tras los asesinatos en estados unidos

Los expertos sentencian: los videojuegos no tienen la culpa de los tiroteos

Los videojuegos violentos vuelven a estar en el punto de mira de los críticos, que los vinculan con el comportamiento agresivo en el mundo real

Foto: Feria e3, el encuentro de videojuegos más importante del mundo
Feria e3, el encuentro de videojuegos más importante del mundo

Los tiroteos acaecidos este fin de semana en los Estados Unidos han reabierto un debate que lleva bastante tiempo latente: ¿tienen relación los videojuegos violentos con los actos de violencia en la vida real?

El propio Donald Trump realizó unas declaraciones contra este tipo de juegos: "Necesitamos detener la glorificación de la violencia en nuestra sociedad. Esto incluye a los terribles y espeluznantes videojuegos que hoy en día son territorio común. Es muy fácil que en la actualidad los jóvenes con problemas se rodeen de una cultura que celebra la violencia. Debemos detener o reducir sustancialmente esto”, dijo.

Una serie de expertos, consultados por CNN, lo tienen bastante claro. No hay una correspondencia directa entre jugadores de videojuegos y personas violentas, aunque diversas voces en los Estados Unidos sí que pretenden vincularlos.

Andrew Przybylski es una eminencia en la materia. Es profesor asociado de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y dirige las investigaciones del Instituto de Internet de dicha universidad.

¿Por qué solo en EE.UU.?

“Los videojuegos solo se han vuelto más realistas y ahora se juegan en todo el mundo, pero el único sitio donde se vincula juegos y violencia es en Estados Unidos”, señala. ¿Y por qué es así?

“Estamos buscando respuestas fáciles en vez de enfrentar verdades difíciles", sostiene Przybylski

La razón parece que hay que buscarla en un informe realizado en 2015 por la Asociación Americana de Psicología en el que se afirmaba que existía una "relación consistente entre el uso violento de videojuegos y aumentos en el comportamiento agresivo, cogniciones agresivas y efecto agresivo."

No obstante, en el propio informe se reconocía que no había suficientes evidencias que vincularan esa agresividad con violencia criminal o delincuencia. Aun así, este documento ha servido como excusa para muchos de los críticos de los videojuegos o la exposición a las pantallas de los más jóvenes.

La policía se despliega por los alrededores de un Walmart durante un tiroteo en El Paso, Texas (Estados Unidos) este sábado. EFE  Ivan Pierre Aguirre
La policía se despliega por los alrededores de un Walmart durante un tiroteo en El Paso, Texas (Estados Unidos) este sábado. EFE Ivan Pierre Aguirre

Przybylski cree que el problema es que hay mucha preocupación por las nuevas tecnologías, pero los investigadores que hacen este tipo de estudios no tienen la experiencia suficiente con las tecnologías que estudian, con lo que los que los resultados de las investigaciones son bastante pobres.

No hay vínculo

Este mismo año, Przybylski publicó un estudio en el Reino Unido realizando pruebas a más de 1.000 jóvenes y que no encontró vínculo entre la práctica de videojuegos y el comportamiento agresivo. Przybylski niega que una persona que es agresiva en un juego vaya a salir después a cometer crímenes.

En el otro lado de la balanza se encuentra, aparte de la citada la Asociación Americana de Psicología, que aún no ha actualizado su visión sobre videojuegos, la Academia Americana de Pediatría.

Esta organización señalaba en 2016 que los videojuegos “no deberían usar objetivos humanos u otros seres vivos ni otorgar puntos por matar, porque esto enseña a los niños a asociar el placer y el éxito con su capacidad de causar dolor y sufrimiento a los demás”. Además de encontrar un vínculo significativo "entre los medios violentos en general y los pensamientos agresivos y sentimientos de enfado”.

"No deberían usar objetivos humanos ni otorgar puntos por matar", indica la Academia Americana de Pediatría

Por su parte, diversos investigadores han concluido que en contra de predisponer a los jóvenes hacia la violencia, los videojuegos pueden reducir la agresividad en el mundo real, permitiendo a las personas canalizar sus sentimientos en las consolas en lugar de hacia otras personas.

"Jugando no se meten en líos"

Otro estudio señala que la delincuencia y los actos violentos descendieron en las semanas posteriores al lanzamiento de videojuegos de gran popularidad.
"Básicamente, al mantener a los jóvenes ocupados con las cosas que les gustan, los mantienes fuera de las calles y de los problemas", afirma Christopher Ferguson, jefe del departamento de Psicología de la Universidad de Stenton (Estados Unidos).

Finalmente, Przybylski se muestra muy crítico con los políticos que han acusado a los videojuegos de la escalada de violencia en los Estados Unidos durante este fin de semana. “Estamos buscando respuestas fáciles en vez de enfrentar verdades difíciles", concluye.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios