¿Has invertido en alguna de estas webs? Seguramente hayas perdido todo tu dinero
  1. Tecnología
supuestas estafas piramidales

¿Has invertido en alguna de estas webs? Seguramente hayas perdido todo tu dinero

En España, hay 1.039 empresas que te ofrecen invertir tu dinero y darte enormes beneficios en muy poco tiempo. Te mostramos la lista para que sepas si deberías empezar a llamar a la Policía

Foto: Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A Elisa, una tinerfeña de 52 años, las cosas le iban realmente mal en 2017. Llevaba dos años en una situación de desempleo que solo desaparecía cuando conseguía trabajos precarios o en negro limpiando casas y cuidando a personas mayores. Con tres hijos, dos de ellos a su cargo, el mejor de los meses conseguía unos 400 euros que iba ahorrando gracias a que una amiga le había dado cobijo en su casa. En febrero de 2017, un familiar suyo de Alcorcón le habló de un antiguo amigo que había montado una empresa de inversión que estaba dando unos beneficios tan altos como rápidos. El amigo, aseguraba el familiar, era de total confianza y prestigio: se trataba de Andrés Raúl Cano, un exfutbolista de la Agrupación Deportiva Alcorcón al que el negocio le iba tan bien que incluso patrocinó al club.

placeholder Andrés Raúl Cano, durante la presentación de su patrocinio al equipo de fútbol femenino de Alcorcón. (Foto: AD Alcorcón)
Andrés Raúl Cano, durante la presentación de su patrocinio al equipo de fútbol femenino de Alcorcón. (Foto: AD Alcorcón)

Elisa tenía poco más de 3.000 euros ahorrados y, una vez reservado el pico, invirtió los 3.000 restantes en ARC Trader, una empresa de inversión que aseguraba a sus clientes que obtendrían cerca de un 10% de beneficios en apenas cuatro meses. De hecho, apenas un mes después de haber metido su dinero, Elisa comprobó en la web de la empresa que sus 3.000 euros ya se habían convertido en 3.300. En marzo, en 3.700; en abril, en 4.200, y en mayo, en 5.100 euros. Ella decidió entonces retirar su dinero, pero se encontró con un problema: el agente encargado de su cuenta le ponía muchas trabas. Demasiadas. Unos días le decía que aún no podía sacarlo, otros que esperase un poco más, otros que ya le había hecho el pago (pero no llegaba), otros que para cancelar su cuenta debía pagar una tasa de 3.000 euros... Más de tres años después, Elisa aún no ha recuperado ni un solo euro. Y, por cierto, sigue trabajando cuando puede, de manera precaria o directamente en negro.

El problema es que todo lo que le habían contado a Elisa era mentira. En noviembre de ese año, la Audiencia Nacional tramitó una querella contra ARC Trader en la que se acusaba a Andrés Raúl Cano de cometer una presunta estafa y apropiación indebida, todo ello a través de una supuesta estafa piramidal en la que se habría quedado con 30 millones de euros procedentes de más de 1.000 afectados, a algunos de los cuales incluso los seducía con suculentas invitaciones al palco del Bernabéu. Lo curioso es que, cuando la Audiencia Nacional tramitó la querella, Andrés Raúl Cano ya no era dueño de ARC Trader: en verano se la había vendido por un euro a un acuchillador de parqué. En febrero de 2018, tras una larga investigación, el supuesto estafador fue detenido. La AN, además, les requisó a él y a sus socios 17 viviendas, 10 coches y cuatro tractores, además de fijarles una responsabilidad civil de cinco millones de euros.

Foto:  Mensajes de WhatsApp enviados por uno de los estafados. (Montaje: EC)

Lista: 1.039 chiringuitos financieros en España

El caso de Elisa no es excepcional. Tampoco el de ARC Trader: desde mayo de 2013, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) viene advirtiendo de la proliferación de los llamados 'chiringuitos financieros', que no son otra cosa que entidades y/o personas que prestan servicios de inversión prometiendo grandísimas rentabilidades... pero sin contar con ningún tipo de permiso de la propia CNMV, que es quien debe autorizar y supervisar dichas actividades.

Hace poco más de un año, contábamos el caso de UproFX, cuyos afectados lo acusaban de quedarse varios cientos de miles de euros, pero no es el único. En los últimos 17 años, la CNMV ha configurado una lista de 1.039 chiringuitos financieros operando en España. Si crees que puedes haber invertido dinero en alguno de ellos, aquí tienes la lista completa, en la que puedes buscar el nombre de la empresa en la que has depositado tu dinero. Un dinero que seguramente ya hayas perdido, según las actuaciones de la CNMV.

Las cifras asustan, pero la progresión asusta todavía más: en 2019, los avisos de la CNMV respecto a estos vehículos irregulares de inversión crecieron en un 413% respecto a 2018. Este año, la pandemia ha sido un contexto ideal: desde enero, el número de empresas de este tipo ha crecido en más de un 30%.

Acusación a Europa: otros 3.500 chiringuitos

La preocupación del organismo público no solo se ciñe a España. A nivel europeo, ha señalado con el dedo más de 3.500 empresas que cuentan con pasaporte comunitario pero, según sus criterios, deberían ser cerradas por sospechas de ilegalidad.

Pero ¿cómo puede ser que España dude de la legalidad de una empresa con pasaporte comunitario? La CNMV pone su mirada en varios territorios: Reino Unido, Italia, Eslovenia, Luxemburgo y Chipre, a los que acusa de ineficacia a la hora de controlar, auditar y perseguir este tipo de empresas. Por su parte, la International Organization of Securities Comissions (Iosco) también elabora su propia lista de plataformas de ámbito internacional que incumplen las leyes o han recibido alertas de posibles estafas.

Internet, el paraíso de las estafas financieras

Los chiringuitos financieros no son nuevos, precisamente, pero es verdad que en internet han encontrado su hábitat idóneo. En primer lugar, porque es el mejor escaparate para llegar a gente que necesita dinero rápido pero no tiene conocimientos financieros; en segundo lugar, porque pueden colocar una publicidad que no tiene el nivel de control o regulación que tiene la TV; tercero, porque esa publicidad es mucho más barata que cualquier otra, y en cuarto lugar, porque en internet es mucho más difícil que nadie te encuentre.

A todo esto hay que sumarle la gota que colma el vaso: recurrir a famosos. Isabel Maura, de 64 años, cayó en una de estas plataformas gracias a una supuesta noticia en la que se desvelaba el 'milagro financiero' de Amancio Ortega para multiplicar su dinero en poquísimo tiempo. Otros llegaron por un anuncio en el que salía Risto Mejide, y otros por otro en el que aparecía Pablo Motos. El presentador de 'El Hormiguero', de hecho, llegó a denunciar públicamente este tipo de estafas, lamentándose además de la imposibilidad de encontrar a las empresas que le usan como gancho publicitario.

Pero si la CNMV suele incluir todas estas plataformas en su lista de entidades no autorizadas y desaconseja fervientemente invertir ni un solo euro en ellas, ¿por qué siguen consiguiendo aparentes víctimas? La respuesta responde básicamente a tres factores:

  1. Desconocimiento. Cualquier inversor experimentado sabe distinguir entre una plataforma de inversión autorizada y otra no autorizada. Además, sabrá cuándo una oferta es demasiado buena para ser verdad y comprobará si la entidad en cuestión ha sido avalada o no por la CNMV. Sin embargo, este tipo de plataformas se mueven en portales de internet y redes sociales ajenas a estos entornos, ya que buscan al ciudadano que nunca ha invertido su dinero y que carece de conocimientos financieros para poder saber si se está arriesgando a ser estafado.
  2. Desesperación. En muchos casos, las víctimas juegan con un factor psicológico en su contra: la desesperación. Si una persona lleva tiempo en una delicada situación financiera y se encuentra con una publicidad que le promete ganar dinero rápidamente, tendrá menos herramientas de razonamiento para evaluar si lo que le están contando es demasiado bonito para ser verdad.
  3. Oportunismo. La mayoría de anuncios de este tipo de plataformas tienen una estructura similar: "Amancio Ortega desvela su truco de inversión", "Los bancos están temblando por la revelación que hizo Risto Mejide", "Los grandes inversores no quieren que conozcas este método de hacerte millonario"... En definitiva, buscan que la víctima se sienta especial y crea estar siendo más lista que nadie, accediendo a los trucos que el sistema se empeña en ocultarle.

La fórmula, por tanto, es tan explosiva como exitosa: una web que te promete ganar muchísimo dinero en poquísimo tiempo, una víctima con pocas herramientas para discernir la oportunidad de la estafa, una industria publicitaria con barra libre para cualquiera que pague y una serie de entramados empresariales que rarísima vez acaban siendo descubiertos. El resultado de esto es una cantidad exponencial de ciudadanos que, casi de la noche a la mañana, se encuentran con que han perdido todo su dinero y lo más probable es que no lo vuelvan a ver.

El decálogo de la CNMV para evitar chiringuitos financieros

1.- Verifica que la entidad está autorizada y no ha sido objeto de advertencia por parte de la CNMV.
2.- Si sospechas, pregunta. Haz preguntas sobre las características del servicio y de la inversión y exige información por escrito.
3.- Desconfía ante estas señales: llamadas o correos inesperados, urgencia de la inversión, bonificaciones de entrada, esquemas piramidales en los que te pidan que también captes nuevos clientes y mención o utilización del logo de la CNMV (la CNMV nunca invita a realizar una inversión).
4.- No te dejes engañar por la sofisticación de algunas páginas web ni por la afinidad de sus 'seguidores' en redes sociales. 
5.- Desconfía de altas rentabilidades sin riesgo. No inviertas en lo que no comprendas.
6.- Presta atención a las comisiones y gastos.
7.- Asegúrate de que los productos que te ofrecen existen y contrasta la información que te aportan.
8.- Desconfía si no te piden información: los intermediarios financieros autorizados deben evaluar tu experiencia, conocimientos, situación financiera y objetivos de inversión.
9.- Si no logras que te devuelvan tu dinero, no continúes realizando aportaciones. 
10.- Pon en conocimiento de la CNMV cualquier incidente sospechoso de fraude y denuncia lo ocurrido a la Policía o en el juzgado correspondiente.

A Elisa, una tinerfeña de 52 años, las cosas le iban realmente mal en 2017. Llevaba dos años en una situación de desempleo que solo desaparecía cuando conseguía trabajos precarios o en negro limpiando casas y cuidando a personas mayores. Con tres hijos, dos de ellos a su cargo, el mejor de los meses conseguía unos 400 euros que iba ahorrando gracias a que una amiga le había dado cobijo en su casa. En febrero de 2017, un familiar suyo de Alcorcón le habló de un antiguo amigo que había montado una empresa de inversión que estaba dando unos beneficios tan altos como rápidos. El amigo, aseguraba el familiar, era de total confianza y prestigio: se trataba de Andrés Raúl Cano, un exfutbolista de la Agrupación Deportiva Alcorcón al que el negocio le iba tan bien que incluso patrocinó al club.

El redactor recomienda