ESTO YA NO ES LO QUE ERA

Comprar un 'smartphone' 'low cost' a un operador en 2020, ¿locura o buena idea?

Pasaron los buenos tiempos en los que los móviles más deseados se conseguían a precios tirados en Vodafone, Orange o Telefónica. Pero a día de hoy, las telecos aún intentan hacer negocio con ello

Foto: Efe
Efe

Hace diez años el que se compraba un móvil libre, pagado de su bolsillo, era tachado de loco para arriba. Era la época en la que los operadores regalaban móviles a diestro y siniestro, a cambio de atarnos con tarifas nada baratas durante dos años. ¿Qué fue de las ofertas para comprar smartphones a los operadores? Las subvenciones e incluso los móviles a cero euros siguen ahí, pero piénsatelo dos veces antes de firmar permanencias.

Fue en 2012 cuando, sobre todo ante el encarecimiento de los móviles más deseados y el boom de los smartphones, Movistar dio un paso que todos sus rivales siguieron en cuestión de meses: dejar de regalar smartphones al hacer una portabilidad. Mientras los Nokia 5800 o los primeros Android podían costar menos de 200 euros, el listón enseguida subió a 500-600 euros con los primeros iPhones o Android de gama alta. El “regalo” ya no les salía tan a cuenta a los operadores.

¿Significa que los móviles gratis desaparecieron por completo y para siempre? No. A día de hoy Yoigo tiene todos los meses una oferta amplia de smartphones, de hasta gama media, gratis con algunas de sus tarifas y por supuesto, firmando una permanencia de dos años. También es posible conseguir smartphones a cero euros a cambio de una portabilidad (y su respectiva permanencia) con Vodafone y Orange, aunque en su caso recurriendo a distribuidores como Phone House o en momentos puntuales.

Foto: Vodafone.
Foto: Vodafone.

Además de los móviles gratis, también siguen existiendo las subvenciones: descuentos que rebajan sustancialmente el precio de un móvil (pagado a plazos) a cambio de adquirirlo a un operador, con su permanencia. Vodafone por ejemplo las aplica con fuerza en móviles 5G, Jazztel es un fijo en esto y Yoigo ofrece algunos móviles incluso por un euro al mes. En las antípodas de todo esto está Movistar, que incluso cobra intereses de hasta un 11,48% TAE a los clientes que quieren pagar a plazos un móvil. Su negocio es el de las Fusiones, no el de los móviles.

Desfase de tarifa

Si los móviles gratis, aunque de hasta cierto precio, y las subvenciones siguen existiendo, ¿dónde está el truco? Sencillo, en atarte a una tarifa que será mejorada por otros o por tu mismo operador. Imagina, por poner un ejemplo, que has accedido a un móvil gratis a cambio de contratar tarifa de fibra y móvil que tiene una cuota mensual de 70 euros. De la noche a la mañana te la suben tres euros y sí, podrías cambiar de operador para evitar la subida, pero tendrás que pagar los plazos que te queden por pagar y/o la parte de subvención del móvil, que si era gratis será su precio completo.

Otro caso: no te suben la tarifa, incluso te la mejoran. Pero otro operador saca una tarifa nueva, con las mismas características que la que te ha llevado al móvil a cero euros o subvencionado pero cinco euros más barata. Si eso ocurre al segundo mes y tienes 24 meses de permanencia, ya estarás pagando 110 euros de más porque estás atado. Este es el principal inconveniente de los móviles conseguidos mediante operador, el hecho de perder la libertad de movimientos, teniendo en cuenta que todos los operadores renuevan una, si no dos veces al año, su oferta de tarifas.

Foto: Yoigo
Foto: Yoigo

Para muestra un botón: el móvil más caro (libre) que ofrece ahora mismo gratis Yoigo es el Sony Xperia L3, que en Amazon se puede encontrar por unos 200 euros. Para conseguirlo gratis hay que contratar la tarifa de 40 GB por 32 euros. ¿Merece la pena perder la oportunidad de cambiar de operador y/o tarifa por un móvil de ese precio? Si estamos muy seguros de que Yoigo va a ser nuestra opción de aquí a dos años todavía puede, pero teniendo muy claro que nuestro consumo no puede bajar de los 32 euros al mes. De hecho con Simyo ya es posible conseguir esa misma tarifa por 29 euros al mes, 72 euros de ahorro en dos años que no dan para pagar ese móvil, pero es que en ese plazo llegarán nuevas rebajas y el ahorro puede ser mayor.

Lo mismo ocurre con las subvenciones. Vodafone ofrece ahora mismo un LG K30 (unos 100 euros libre) por 0,99 euros al mes durante 24 meses (23,76 euros en total) al contratar una tarifa de datos ilimitada, que tiene una cuota mensual de a partir de 40,99 euros al mes. ¿No será posible ahorrarse esos 76 euros de subvención en los dos años de permanencia ante cualquier novedad en tarifas? Suena fácil. Más tentador puede ser su pack ilimitable 5G con el Samsung Galaxy A90 5G, que por el mismo precio de su tarifa ilimitada total (49,99 euros al mes) incluye el móvil gratis, un móvil que libre cuesta unos 500 euros. Tendría que aparecer una tarifa igual pero 20 euros más barata para igualar el ahorro en el precio del móvil.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Eso sí, hay que tener en mente un punto muy importante cuando se accede a un móvil con permanencia: si te quedas sin móvil por lo que sea, seguirás teniendo que pagar las cuotas del móvil y/o la tarifa a la que te has atado hasta que se termine la permanencia. Por eso, si el móvil no es barato y se paga a plazos es conveniente tener un seguro por lo que pueda pasar, pero evidentemente, el seguro es otro gasto más a sumar.

Financiación gratis y sin permanencias

¿Hay casos en los que un operador me pueda ofrecer ventajas a la hora de acceder a un móvil sin inconvenientes? Los hay, porque más allá de los móviles a cero euros o rebajados, hay casos muy concretos en los que facilitan la financiación sin intereses, incluso con precios bastante buenos, y no hay permanencia ni otro tipo de ataduras.

Operadora de telefonía Yoigo. (EFE)
Operadora de telefonía Yoigo. (EFE)

Amena por ejemplo ofrece financiar todos los móviles de su catálogo a 24 meses y con precios de mercado, sin que haya que pagar intereses. Evidentemente, para acceder a esas facilidades hay que portar el móvil a la marca económica de Orange, pero no hay ningún tipo de permanencia ni trampa.

En el caso de Simyo, también de la compañía francesa, las facilidades son incluso mayores, porque ofrece elegir un pago inicial y los meses (hasta 30) en los que se quiere pagar el móvil, de nuevo a cambio de una portabilidad pero sin permanencia. En ambos casos, si te vas de la compañía te cobran las cuotas pendientes y todo finiquitado.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios