Giro en el Mobile: máxima tensión ante un efecto dominó de bajas por el coronavirus
  1. Tecnología
Las próximas 72 horas, clave para el MWC

Giro en el Mobile: máxima tensión ante un efecto dominó de bajas por el coronavirus

El "no" de Ericsson al Mobile World Congress por el riesgo del coronavirus ha hecho temblar el evento. Era uno de los mayores exhibidores. ¿Está la cancelación del evento más cerca?

Foto: Giro en el Mobile: máxima tensión ante un efecto dominó de bajas por el coronavirus
Giro en el Mobile: máxima tensión ante un efecto dominó de bajas por el coronavirus

LG, ZTE, Ericsson, Nvidia... a medida que las cifras de infectados y muertes por el coronavirus en China y el resto del mundo no paran de subir (más de 35.000 casos y 724 fallecidos en todo el mundo), la lista de empresas que cancelan su presencia en el Mobile World Congress, el mayor evento mundial de telefonía que arranca en 15 días en Barcelona, tampoco deja de aumentar. La última en sumarse esta madrugada ha sido la estadounidense Nvidia. "No vamos a enviar a nuestros empleados. Sentimos no poder estar, pero creemos que es la mejor decisión", ha explicado la compañía en un escueto y rotundo comunicado. Aún más rotundas fueron las explicaciones el viernes de Ericsson, cuyo plante ha hecho temblar de verdad la celebración de la feria. Tanto, que la propia GSMA, la organizadora, se ha visto forzada a admitir por primera vez que todo puede pasar.

"Lo de Ericsson nos dejó consternados. Es uno de los grandes del Mobile World Congress. Su cancelación sí nos parece muy importante y tiene las dimensiones como para que haya riesgo de que se produzca un efecto dominó. Ahora mismo, no lo vemos claro, está todo en el aire", explica a Teknautas un directivo de una multinacional del sector que enviará al Mobile cientos de empleados. "¿Quién quiere ir a una fiesta solo? Nadie. Esto es lo mismo. Habrá que ver qué ocurre en las próximas horas. Al final, uno va a la feria para encontrarse con clientes y empleados de otras compañías, si estos no están, ¿qué sentido tiene que vayas tú?", explica otro directivo del sector que también pide el anonimato.

Foto: ¿Adiós al Mobile por el coronavirus? Qué hay detrás de la decisión de LG de no asistir

Esta es ahora mismo la tesitura en la que se encuentran las miles de empresas asistentes que barajan dos variables clave para tomar la decisión: por un lado, la de la imagen pública corporativa, la de anteponer la seguridad de sus empleados a todo lo demás, aunque por debajo haya otras muchas variables de negocio implicadas. Por otro lado, la variable médica, de riesgo sanitario. ¿Cuál es el riesgo real de asistir? A medida que más empresas cancelan, esgrimiendo como principal argumento la seguridad de su plantilla, la variable de imagen está ganando terreno sobre todo lo demás y amenaza con poner en serio riesgo la celebración del Mobile World Congress.

Hospital improvisado en Wuhan. (Reuters)
Hospital improvisado en Wuhan. (Reuters)

"Ahora mismo el componente de imagen es muchísimo más importante que el riesgo sanitario real. Las empresas que aún no han cancelado están dando pie a decir, bueno, y tú qué, ¿no te preocupas por tus empleados? Se quedan en una situación de imagen muy incómoda que puede forzarles a tomar la decisión de no asistir. Antes de la cancelación de Ericsson, esto no se debatía, pero que alguien del peso de la firma sueca se borre ha supuesto un giro a la situación", explica otro directivo del sector consultado.

El comunicado de Ericsson fue una bofetada entre líneas a la organizadora del evento, la GSMA. "Ericsson agradece que la GSMA haya hecho todo lo que puede para controlar el riesgo. Sin embargo, como uno de los mayores exhibidores, Ericsson recibe miles de visitantes en su 'stand' cada día y, aunque el riesgo sea bajo, la compañía no puede garantizar la salud y seguridad de sus empleados y visitantes". Sin nombrarlo, Ericsson hacía referencia a la sorprendente política de "no darse la mano" que la GSMA recomendó en su primer comunicado tras la cancelación de LG esta semana. "La 'no hand-shake' policy no tiene ni pies ni cabeza. Duraría un par de horas. Al poco tiempo vas a tener a todo el mundo dándose la mano, es a lo que vas a una feria", señala un directivo de una multinacional china que, de momento, mantiene sus planes de ir al Mobile World Congress

La contradicción de la GSMA a mediados de esta semana tampoco pasó desapercibida. Por un lado, tras la cancelación de LG, aseguraba que el impacto de la situación del coronavirus era "mínimo", por otro, recomendaba por primera vez, entre otras medias, la de no darse la mano, algo totalmente impracticable en un evento pensado precisamente para estar constantemente dando la mano a otros visitantes. A última hora del viernes, tras la cancelación de Ericsson, la GSMA dio su mayor giro en el análisis de la situación. "La cancelación de Ericsson tendrá algún impacto en nuestra presencia en este momento y puede que tenga potencialmente más impacto posterior". Por primera vez abría la puerta a que todo podría cambiar en los próximos días.

La GSMA, además, justificaba sin quererlo otro de los puntos de preocupación de los cientos de miles de personas que se preparan para asistir a la feria: no hay un protocolo estricto y unificado a seguir que todas las compañías deban cumplir. Cada empresa está estableciendo sus propias medidas y siguiendo, en mayor o menor medida, las recomendaciones de la OMS, pero no hay nadie controlando que, efectivamente, todos las sigan al pie de la letra. EEUU y Singapur, por ejemplo, han prohibido la entrada de cualquier visitante que haya estado en China durante los últimos 14 días. Pero ni España ni otros países de la UE, de momento, han impuesto esta medida, ni la GSMA ha decidio establecer un protocolo propio que exija este periodo de cuarentena a todos los asistentes. Se confía en el buen hacer de las empresas para llevar a cabo medidas de "auto cuarentena".

(Reuters)
(Reuters)

Los fabricantes de 'smartphones' chinos consultados por Teknautas, curiosamente, son los más optimistas. Y es chocante: salvo la china ZTE, cuya presencia en la feria era limitada, el resto de empresas que han cancelado hasta ahora son todas de fuera de China. "De momento, vemos todo igual, confiamos en las instrucciones de la OMS, estamos movilizando a empleados europeos y siguiendo protocolos de cuarentena para los no europeos. La decisión de Ericsson es extraña, es uno de los que apuesta más fuerte por el congreso, pero nada ha cambiado. Es una decisión totalmente personal de cada empresa", asegura un directivo de una multinacional china. Justo en ese punto, en la decisión "personal", reside parte del riesgo. ¿Cómo se controla que todos cumplan con el periodo de cuarentena?

"En nuestro caso, toda la prensa china nos ha cancelado su presencia, no vienen al evento, desconocemos si es una decisión de los medios de comunicación allí o impulsada por el gobierno, pero esa es la realidad", explica un portavoz de Intel, que también acude al Mobile. Otros periodistas chinos residentes en ese país consultados por este diario aseguran que sí asistirán a la feria. Ni el Ministerio de Sanidad, ni la Generalitat, ni la GSMA, sin embargo, han puesto en marcha un sistema que controle que los periodos de "auto cuarentena" se cumplan.

"De momento no hemos establecido ninguna medida de control de movimiento de ciudadanos, seguimos las recomendaciones de la OMS y ellos todavía no lo recomiendan. Pero no negamos que esto es un problema. Podemos encontrarnos durante la feria situaciones delicadas, como que haya asistentes asiáticos con un resfriado normal, y eso genere un pánico o una alarma innecesaria", explicaba esta semana a este diario un portavoz del departamento de salud de la Generalitat. ¿Supone esta gestión de la "auto-cuarentena", sin controles a la llegada a la ciudad de destino, un riesgo médico adicional para los asistentes al Mobile World Congress?

(Reuters)
(Reuters)

"Un virus se transmite por el aire o por contacto próximo. Si hay una persona infectada, por el coronavirus o por cualquier otro virus, como la gripe común, en cuanto hay contacto próximo y una mayor concentración de personas, las posibiliades de transmisión aumentan. Eso es innegable. Dicho eso, si la OMS no ha establecido otras medidas más estrictas es por algo, no hay que dar pie al alarmismo. Los controles que China están realizando en origen, tomando la temperatura en lugares públicos y en aeropuertos, son suficientes. El cuadro médico de una persona no cambia mucho antes de tomar un vuelo y tras aterrizar", explica María Isabel Sola, viróloga y co-directora del laboratorio de Coronavirus del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC.

Los próximos días serán clave para conocer el futuro de la nueva edición del Mobile World Congress. Varios directivos del sector incluso se atreven a poner un margen: 72 horas. Si en ese plazo se produce un efecto dominó con más cancelaciones de calado, la GSMA estaría abocada a anular el evento. El impacto económico sería brutal para Barcelona, están en juego unos 470 millones de euros de ingresos para la ciudad. Empieza la cuenta atrás.

Coronavirus Zte Intel OMS Mobile World Congress
El redactor recomienda