CES DE LAS VEGAS

Este es el ordenador que me hace creer que hay portátiles más allá de Windows y Apple

Asus sube el nivel de estos equipos con el nuevo Chromebook Flip, que, en esta ocasión, llegará a España. Si sabes las limitaciones de la plataforma, puede ser una gran opción

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Cuando uno habla de hacerse con un portátil rápidamente el universo se divide en dos tipos de personas: los que acabarán comprándose un MacBook o los que acaban con un equipo que funciona con Windows. Aunque en la mayoría de casos acaba siendo así, está percepción no es del todo correcta. Hay una tercera vía. La de los Chromebooks. El problema es que en España (y en el mundo en general) no han llegado nunca a carburar en condiciones, se dibujan como una opción residual y es un producto raro de ver, que siempre ha sido encasillado como 'low cost' en el mercado patrio.

Probablemente la falta de opciones de mayor cuajo ha sido la razón que ha condenado a un pseudo ostracismo comercial a Chrome OS, el sistema operativo creado por Google. Aunque no se oiga hablar mucho de ellos, los fabricantes los siguen haciendo. En el CES de Las Vegas, hemos podido ver alguno. Entre ellos, el nuevo Asus Chromebook Flip. Se trata de una nueva versión mejorada de lo que la firma taiwanesa presentó el pasado curso, que ya apuntaba a quitarse de encima el halo de producto barato. Samsung también ha lanzado uno estos días. Ha hecho lo propio con el Galaxy Chromebook, un equipo de casi mil dólares pero que, por el momento, no llegará a Europa así que no le prestaremos más atención.

Subir el nivel

Los mayores cambios que ha introducido Asus se encuentran en el interior. En el exterior hay menos pero también los hay. Básicamente, chapa y pintura para aligerar el chasis. Este equipo sigue la línea que marcó aquel Pixelbook al que Google no ha vuelto a dar otra oportunidad y que no se lanzó en España. El nuevo Chromebook Flip tiene una diferencia significativa frente a su predecesor y todos los modelos mencionados en este texto: este equipo llegará a España a lo largo de 2020, probablemente en el primer o segundo tercio del año.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Hemos podido compartir un breve tiempo con esta máquina, presentada en la feria junto a una batería de propuestas de Asus que incluyen equipos para 'gamming' y nuevos ordenadores de distinta índole. Interesante, perdonen la interrupción, el Zephyrus G14, un portátil destinado a aquellos amantes de los videojuegos pero que huye de los diseños tradicionales del sector, ofreciendo un aspecto más sobrio en caso de que también lo quieras utilizar en tu día a día en el trabajo o reuniones con clientes.

Volviendo a lo que aquí nos ocupa, el Asus Chromebook Flip puede convertirse en un portátil tan válido como cualquier otro para muchos usuarios, siempre que conozca la peculiar forma de trabajar con Chrome OS. En España, dada la escasa oferta, es probablemente la mejor opción que puedas encontrar en los próximos meses,

Un diseño refinado

Que los marcos tienen los días contados no es noticia en móviles o portátiles, acaso en televisiones, visto lo visto el domingo en la presentación de Samsung. El anterior Asus Chromebook Flip ya reducía los bordes de manera notable. Ahora repiten la fórmula. Algo que les permite meter una pantalla de 14 pulgadas de diagonal en un cuerpo más propio de 12 pulgadas.

Lo que también han logrado es aligerar el armazón. Ahora pesa 1,1 kilogramos, 200 gramos menos que su predecesor, algo que siempre es de agradecer. El grosor pasa a ser de 13,5 milímetros. En el breve contacto que hemos tenido con el portátil, lo hemos notado ligero y cómodo de mover incluso con una mano. Agradable ha sido también el acabado exterior. Disponible en dos colores, su cuerpo está construido con una aleación de magnesio.

Incluye un mecanismo que hace que podamos doblarlo 360 grados, de manera que podemos utilizarlo en modo caballete pero también como tableta. Una tableta de un kilo y pico de peso no es excesivamente útil, pero si lo quieres para ver una serie en un viaje en avión o navegar tranquilamente en el sofá mientras ves la tele, tiene un pase.

La bisagra

Lo mejor de todo es que esta bisagra sigue elevando ligeramente el teclado cuando lo utilizamos en modo portátil. Esto ayuda a la ventilación, pero personalmente me resulta muy cómodo a la hora de escribir, recordando la ergonomía de los teclados tradicionales de los equipos de sobremesa. Lo cierto es que esta es una de las marcas de la casa y me parece un acierto total que Asus la siga exportando a todos sus equipos.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Sobre la pantalla táctil de 14 pulgadas decir que cuenta con resolución Full HD+, ocupa el 85% del frontal y es compatible con los 'stylus' del fabricante. En general, me ha resultado correcta, pero necesitaría probarla en otro entorno para poder juzgarla bien. Sobre el audio, anotar que viene con cuatro altavoces certificados por Harman Kardon y colocados para que sean útiles en cualquiera de las posiciones.

El teclado es otro de sus puntos fuertes con botones con cierto recorrido, que se sentían robustos al pulsarlos. El 'trackpad' me ha resultado algo más incómodo en este primer vistazo. Se agradecería algo más de espacio y un acabado más suave para una pieza tan fundamental. Un detalle, el Asus Chromebook Flip de este año será el primero que llegue con lector de huellas integrado. Sobre los puertos, cuenta con dos conexiones USB tipo C, ha prescindido del USB tipo A y ha incluido un puerto jack para auriculares así como un lector para tarjetas externas.

Cambios en el interior

Una de las ventajas de los Chromebook es que tampoco necesitan un procesador de primer nivel o un derroche de RAM para poder ejecutar las 'apps' de Google Play o Chrome. Eso sí, la anterior versión, que venía por defecto con 4GB de RAM, se quedaba algo corta en ciertos escenarios como reportaron muchos de los que los probaron.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

En este caso podremos disponer de hasta un procesador i7 de décima generación, 16GB de RAM y 512GB de almacenamiento interno. Hay que esperar que se detallen los precios para cada versión, pero apunta a ofrecer un rendimiento más que suficiente. Obviamente, no hemos podido probar la batería y aquí hay que fiarse, por el momento, de las referencias que dan los padres del aparato: hasta 12 horas con una carga. Por terminar de comentar esta primera fotografía de este nuevo Asus, cabe decir que viene equipado con Wifi 6 y Bluetooth 5.0.

No es para todos, pero sí para muchos

Hay que esperar a los precios que se anuncien. Pero todo parece indicar que el precio de partida, guiándonos por el del anterior modelo, estará sobre los 500 euros. Es algo superior a lo que estamos acostumbrados por estos equipos, pero es que también eleva las prestaciones notablemente.

¿Lo debería valorar? Como decimos, los Chromebook no van a satisfacer a todos. No hay que olvidar que están muy orientados al entorno Google y sus aplicaciones. Hay programas, como puede ser Photoshop, que no están disponibles, aunque no es difícil encontrar alternativas.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

No son equipos tampoco orientados a juegos pesados (aunque opciones como Stadia pueden cambiar este punto en un futuro). Su autonomía o el respaldo de Drive (y la posibilidad de acceder a todo desde otros equipos) son algunas bazas frente a sus inconvenientes. Pero a la hora de la verdad pueden servir para lo que la gran mayoría necesita de un portátil. Si llegan más como este Asus Chromebook Flip es más que probable que diese una oportunidad a algo que no sea un Mac o un portátil Windows.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios