la 'app' puede no llegar hasta otoño

España simulará una epidemia en Canarias para probar la 'app' de rastreo de coronavirus

El piloto de la 'app' comenzará en La Gomera el 29 de junio y durará hasta el 13 de julio. El Gobierno ha reclutado a 300 personas que simularán estar infectadas para probar su efectividad

Foto: Soldados del ejército suizo prueban la 'app' de rastreo durante el piloto de ese país el pasado abril. (Reuters)
Soldados del ejército suizo prueban la 'app' de rastreo durante el piloto de ese país el pasado abril. (Reuters)

El Gobierno ha dado hoy más detalles sobre el piloto que llevará a cabo en la isla de La Gomera, en Canarias, para probar su aplicación de rastreo de contagios del covid. El piloto, adjudicado a la empresa Indra por 330.500 euros, arrancará oficialmente el 29 de junio y durará hasta el 13 de julio. Durante esos días, los habitantes de La Gomera (22.000) podrán usar una 'app' en sus móviles que debería servir para identificar nuevos posibles infectados y ayudar a frenar posibles brotes. Para ello, el Gobierno ha reclutado a 300 técnicos que simularán estar contagiados, pasearán por la isla y harán que el sistema se active avisando por SMS a cualquier ciudadano que haya estado más de 15 minutos a menos de dos metros de distancia de estos "infectados virtuales".

Este es el plan de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (Sedia) para probar la 'app' de rastreo de contactos que otros países, como Alemania, Italia, Suiza o Dinamarca, ya han probado y lanzado de forma oficial a toda la población hace días. Alemania ha conseguido ya más de 10 millones de descargas en todo el país. En España, sin embargo, fuentes de la Sedia han reconocido hoy en un 'briefing' con periodistas que "sería un gran, gran éxito que la 'app' española pudiera estar lista para septiembre u octubre".

Los plazos del desarrollo de esta 'app', que será en código abierto, contrastan con lo anunciado el pasado 20 de mayo por la vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, cuando habló del piloto de Canarias y la importancia de tener una 'app' para "recuperar el turismo con seguridad" y para que "los turistas se sientan seguros en nuestro país". Con los tiempos actuales, la 'app' podría no estar lista hasta el otoño, una vez ha finalizada la temporada turística. La Sedia justifica estos plazos por la necesidad de realizar el "primer piloto real", comprobar si realmente esta 'apps' funciona o no y por ser la temporada turística "menos representativa" este verano dada la situación sanitaria y la menor afluencia de gente.

Otros países, como Suiza o Italia, cuyas 'apps' ya están en funcionamiento entre toda la población, han realizado también pilotos con "usuarios reales", pero el Gobierno asegura que el de Canarias es el primero que usará la técnica de simular una epidemia para tener datos que permitan evaluar su funcionamiento. De los 22.000 habitantes de La Gomera, la Sedia espera que unos 3.000 se descarguen la 'app' en sus móviles. Para ello realizará una campaña de concienciación entre la población, con publicidad en medios locales, medios de transporte y otras iniciativas.

Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y responsable del proyecto de la 'app' de rastreo de contactos del covid. (Sedia)
Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial y responsable del proyecto de la 'app' de rastreo de contactos del covid. (Sedia)

El siguiente paso, una vez se hayan descargado la 'app' entre 2.000 y 3.000 personas, será 'liberar' entre la población 300 'beta testers' que tendrán el programa instalado en sus móviles y simularán estar infectados. El sistema funciona por Bluetooth. Los móviles, al cruzarse sus usuarios, van intercambiando constantemente códigos cifrados de forma que cada teléfono sabe con quién ha pasado más de 15 minutos a menos de dos metros de distancia. No hay identificación personal, solo se intercambien códigos. A medida que estos 300 contagiados simulados van interactuando con la población, los ciudadanos irán recibiendo SMS con un mensaje: "Ha estado usted en contacto con una persona infectada, por favor, póngase en contacto con su centro sanitario o llame al número XXX" (el texto final concreto está aún por decidir).

Tras este piloto, la Sedia, Sanidad, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), junto con las CCAA, analizarán la utilidad o no de desplegar una aplicación así a nivel nacional. "Si funciona, lo haremos. Si los resultados no son buenos, por el porcentaje de adopción, falsos positivos u otra variable, no la lanzaremos a nivel nacional", explican fuentes del ejecutivo. En cualquier caso, esta decisión no se va a producir hasta bien entrado septiembre o incluso en octubre. "No es una carrera de a ver quién llega primero, se trata de llegar con la mejor solvencia técnica y en las mejores condiciones", señalan desde Sedia.

Durante el 'briefing' conjunto ofrecido a medios ha quedado patente el diferente posicionamiento de Sanidad y la secretaría de Estado digital respecto a este piloto. Sanidad apoya el proyecto, pero asegura que "serán las CCAA, mediante el Consejo Interterritorial, las que al final decidan si quieren adoptar o no esta tecnología". La Sedia, sin embargo, asegura que "no entendería que, si la 'app' es exitosa, alguna comunidad decidiera no adoptarla". Es un frente clave: si una sola comunidad decide no promover ni adoptar la 'app' entre su población, el sistema perdería el sentido, ya que lo fundamental es permitir un rastreo de contactos con movilidad entre comunidades y entre países dentro de Europa.

Alemania lanzó la semana pasada en todo el país su 'app' de 'contact tracing'. Lleva ya más de 10 millones de descargas. (Reuters)
Alemania lanzó la semana pasada en todo el país su 'app' de 'contact tracing'. Lleva ya más de 10 millones de descargas. (Reuters)

La Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial ha reconocido también estar trabajando en lograr la interoperabilidad entre el modelo descentralizado de estas 'apps' (el que ha escogido España, y usan Apple, Google y todos los países europeos a excepción de Francia) y el modelo centralizado. "No queríamos dejar atrás a ningún país que optara por un modelo centralizado, no entendíamos que hubiera uno o dos 'players' [Apple y Google] que apostaran solo por un protocolo. Queríamos separar el debate técnico del geopolítico", explican fuentes de la Sedia.

Francia, Reino Unido y Alemania se posicionaron inicialmente de lado del modelo centralizado en buena parte por razones geopolíticas, por no arriesgar a ceder soberanía a Apple y Google. La realidad, sin embargo, acabó imponiéndose: es imposible crear estas 'apps' sin el apoyo de Apple y Google, que controlan iOS y Android, los sistemas operativos de los móviles. Alemania se vio obligada a girar a un modelo descentralizado y Reino Unido hizo lo mismo la semana pasada. Francia era la única que se quedaba fuera del sistema recomendado por la UE (el descentralizado) por una razón de pura imagen geopolítica.

España, que apoyaba inicialmente un modelo centralizado, se vio obligada oficialmente a girar también, adoptar el descentralizado, pero, a la vez, seguir trabajando para intentar integrar ambos protocolos. Algo que, según fuentes consultadas, es totalmente inviable. "Siguen con lo de la interoperabilidad... Llevan así desde abril. Es un callejón sin salida. La interoperabilidad con Francia no es posible. Al integrar un modelo centralizado y otro descentralizado te cargas los dos protocolos. Nadie va por ahí", explica una fuente conocedora de los planes de la Sedia que pide mantener el anonimato. "Esta práctica me parece totalmente imposible. Manda el doble de 'beacons' [códigos de alerta] y no se va a poder implementar en una 'app' que use el sistema de Google y Apple porque no te dejan escuchar nada más que los 'beacons' de su API", explica otra fuente involucrada en el desarrollo de apps de rastreo descentralizadas.

De momento, solo hay una cosa cierta: España no tendrá su 'app' de rastreo para la campaña turística, otros países ya cuentan con ella desde hace tiempo. Muchos tecnólogos y epidemiólogos consultados creen que nuestro país llega tarde, muy tarde a este frente. El Gobierno sostiene que no, que es el momento adecuado. Habrá que seguir esperando a otoño para conocer los resultados del piloto... y el desenlace final.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios