1M de clics al mes por cabrearte: las webs de desinformación se disparan con el covid
  1. Tecnología
La publicidad programática sigue funcionando

1M de clics al mes por cabrearte: las webs de desinformación se disparan con el covid

En plena crisis del coronavirus todos los medios han visto crecer su audiencia digital, pero no solo ellos notan el aumento. Decenas de webs se disparan en tráfico, e ingresos, con la crisis

Foto: 1M de clics al mes por cabrearte: las webs de desinformación se disparan con el covid
1M de clics al mes por cabrearte: las webs de desinformación se disparan con el covid

Si uno entra ahora mismo en la web 'Altavoz de sucesos' es muy probable que encuentre pocas cosas que le aporten cierta confianza y menos aún que le hagan pensar que está ante una de las web de noticias seria, una de las que más crece en España en los últimos meses, pero así es. Su diseño es tosco, 'amateur' y podría hacerlo cualquiera que busque crear un sitio de noticias con nociones básicas de Wordpress. Ni siquiera tiene logo, ni el llamado 'favicon', pero sus datos demuestran otra cosa y es el mejor ejemplo para mostrar cómo la desinformación y el cabreo se ha convertido en un negocio más que rentable en internet con la llegada del coronavirus.

Al pasear por el contenido de la web se puede empezar a entender de qué va todo esto y el porqué de su éxito: todas hablan de actualidad política, están escritas por periodistas que no existen, usan titulares sesgados, al límite, que mezclan opinión e información y, en su mayoría, atacan de forma directa al Gobierno. Si esto no es suficiente, las sospechas aumentan cuando se encuentran en su hemeroteca bulos desmentidos como el de que Telecinco había despedido a Bertín Osborne por ser crítico con el Ejecutivo. El círculo se cierra al mirar quién está detrás: según los datos de la página, el dueño es Jorge Bayer Sáez, un ciudadano valenciano que gestiona desde hace años otras páginas similares como Caso Aislado o Diario Patriota y que impulsó esta nueva web al inicio de esta pandemia.

Foto: De un 'post' en Facebook a miles de móviles: así explota un bulo en tiempos del Covid

Esto podría ser un caso puntual, un nuevo 'site' que intenta triunfar, pero la aparición de Bayer Sáez muestra que detrás hay un nicho de negocio más que lucrativo en internet y que repunta con la crisis. Con algo de dinero (el suficiente para pagar un dominio y un hosting), conocimiento del consumo en internet y tiempo, puedes convertir una página más en un negocio de éxito en tiempos del coronavirus. Entre las webs de Bayer, solo Altavoz de Sucesos ha pasado de 10.000 visitas en enero a más de 400.000 en abril (según datos de Similarweb), Diario Patriota dobla sus visitas y llega a los 600.000 y solo baja Caso Aislado, aunque esto se debería al abandono de la página.

Además, este valenciano no es el único que ha visto venir el tirón, sino que otras webs pequeñas que siguen la misma estrategia como El Diestro, Despiertainfo (relacionada con Hogar Social), Alerta Digital, Mediterráneo Digital o El Correo de España también han visto cómo se disparaba su tráfico con la cuarentena. Incluso en el lado político (que no estratégico) 'opuesto' tenemos el caso de Digital Sevilla que también ha crecido, y mucho, en audiencia.

Estos datos confirman el repunte de este tipo de webs y el buen funcionamiento de su modelo de negocio. Con la situación política en plena ebullición y miles de ciudadanos atentos a cualquier noticia, sus dueños han encontrado el caldo de cultivo perfecto para disparar su proyecto. ¿Cómo se financia y se rentabiliza? Solo necesitan de Google para monetizar el tráfico y todos los analizados en este artículo siguen el mismo camino.

Estrategia conocida y oportunidad perfecta

Lo cierto es que lejos de ser algo novedoso, este tipo de webs, y su éxito, llevan años entre nosotros. De hecho, todo el auge de las 'fake news' en Estados Unidos comenzó con la explosión del fenómeno Donald Trump. Un tal Paul Horner reveló que ganaba 10.000 dólares al mes por inventarse bulos favorables a Donald Trump y más tarde se descubrió que había granjas de contenidos en Macedonia donde los 'granjeros' se levantaban unos 5.000 dólares mensuales escribiendo cosas como que el Papa apoyaba a Donald Trump. Algunos hacían propaganda intencionada y aprovechaban para sacar rédito económico, otros simplemente tomaban el tirón para sacar una buena tajada del negocio.

Básicamente el negocio sigue siendo el mismo que el de los macedonios, aunque ahora haya que taparse un poco más con las noticias falsas. Como de nuevo vemos en 'Altavoz de sucesos', es tan sencillo como ver tendencias de contenidos, traer los más polémicos a tu web con un titular explosivo, cuatro o cinco párrafos muchas veces sacados, literalmente, de otros medios y llenar toda la web de publicidad programática usando el popular sistema de Google Adsense.

Tres anuncios en una sola noticia de Altavoz de Sucesos con cinco párrafos
Tres anuncios en una sola noticia de Altavoz de Sucesos con cinco párrafos

Una vez tenemos esto, ¿cómo viralizamos el contenido y atraemos visitas para generar dinero? En un momento como el que vivimos basta con usar las redes sociales. A pesar de que estas plataformas cada vez controlan más el contenido, el 69% de todas las visitas que llegan a la web de Bayer Sáez lo hacen desde estas fuentes y el 93% de ese 69 es Facebook. Para ver el tirón que mantiene la Red Social, nos podemos fijar en algunos 'sites' como El Diestro, editado por el empresario Francisco Javier Villacorta Carracedo, que incluso tiene su propio grupo 'mediático' de grupos de Facebook tanto para debatir temas con seguidores como para repartir su contenido.

Sin embargo, volviendo al caso 'Altavoz de sucesos', vemos cómo ahora mismo no hace falta ni siquiera tener una potente página en Facebook, basta con tocar grupos y páginas abiertas con muchos usuarios que pueden tanto clicar como compartir el contenido de forma orgánica y con un público muy perfilado. Es justo lo que ocurrió con el bulo que usó una noticia de El Confidencial de noviembre como si fuera de marzo.

Uno de los grupos en Facebook de El Diestro.
Uno de los grupos en Facebook de El Diestro.

Sin demasiada elaboración en los textos, un detalle justo en el diseño y uso de las redes sociales de forma orgánica aprovechando la situación de crispación y atención desmedida ya tenemos tráfico y anuncios. En semanas tenemos la mezcla perfecta para sacar una buena tajada económica. Aunque la publicidad en Google también ha bajado con la situación actual porque hay menos anunciantes, como ya contamos en Teknautas no todos los sectores han hundido sus precios por cada clic recibido, sino todo lo contrario.

En cuanto a las cifras exactas de beneficios, solo las conocen sus dueños, debido al complejo sistema de pagos que sigue Google. Desde El Confidencial nos hemos puesto en contacto con los gestores de algunas de estas páginas para conocer más detalles sobre todo esto y de momento no hemos recibido respuesta, pero podemos hacer una estimación. Con un pago bajo por anuncio visto, lo que se conoce como CPM, y asumiendo que nadie clica en ninguno de los anuncios que aparecen ni tiene otros sistemas de publicidad similares integrados, una web como Altavoz de Sucesos, con cuatro anuncios por noticia podría estar generando fácilmente 1.000 euros mensuales. No es demasiado, pero los costes mensuales son bajísimos.

La moda de Patreon

Como decimos, la de Google Adsense es una estrategia antigua y que ya lleva años entre nosotros. Sigue funcionando, pero como vimos antes la relación dinero y visitas cada vez hace más complicada la gran rentabilización y por tanto ya no es la única forma de monetizar o financiar un proyecto como este. Si no te importa dar la cara sino todo lo contrario, o tu marca consigue mucha visibilidad, una de las plataformas que más seguidores está ganando es Patreon.

Esta web de 'micromecenazgo' también explotó en EEUU hace años y cuenta en su haber con miles de usuarios que realizan todo tipo de trabajos y muchos de ellos viven solo con lo que ganan aquí, pero también es famosa por tener un lado oscuro. Da cabida a usuarios conocidos por difundir 'fake news' y denunciados por sus posiciones extremistas, en muchos casos simples opinadores con una importante comunidad detrás.

Como contábamos en este artículo, el número de usuarios españoles que se lanzan a buscar la sostenibilidad financiera a través de esta vía ha aumentado un 168% desde 2015 y hasta el verano de 2019 y sus ganancias se han incrementado hasta un 223% en ese mismo periodo de tiempo. Con la crisis del covid, polemistas como Alvise Pérez, Carles Enric o Javier Negre, que han multiplicado su audiencia y sus seguidores en estas semanas, también se han lanzado a probar suerte con ella y ya tienen cientos de 'micromecenas', aunque ninguno muestra lo que gana realmente. Patreon anunció en 2018 que prohibiría el uso de esta plataforma para financiar 'fake news' o polemistas de extrema derecha, pero de momento en España no han censurado a nadie.

El Patreon de Alvise
El Patreon de Alvise

Es cierto que para ganar dinero en sitios como Patreon hay que confiar en una comunidad y un grupo de seguidores que quieran darte directamente su dinero, pero en la época de Netflix y Spotify cada vez se apuesta más por este modelo. Patreon es totalmente legal, como Google, más directo, solo se queda el 5% de todo lo que ganas y no depende del contenido que generes cada mes. A pesar de los esfuerzos y los compromisos de cada plataforma para intentar poner freno a este tipo de negocios, su rentabilidad sigue estando en auge y se dispara con cada polémica o crisis.

Coronavirus Pandemia
El redactor recomienda