Lo más esperado de Apple es por ahora de Samsung: probamos su localizador Bluetooth
  1. Tecnología
TANTOS RUMORES, SE LE HAN ADELANTADO

Lo más esperado de Apple es por ahora de Samsung: probamos su localizador Bluetooth

Los coreanos lanzan algo similar a lo que lleva preparando meses la manzana. Si eres de los que pierden las llaves cada dos por tres y tienes uno de sus móviles, quizá te interese. Eso sí, hay que tener claras algunas cosas

placeholder Foto: Foto: EC.
Foto: EC.

Apple siempre presenta menos de lo que se espera. Da igual cuando leas esto. Lo hemos visto este otoño con la ensalada de eventos que ha tenido para presentar sus iPhone, sus iPads, sus nuevos MacBook, sus nuevos relojes y sus Homepod Mini. Siempre se esperaba algo más de cera en la vela. Incluso sus AirPods Max, sus primeros y carísimos auriculares de diadema, acabaron protagonizando un 'one more thing' atípico, a unos pocos días de Navidad. Pero de los 'AirTags', ni rastro. Estos localizadores de objetos llevan ya año y pico en casi todas las apuestas.

Foto: Samsung Galaxy S21 Ultra. Foto: EC.

Pero de momento, agua en todas. Estamos en enero y ya hay rumores hablando de que será una de las pedreas de un sarao que monte la marca en otoño. Poco margen hay para las sorpresas. Al menos sobre el papel. Se ha desnudado tanto el producto sin enseñar nada que hasta la competencia ha podido crear sus alternativas y ponerlas en juego antes que ellos. El producto más esperado de Apple es por ahora de Samsung, que ha puesto hoy a la venta sus Galaxy SmartTags.

Se trata de un localizador con tecnología Bluetooth que permite, como bien indica su nombre, encontrar las llaves, la mochila o lo que quieras desde tu teléfono. Y viceversa, ya que también sirve para hacer sonar tu móvil remotamente cuando no sabes en qué rendija del sofá lo has dejado. Lo hemos podido probar unas horas antes de su estreno comercial y aquí va lo mejor y lo peor de nuestra experiencia.

Un localizador de este tipo no necesita un diseño que esté todo el tiempo diciendo: '¡Eh! Aquí estoy. Aquí me tienes'. Eso ya lo hace la 'app' con la que funciona o el pitido que emite el pequeño altavoz. Por eso debe ser un dispositivo casi invisible, discreto. El SmartTag de Samsung cumple con esa premisa. Es un pequeño rombo de plástico. Su aspecto es un normal y corriente.

No te va a encantar, pero tampoco te va a horrorizar. ¿Podría ser más original? Sí. Tiene cierto aire de llavero de propaganda, como esos que te daban el concesionario de turno. Pasa desapercibido y se puede enganchar fácilmente a un llavero, una mochila, un bolso, el collar de una o una funda de una cámara.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

La única pega en este sentido es que es algo abultado para meterlo en una cartera (ya hemos visto como algunos rivales como Tile, han creado un modelo de localizador con forma de tarjeta de crédito con este fin). En España está disponible en negro. Cuenta con resistencia equivalente a IP53, lo que viene a decir que está preparado para salpicaduras y aguantar humedad. Yo lo he llegado a meter bajo la ducha y en un vaso de agua durante un rato y ha seguido funcionando perfectamente. Eso sí, no es recomendable hacerlo continuamente.

Bienvenidos a '¿Me lo compro?

Bienvenidos a ¿Me lo compro?, nuestros análisis a fondo de los 'gadgets' más deseados del momento. Cada semana analizaremos nuevos dispositivos y, sobre todo, los compararemos entre sí para que puedas responder al instante a esa pregunta que a veces nos quita el sueño: ¿qué móvil, TV, portátil, auriculares... me compro? Podrás preguntarnos lo que quieras sobre cada producto, la idea es ayudarte a tomar mejores decisiones y... de paso, ahorrarte tiempo y dinero. Si estás detrás de este 'gadget' de Samsung o cualquier otro, puedes mandarnos tus dudas a teknautas@elconfidencial.com y te responderemos cuando sea posible.

No funciona con batería. Funciona con una pila de botón. Entiendo que el formato lo limita. Mejor. Prefiero cambiar una vez al año esa pieza que andar cargando el aparato cada dos por tres. Con la suerte que tengo, paso de enchufarlo una noche, agoto la autonomía y al día siguiente no encuentro las llaves, algo demasiado frecuente, y no puedo hacerlo sonar. Se supone que con una sola pila da para unos 280 días. Todo dependerá del uso que le des. En la aplicación que gobierna este SmartTag tienes un apartado en el que podrás controlar la vida útil que le queda. Hacer el cambio no es difícil. Se puede abrir sin necesidad de ningún accesorio cuando llegue el momento. Yo lo he hecho un par de veces para comprobar cómo funciona y diré que no reviste ninguna complicación.

¿Cómo responde?

El Galaxy SmartTag contará con dos versiones. De momento, solo se ha lanzado el modelo básico. El prémium vendrá equipado con tecnología UWB ('ultra wide band') y permitirá hacer uso de realidad aumentada para encontrar la baliza de forma aún más fácil. El básico funciona solo con Bluetooth 'low energy'. Se podría decir que gracias a esta tecnología el dispositivo va dejando pequeñas migas de pan allá donde está, que son registradas por el teléfono al que está conectado.

Realmente el grueso del trabajo lo lleva el móvil, que es el que tiene la 'app' instalada y registra la posición de las llaves o el objeto, en base a la propia posición del 'smartphone'. Cuando sale del alcance del terminal, no se puede localizar directamente. Aunque aún no se ha activado esa función, en unas semanas, gracias a una actualización, te avisará cuando te alejes demasiado.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En este sentido no difiere mucho de otras opciones que hemos visto como los localizadores Tile, que funcionan de forma similar y también cuenta con ese sistema de alertas de proximidad. El problema en el caso de los Tile es que este aviso, según nuestras pruebas, llega más tarde de lo que deseable. Además, es una funcionalidad para la que tienes que pagar una cuota mensual, para gozar de esta y otras prestaciones.

¿Cuánto te puedes alejar del SmartTag sin perder la posibilidad de reclamarlo? Yo he hecho unas pruebas rápidas en interiores y en exteriores. En mi casa lo he podido dejar en el salón e irme casi hasta la puerta del ascensor, lo que serían aproximadamente nueve metros en línea recta. En exteriores calculo que la distancia ha sido de unos 30 metros. A la hora de llamarlo, el pitido se puede modular, por si estás en un ambiente muy ruidoso y necesitas que suene más fuerte. Si el pitidito no es suficiente, también cuentas con una barra de próximidad que te irá indicando si la señal es más fuerte o más débil y te permitirá saber si estás acercándote.

Solo para los Galaxy

Todo esto se hace a través de 'SmartThings', la aplicación que tiene Samsung para su ecosistema de aparatos conectados. Es la app que utilizas en cualquier móvil Android o iPhone cuando vas a configurar una de sus teles inteligentes. Aunque esté disponible para otras marcas y plataformas, esto no significa que el SmartTag sirva para cualquier usuario. Solo los dueños de un dispositivo Galaxy, que funcione al menos con Android 8, podrán utilizarlo. También aquellos que tengan relojes de la marca con Tizen 5.5. ¿Por qué? Porque 'SmarThings Find', el clon de 'Buscar' de iOS que Samsung relanzó en otoño, solo está disponible a partir de esa versión del sistema operativo y para Samsung. El SmartTag también registrará gracias a esta función una línea de tiempo, como cualquier aparato vinculado a esta funcionalidad (móvil, reloj, auriculares), donde se podrá consultar las diferentes posiciones por donde ha pasado, siempre que esté vinculado al móvil.

Limitarlo a los Galaxy le quita público objetivo y empequeñece algunas funciones

Personalmente me parece un error que Samsung haya apostado por crear un accesorio solo para los usuarios de un dispositivo Galaxy. Ya lo hizo con sus primeros 'smartwatches', aunque finalmente dio su brazo a torcer. En el caso de Apple tiene más sentido, dentro de la filosofía de la compañía, que los AirTags solo funcionen con iOS, por eso de integrarlo con su ecosistema cerrado, un aspecto que lejos de molestar, agrada a sus parroquianos. En el caso de los coreanos, me parece que esta decisión quitar algo de empuje y atractivo a esta propuesta teniendo en cuenta que SmartThings, el cajón en el que se incluye Find, está ya desarrollado para otros fabricantes y sistemas.

¿Por qué? Para eso hay que comentar dos funciones extra que incluye. La primera de ellas es la posibilidad de activar una especie de 'en busca y captura' cuando pierdes el localizador y sale del alcance de tu móvil, imposibilitando hacerlo sonar. Si otro usuario de la 'app' pasa por allí (y ha aceptado participar en esta herramienta comunitaria) su dispositivo localizará el tuyo. La otra alternativa es, por ejemplo, cuando sospeches que te has dejado algo en la oficina, puedes enviarle los datos del SmartTag a otro usuario de Smarthings Find y que él lo haga sonar y localizarlo con su terminal. Tal y como lo ha concebido Samsung, solo podrías pedírselo a alguien con un dispositivo de la marca. Abriendo la mano y la horquilla, potencias ambas herramientas al conseguir más potenciales usuarios, En realidad, creo que estos servicios y comodidades añadidas, junto a otras funcionalidades extra que los fabricantes independientes no pueden hacer (como la integración con aparatos domésticos), son realmente los que deben marcar la diferencia frente a otros localizadores más baratos.

placeholder Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

¿Es realmente útil?

No hay mucho más que contar a falta de probar el modelo Plus —la realidad aumentada puede ayudar a atinar mejor la búsqueda, aunque con el pitido personalmente me parece suficiente—, más allá de que el SmartTag también puede ser como botón de encendido y apagado de diferentes aparatos de casa. Además de servir para pulsar y que suene el móvil, el botón que incluye puede servir para activar ciertas rutinas que tengas configurados con la domótica. Por ejemplo, podrías desactivar las luces, apagar la tele y activar una cámara de seguridad al salir de casa. Y al revés, si estás volviendo del trabajo, podrías hacer que se encienda el termostato (es compatible con Nest o Netamo) o la iluminación. Yo he hecho la prueba con la televisión y la función responde bien.

El problema es que faltan todavía funciones por activar. Eso desluce el lanzamiento

Esto es todo lo que se puede decir del SmartTag en el día de su lanzamiento. Un lanzamiento un tanto desnatado, que todavía faltan funcionalidades por activar y todavía falta para ver la versión superior, que llegará a partir del segundo trimestre del año. Si tienes un 'smartphone' Samsung y buscas una baliza para tus llaves (o tu perro) que sea cómoda de usar y se integre bien, es una herramienta útil y cumple su papel de baliza Bluetooth. En el campo de la privacidad, cabe decir que el ID de cada SmartTag cambia cada 15 minutos. Los datos, por supuesto, están encriptados.

Su precio es de 39,90 euros, lo que le coloca ligeramente por competidores naturales como el Tile Pro (35 euros). En su favor hay que decir que no habrá que pagar por las alertas cuando te alejes (cosa que si ocurre con los Tile o por manejar el histórico de ubicaciones) El problema es que el aparato llega todavía con una mano en la espalda, probablemente por las prisas de hacerlo coincidir con el lanzamiento de los nuevos Galaxy S21 y ofrecerlo como regalo para los compradores. Aunque eso haya ocasionado un lanzamiento que, aunque no está a medio cocer, está lejos de mostrar en su totalidad todas sus capacidades.

Si buscas un simple localizador, sin más ambición que hacerlo sonar desde el teléfono, también es de ley decir que tienes opciones más baratas. Si tienes dudas, lo mejor es que esperes para conocer el precio de la versión Plus. Si Samsung se ha quedado corto o largo lo dirá el tiempo, las actualizaciones que prometen y los 'Tags' de Apple cuando vean la luz.

Samsung Apple
El redactor recomienda