas que muchas veces dificulta que se nos pueda entender con claridad. Es una de las sorpresas muy grata. Si estás pensando en unos auriculares que vayas a tener puestos durante muchas horas al día y vas a tener que contestar llamadas constantemente, este tiene que ser sí o sí uno de tus claros candidatos.

En lo que respecta a la reproducción de sonido hay que hacer varios apuntes. Bose, por ejemplo, no opta por hacer un procesamiento ni ecualización en tiempo real como hacen Sony o Apple. Esto deriva en que entrega, por defecto, un audio más neutro, muy correcto, pero sin balancearlo intencionadamente. Eso lo puedes hacer tu desde la 'app'. Los graves no tienen tanto recorrido como en los WH-1000XM4 (su gran rival en esta franja de precio) pero se notan potentes y sin distorsiones, en una parte tan clave de la reproducción. Sin pegas en los tonos neutros, quizás los agudos sí que puedan resultar algo exagerados en algunas fases. Sobre la cancelación de ruido creo que están ligeramente por detrás de los Sony. Se puede modular en 11 niveles, pero empieza a ser efectiva a partir del nivel 6. Al menos ese es al que más he recurrido yo en mi día. Un apunte: se puede tener conectado al mismo tiempo a dos dispositivos (móvil y tableta, por ejemplo) sin necesidad de desconectarlo de uno para conectarse al otro.

placeholder  Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Hay que subrayar que, a la hora de la verdad, pocas diferencias va a percibir el común de los mortales, a excepción de que tenga el oído algo entrenado. Puede sufrir más a la hora de bloquear el sonido constante, sí, pero a la mínima que reproduzcas un podcast o una lista de Spotify esto se va a diluir. Es decir, la diferencia con Sony se va a decantar más por aspectos como el diseño y la batería, y no tanto por el sonido.

En el campo de la autonomía, los Bose se sitúan a la par que los auriculares de Apple. Con la función de 'noise cancelling' activada, te da para 20 horas de uso. Puede parecer una cifra pequeña, pero creo que es suficiente para cubrir las necesidades de la gran mayoría de los usuarios. También tenemos carga rápida: en un cuarto de hora, sacamos energía para tres horas y pico. Su precio de partida eran 399 euros, pero ya han ajustado su coste hasta los 319, lo que supone un punto a favor si estás dudando entre estos o los Sony. (Consulta aquí las especificaciones oficiales).

Razer Opus

En cuanto empiezas a bajar el precio de salida, se empiezan a multiplicar las opciones. Puedes encontrar auriculares que prometen cancelación de ruido activa por debajo de los 100 euros, aunque ya les adelanto que poco o nada tiene que ver con los modelos que hemos enseñado aquí. Pero también es cierto que no todo el mundo quiere dejarse 300 euros o más en unos auriculares. Si buscas algo más asequible tienes opciones como las de recurrir a modelos de años anteriores. Sin embargo, de las múltiples propuestas que han pasado por mis manos (y mis orejas) últimamente me ha llamado la atención mucho han sido estos Razer Opus, que tienen un precio de salida de 199 euros.

Que la marca no os lleve a equívoco. Aunque su especialidad sean los productos para 'gamming', estos auriculares de diadema están pensados para gran público, a diferencia de otros productos que han hecho. Obviamente nos vamos a encontrar con un dispositivo que tiene diferencias frente a los expuestos hasta ahora, pero la clave reside en la calidad precio. ¿En qué se deja notar que es un producto para el público general? En que su carrocería no incluye ningún elemento llamativo como en otras ocasiones hemos visto. La marca aquí no ha incluido ningún detalle en el color verde con el que suele teñir sus productos para los jugones. Lo que más llama la atención, en todo caso, es la palabra Razer en acabado plata en uno de los lados.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Sobre el diseño, cabe mencionar que tienen un aspecto bastante conservador, que incluso puede tener un aire con los Sony presentados más arriba. Optan por el plástico, por lo que se sienten más ligeros, pero también algo menos robustos. La almohadilla, si tienes la oreja grande, quizás se pueda sentir al principio algo pequeña y limitada, pero con el paso de los días uno se acaba haciendo a ello. Aquí no se han roto la cabeza con los controles y han incluido botones físicos para todo, repartidos en ambos lados. En lo que respecta a puertos, tenemos puerto USB C, así como 'jack' de auriculares.

¿Cómo va de sonido? Tenemos un audio (certificado por THX) que cumple perfectamente en las zonas templadas. En las frecuencias más altas se maneja sorprendentemente bien, sin llegar a perder claridad ni distorsionar en ningún momento. En general ofrece un rendimiento más que solvente por este precio. Donde le falta 'chicha' es en los graves. No se puede pedir todo. Se nota que le falta un poquito de fuerza y suenan algo tamizados. Desde la aplicación podemos activar un modo que los 'refuerza' artificialmente. No es la panacea, pero le da un poco de amplitud a la reproducción. La 'app', por cierto, no ofrece ecualización a la carta, sino que te da unos cuantos modos cerrados que no se pueden personalizar.

Por este precio se puede concluir que la cancelación activa de ruido funciona bien. En una cafetería o en el metro es imposible evitar que se oiga algo (a excepción de que pongas el volumen al 75% o más), pero en general hace muy buen trabajo de aislamiento. Además, no distorsiona mucho la calidad del audio al utilizarlo, como si se ha visto en otros modelos baratos del mercado.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Su uso como manos libres está lejos de la claridad que ofrecen los Bose 700 ANC y, por supuesto, de los AirPods Max. Muchas veces al mandar un audio de WhatsApp y escucharme escuchaba mi voz grave, como demasiado enlatada. Además, en entornos con mucho viento o ruido ambiente había ocasiones en los que tenía que elevar la voz excesivamente y gritar un poco. Las pruebas que he hecho en casa utilizando el equipo para llamadas de trabajo me he dado cuenta que ofrece una claridad suficiente para mantener una conversación de manera decente, aunque no ofrezca una calidad sobresaliente. Podemos decir que aprueba sin grandes alardes en este sentido. La batería dura, con una sola carga, 25 horas tirando de 'noise cancelling', por lo que está en una buena posición en esta comparativa. (Consulta aquí las especificaciones oficiales).

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
AirPods Apple Sony ¿Me lo compro?
El redactor recomienda