Es oncólogo en el Puerta de Hierro de Madrid

El médico que te explica en un audio todo sobre el coronavirus y no es un bulo

El doctor Ricardo Cubedo grabó para su hija un audio de 21 minutos que ha ido pasando de móvil en móvil para aclarar las dudas sobre el Covid-19 y evitar el pánico

Foto: Personal sanitario, a la entrada de un hospital. (EFE)
Personal sanitario, a la entrada de un hospital. (EFE)

Desde que usted comience a leer esta noticia hasta que la termine, si es que lo hace, es probable que haya recibido por WhatsApp algún vídeo o enlace, alguno de dudosa credibilidad, sobre el coronavirus. Eso se une a horas de información constante y opiniones disparadas rápidamente. Frente a esa velocidad, un audio en tono sosegado de 21 minutos relata los tipos de pacientes que se enfrentan a la enfermedad, cómo la combaten los equipos médicos y el conocimiento que la comunidad científica ha alcanzado sobre el virus en muy poco tiempo. La voz que aparece en ese audio es la de Ricardo Cubedo, oncólogo del Hospital Universitario Puerta de Hierro de Madrid, que transmite la información desde “el ojo del huracán” de la pandemia.

El doctor Ricardo Cubedo.
El doctor Ricardo Cubedo.

Lo que empezó como un correo destinado a su hija, que vive en Holanda, se ha convertido en un contenido que ha ido pasando de móvil en móvil para aclarar ciertas dudas sobre el Covid-19, reconociendo su gravedad pero sin perder la calma. “El primer audio lo hice el día 13 —antes de que entrase en vigor el estado de alarma—, porque al principio había más desconcierto, me llegaban informaciones excesivamente alarmistas y poco informativas. Hoy hay muchos datos e incluso saturación”, explica Cubedo, que sigue enviando audios —ahora de menor duración— sobre los temas que generan preguntas, como el correcto uso de los guantes. “Pienso en lo que puede resultar útil”, precisa este médico, que lleva 25 años atendiendo pacientes y que hace una clara recomendación: “Cualquiera que diga algo, debe preguntarse si lo que dice ayuda o no, y si no ayuda, es mejor no decirlo”.

Los profesionales sanitarios, bien organizados

En su primer audio, el responsable de la asistencia a pacientes con sarcoma, melanoma y tumores raros del Hospital Universitario Puerta de Hierro concreta que de 100 personas que den positivo en el test del coronavirus, entre 70 y 80 van a ser leves, padecerán los síntomas de una “gripe vulgar” y se curarán en unas dos semanas en casa sin necesidad de recibir un atención médica específica. Los 20 restantes son los casos severos con neumonía que requieren ingreso hospitalario y, de ellos, entre tres y cinco son los que empeoran hasta el punto de ser necesario ingresarlos en la unidad de cuidados intensivos, “porque sus pulmones no son capaces de oxigenar sangre y necesitan apoyo de un aparato de ventilación médica”.

Luego están aquellas personas que se pueden infectar y no ser conscientes de ello porque "su inmunidad se va a encargar de terminar con el virus sin saber que han sido contagiadas". Ese es el caso de los niños, que se infectan igual que los adultos pero “no desarrollan síntomas”. Con respecto a los jóvenes sanos, hay muchos que tendrán fiebre, sin superar los 37 grados, y molestias faríngeas.

Además de aclarar los síntomas y el tratamiento de la enfermedad, Cubero quería destacar que los hospitales “están funcionando bien” y que los profesionales sanitarios están “informados, bien organizados y muy motivados”. “Es digno de ver en una reunión que se piden voluntarios para bajar a Urgencias, a la primera línea, y todas las manos de la sala se alzan, y hay muchos más voluntarios que puestos necesarios. Sabemos que nosotros vamos a enfermar seguro, pero la idea es que sea escalonado”. Incluso la totalidad del personal jubilado del Puerta de Hierro se puso a disposición del hospital para colaborar. “Es como en el 11-M”, destaca.

Por eso, los trabajadores de la sanidad reciben con emoción las muestras de agradecimiento de los ciudadanos mediante aplausos desde sus balcones. “Nos vamos enviando los vídeos y nos hacen sentirnos comprendidos, acompañados, y lo agradecemos porque nos dan un montón de fuerza. Desde aquí, se pasa regular”.

Quédate en casa

Lo que necesitamos de verdad es ralentizar el ritmo de los contagios, y aquí entra la población”, apunta el doctor, que confiesa que le ha llamado la atención que no siempre se siga la norma de confinamiento. “Sabemos que en las próximas semanas va a venir muchísima gente”, señala y, por ello, insta a los ciudadanos a quedarse en sus casas, salvo por motivos de urgencia, y a “ser muy cuidadosos con la higiene de las manos”.

Por último, este médico formado en el Hospital 12 de Octubre de Madrid recuerda que estamos frente a la “enfermedad mejor y más rápidamente conocida de la historia de la medicina”, y la compara con el sida, “la última gran pandemia, en la que tardamos dos años solamente en identificar el virus”. “Ahora en pocas semanas se ha identificado el germen, la sanidad china ha hecho un trabajo extraordinario de información, y prácticamente desde el primer mes estaban en marcha ensayos clínicos, que están bastante avanzados, para encontrar un tratamiento que mejore las expectativas de los pacientes graves. La vacuna seguramente va a ser la de más rápido desarrollo de la historia de la humanidad, y antes de un año la tendremos a disposición por si existe otro brote”.

Tras dejar abierta esta ventana de esperanza, el doctor Cubedo recuerda que todos podemos hacer algo, que hay que evitar el pánico y el colapso del sistema sanitario, y “comportarnos de manera que nos permita vencer esta epidemia, y, cuando pase, que seguro que va a pasar, sentirnos orgullosos de la manera en que todos nos hemos comportado”.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios