UN PULSO ENCONADO

Bofetada de Reino Unido a Huawei y EEUU: veta su red 5G pero no como pedía Trump

Londres opta por excluir a la empresa del despliegue en infraestructuras y redes críticas y no la dejará acaparar más del 35% del mercado. La decisión, lejos del bloqueo total que pedía Washington

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Reino Unido ya ha dictado su particular sentencia sobre Huawei. Ha tirado por el camino de en medio. Un camino que obviamente no agradará a los responsables del gigante chino, pero tampoco a sus socios de Estados Unidos. Un bofetón a dos bandas. Londres ha decidido que la tecnología 5G de la firma asiática quedará excluida cuando se trate de "redes y entornos críticos". Un importante golpe que, sin embargo, es bastante desnatado si lo comparamos con el bloqueo total que la Casa Blanca solicitaba al que es su principal socio a este lado del océano Atlántico.

La resolución del Ejecutivo inglés califica a Huawei dentro del grupo de "proveedores de alto riesgo", una condición que no supone, como decimos, la exclusión total sino parcial a la hora de suministrar equipos para la infraestructura 5G del país. Una condición que lleva aparejada dos limitaciones, principalmente. Por una parte, la exclusión de unidades consideradas críticas para la seguridad del país, como pueden ser bases militares o ciertos ministerios y organizaciones públicas. El segundo punto es que la compañía estará 'atada en corto' en lo que se refiere al volumen de negocio: no podrá superar una cuota de mercado del 35%. El objetivo no es otro que evitar que el país se vuelva demasiado dependiente de sus equipos.

Cuando estalló la polémica entre EEUU y Huawei, este fue uno de los aspectos más recordados. Al contrario de lo que pueda parecer, Huawei ha emitido un comunicado aliviado. "Es tranquilizadora la confirmación del Gobierno de Reino Unido de permitirnos continuar trabajando con nuestros clientes para seguir con el despliegue 5G en el país. Esta decisión, basada en evidencias, tendrá como resultado una infraestructura de telecomunicaciones más avanzada, más segura y con mayor eficiencia de costes", explicaba el texto, que omitía su exclusión de infraestructuras críticas.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

La firma china, que ha ejecutado una gran inversión en I+D, se había vuelto un actor fundamental para el rápido despliegue del 5G. Fuentes del sector señalan que "está dos años por delante de la competencia". De esta manera, dejarla fuera supondría un retraso notable en una carrera, la de la nueva generación de internet, que se presenta clave, no solo ya en el campo tecnológico sino también económico.

Algunos operadores ya trabajaban con Huawei y un veto supondría un lastre para el despliegue de redes

Desde Downing Street, han recordado que las empresas consideradas como "proveedores de alto riesgo" siempre han estado excluidas de los contratos de especial relevancia para los intereses del Gobierno. El Ejecutivo ha defendido que esta decisión ayuda a "crear redes más robustas" pero le permite mantener la libertad de mercado y crear un "ecosistema diverso" de proveedores. Estados Unidos había presionado en las últimas semanas —esta misma mañana, el secretario de Estado, Mike Pompeo, había hecho un último llamamiento— para que la decisión fuese aún más dura, trasladando que no era una decisión que se debía valorar en el plano comercial sino en el plano de la seguridad nacional.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Una vez se ha anunciado, ahora la pelota también está en el tejado de los operadores británicos, que son al fin y al cabo los que tienen que implementar proyectos y redes concretos. Algunos ya colaboraban estrechamente con Huawei, como Vodafone o EE, que además de utilizar sus equipos han alertado del coste que tendría prescindir no solo de Huawei como proveedor en el corto plazo sino también en las infraestructuras ya instaladas.

Tecnología
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios