¿Es tan peligrosa la adicción a los videojuegos?
  1. Tecnología
EVITAR LOS NIVELES PATOLÓGICOS

¿Es tan peligrosa la adicción a los videojuegos?

Un estudio ha encontrado que alrededor del 90% de los jugadores no jugaban de una manera que fuera perjudicial o causara consecuencias negativas a largo plazo

Foto: ¿Es tan peligrosa la adicción a los videojuegos?
¿Es tan peligrosa la adicción a los videojuegos?

La gente juega a videojuegos, algunos durante mucho tiempo. Por ello, existe una preocupación sobre este tipo de comportamientos conlleva resultados negativos en el desarrollo y puede ser considerado como una adicción. Una reciente investigación duda sobre esto.

En el estudio sobre la adicción a los videojuegos más largo jamás realizado, de seis años de duración, se encontró que alrededor del 90% de los jugadores no jugaban de una manera que fuera perjudicial o causara consecuencias negativas a largo plazo. Una minoría significativa, sin embargo, puede llegar a ser verdaderamente adicto a los videojuegos y como resultado puede sufrir mental, social y conductualmente.

Foto: El nuevo 'boom' de los videojuegos en la era del covid: ¿moda o tendencia de fondo?

"El objetivo de este estudio en particular es examinar el impacto a largo plazo de tener una relación particular con los videojuegos y lo que le hace a una persona a lo largo del tiempo", señala a Neuroscience News Sarah Coyne, profesora de vida familiar en la Universidad Brigham Young (Estados Unidos) y autora principal de la investigación. "Para ver el impacto, examinamos las trayectorias patológicas a lo largo de seis años, desde la adolescencia temprana hasta la edad adulta".

Videojuego patológico

El videojuego patológico se caracteriza por un tiempo excesivo dedicado a jugar a videojuegos, la dificultad para desconectarse de ellos y la interrupción del funcionamiento saludable debido a los juegos. Según los datos del estudio, alrededor del diez por ciento de los jugadores caen en la categoría de videojuego patológico. Este diez por ciento mostraron niveles más altos de depresión, agresividad, timidez, uso problemático del teléfono móvil y ansiedad por la edad adulta emergente.

Hay una minoría considerable que son verdaderamente adictos a los videojuegos y sufren síntomas de adicción con el tiempo

Para medir los predictores y los resultados de la adicción a los videojuegos, Coyne estudió a 385 adolescentes a medida que cambiaban a la edad adulta. Cada individuo completó varios cuestionarios una vez al año durante un período de seis años. Estos cuestionarios midieron depresión, ansiedad, agresividad, delincuencia, empatía, comportamiento prosocial, timidez, reactividad sensorial, estrés financiero y uso problemático del móvil. Se encontraron dos predictores principales para la adicción a los videojuegos: ser hombre y tener bajos niveles de comportamiento prosocial (comportamiento voluntario destinado a beneficiar a otra persona), mientras que tener niveles más altos de ese tipo de comportamiento tendía a ser un factor protector contra los síntomas de la adicción.

Coyne también detectó tres tendencias claras en el uso de videojuegos. El 72% de los adolescentes tuvieron síntomas de adicción bajos a lo largo de los seis años, otro 18% comenzaron con síntomas moderados que no cambiaron con el tiempo, y sólo el diez por ciento de los adolescentes mostraron niveles crecientes de síntomas patológicos del juego a lo largo del estudio. Los resultados sugieren que mientras que alrededor del 90% de los jugadores no están jugando de una manera que es disfuncional o perjudicial para la vida del individuo, todavía hay una minoría considerable que son verdaderamente adictos a los videojuegos y sufren síntomas de adicción con el tiempo.

Adiós al estereotipo

Estos hallazgos también van en contra del estereotipo de los jugadores que viven encerrados en sus habitaciones, viviendo con sus padres e incapaces de conseguir un trabajo y mantenerse a sí mismos financieramente debido a su fijación en los videojuegos. Al menos a los veinte años, los usuarios patológicos de los videojuegos parecen ser tan estables financieramente y avanzados como los jugadores que no son adictos. "Realmente creo que hay algunas cosas maravillosas en los videojuegos", concluye Coyne. "Lo importante es usarlos de maneras saludables y no ser absorbidos en los niveles patológicos".

Videojuegos Juegos Social Adicciones Adolescencia
El redactor recomienda