Indemnizaciones millonarias de por medio

Desbandada en el Mobile y alerta ante su cancelación: "Ya no tiene sentido mantenerlo"

Tras siete empresas que se han borrado del Mobile, la GSMA mantiene el evento ante la perplejidad de muchos de los directivos que aún planean asistir y que abogan por una cancelación completa

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.
Adelantado en

El Mobile World Congress vive ahora mismo pendiente de un contador: el del número de empresas que deciden borrarse de la feria, la mayor del mundo de telefonía, por el riesgo del coronavirus. Se esperaba un lunes aciago y lo ha sido, pero no tanto como algunos temían. La lista de bajas sube ya a más de una docena (del total de 2.800 que están apuntadas), pero algunas de ellas son de tal calibre que han llevado a muchos de los directivos asistentes al evento a reconsiderar la idoneidad de celebrarlo. Intel, Facebook, Cisco, Sprint, la china Vivo y la taiwanesa MediaTek han sido las últimas en añadirse a dos pesos pesados japoneses, Sony y la operadora NTT DoCoMo. Y las cuatro grandes telecos se lo piensan muy en serio. La GSMA, la organizadora, vive en alerta permanente.

Desbandada en el Mobile y alerta ante su cancelación: "Ya no tiene sentido mantenerlo"

"En este punto ya no tiene ningún sentido mantener la feria este año. Y mira que nosotros seríamos de los principales perjudicados, pero el daño a la imagen del evento ya está hecho, no hay vuelta atrás", explica a este diario un directivo de una gran multinacional china que aún tiene pensado enviar a Barcelona a cientos de empleados. Sin embargo, algo ha cambiado. Como él, muchos de los directivos consultados creen que se ha producido ya un punto de inflexión. Y no solo por las cancelaciones (LG, Ericsson, Nvidia, Amazon, Sony, NTT DoCoMo, Intel, Umidigi, MediaTek, InterDigital, Amdocs, entre otras, puedes ver la lista completa aquí) o por las compañías que enviarán a muchos menos directivos a la feria, como Samsung, que aún mantiene su asistencia. También, y sobre todo, por la tardía y errática reacción de la GSMA ante la crisis que le ha explotado entre manos.

Lejos de apaciguar los ánimos, las medidas tomadas el domingo por la GSMA evidencian, según múltiples directivos, que la organizadora está intentando salvar los muebles a toda costa y en contra de toda lógica. Su última medida más estricta, la de prohibir el acceso a cualquier ciudadano chino procedente de la provincia de Hubei, el epicentro del coronavirus, ha sido aplaudida, pero ha ocurrido justo lo contrario con el resto de restricciones. La GSMA tampoco permitirá el acceso a nadie que haya estado los 14 días anteriores al evento en China, algo imposible de controlar para cualquier viajero de la UE, que podría llegar con su DNI y sin pasaporte y, por tanto, sin forma de certificar que no ha estado los días anteriores en China.

"Están dando tiros al aire, no pensaban que esto iba a ir como está yendo y están improvisando. Yo trabajo con varios compañeros de ascendencia china pero nacidos en España que han estado en China hace un mes y a ellos no les van a pedir el pasaporte, pero resulta que a los chinos de China sí. Se puede decir incluso que son medidas racistas", explica otro directivo consultado. "Las medidas son de difícil aplicación sobre el terreno, una vez arranque el evento. Es verdad que también estamos en un momento de sobrereacción y es lo que se espera que hagan para generar tranquilidad. Pero su efectividad real es otra cosa muy distinta", señala otra fuente del sector consultada.

Un hombre ataviado con mascarilla mira su móvil en Pekín. (Reuters)
Un hombre ataviado con mascarilla mira su móvil en Pekín. (Reuters)

"Son medidas que llegan tarde y no son realistas ni ejecutables. Pero da igual, ha llegado un punto en el que ya estás haciendo una boda sin novios. El Mobile tiene dos vertientes, una en la que van empresas a comunicar novedades, de las que ya se te han caído varias de las más importantes, y dos, va gente a hacer 'networking', un 'networking' que tendrás que hacer sin dar la mano, con mascarilla y con miedo. Esto ya es casi como un evento zombi. ¿Qué sentido tiene mantener algo así? Eso sin tener en cuenta que puede darse una infección en plena feria, y todo por no hacer bien las cosas antes", señala otro directivo del sector cuya empresa lleva desde el pasado septiembre preparando las novedades que presentarán en Barcelona.

Indemnizaciones millonarias en juego

Otros directivos que han trabajado en el pasado codo con codo con la GSMA y conocen la 'fontanería' detrás de los contratos que se firman con la Fira de Barcelona por un lado y con los exhibidores por otro, ven improbable que la organizadora cancele el evento. Pero no porque no deba hacerlo y tenga todo el sentido del mundo en este momento, sino por los posibles pagos millonarios a los que se enfrenta en cuestión de indemnizaciones y porque, peor aún, cancelar pondría en serio peligro su supervivencia como negocio.

"¿De qué vive la GSMA? De este evento, nada más. Es lo que le genera ingresos el resto de los once meses del año. Si cancela perdería millones que aseguran la viabilidad del evento del año que viene. Y hay otro frente, las indemnizaciones a la Fira y los exhibidores que no hayan cancelado si la GSMA toma la decisión de hacerlo. Es dinero que un principio pagarían las aseguradoras contratadas, se hace en cualquier evento. Pero habría que ver cuáles son las cláusulas exactas por una cancelación por algo tan inusual como una epidemia y si estaría cubierto o no", explica un directivo conocedor del negocio detrás del Mobile.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, espera que no haya más cancelaciones en el Mobile. (EFE)
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, espera que no haya más cancelaciones en el Mobile. (EFE)

Consultada por este diario, la Fira de Barcelona no ha dado detalles sobre los acuerdos contractuales y las pólizas de seguros que mantiene con la GSMA. Empleados de varios fabricantes de móviles sí han detallado que buena parte del dinero que pagan a la GSMA por su presencia en la feria ya se ha adelantado. "En un hipotético caso de cancelación por parte de la GSMA, se abriría un periodo de negociación con los exhibidores. Todos quieren que el evento se vuelva a celebrar el año que viene, por lo que igual llegan a un acuerdo de compartir pérdidas. El problema es que eso dejaría en muy mala situación financiera a la GSMA. Por eso están siendo tan reticentes a cancelar: la cantidad de dinero que mueve el Mobile en ingresos directos, indirectos y posibles indemnizaciones es tan bestial que sería un agujero tremendo si eso ocurre".

Durante las últimas horas también ha ganado fuerza otra posible salida al conflicto: que la GSMA cancele el evento central del Mobile, el que protagonizan justo los grandes exhibidores como los que han cancelado, pero que mantenga los eventos satelites como el 4Y4N (centrado en 'startups'), Xside (creatividad digital) y YoMo (oportunidades educativas en ciencia, ingeniería y tecnología). Eso permitiría a la GSMA tener al menos algún ingreso mínimo para mantenerse a flote hasta la nueva edición en 2021 y no entrar en barrena financiera.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Aun así, la clave sigue estando en el resto de piezas del dominó que puedan caer o no en las próximas 48-72 horas. LG, Ericsson, Sony o NTT DoCoMo son nombres muy potentes y, a la vez, con una fuerte presencia en la feria (Amazon solo tienen nombre, pero cero relevancia en el evento). El resto de pesos pesados, como Qualcomm, Google, Samsung, Huawei o Xiaomi, aseguran que siguen comprometidos, pero con matices, sobre todo de Samsung, que ya ha confirmado que enviará a muchos menos directivos a Barcelona.

"Xiaomi tiene que seguir girando la rueda porque en China está teniendo muchísimos problemas para vender. Europa es clave para ellos y, por tanto, no se pueden permitir no asistir al Mobile. Le pasa lo mismo a Oppo o Vivo. Esta última necesitaba ir al MWC como el comer, es el foco mediático mundial, y tienen previsto empezar en España en marzo o abril su aventura europea. Han contratado ya a 10 personas aquí, y están fichando en UK, Alemania y Francia", explica un directivo de una multinacional china conocedor del sector. Justo Vivo, pese a necesitar sí o sí ir al Mobile por presencia y marketing, ha sido una de las últimas en cancelar, lo cual da una idea del problema al que se enfrenta la GSMA. "¿Se puede celebrar el evento si cancelan otras 10 o 12 compañías? Se puede hacer", explica otra fuente, "pero no porque sea ni seguro ni lógico, sino porque la GSMA va a llegar hasta el final para no perder dinero".

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios