ARRANCA EL CES DE LAS VEGAS

Prepara el salón (y la cartera): así son las nuevas teles que desearás tener

8K, microLED, pantallas enrollables y 'streaming' apuntan a cuasi monopolizar las novedades de TV, en la mayor feria de electrónica del mundo, donde Apple vuelve casi 30 años después

Foto: Render filtrado sobre la posible QLED sin marcos
Render filtrado sobre la posible QLED sin marcos

El curso tecnológico tiene su ceremonia de inauguración en la ciudad de Las Vegas. Allí, en la capital mundial del juego, se celebra durante prácticamente una semana el Consumer Electronics Show, más conocido por sus siglas CES, la mayor feria de electrónica de consumo del planeta. Cualquier cosa susceptible de enchufarse a una toma de corriente es susceptible a su vez de protagonizar una presentación o de ocupar parte de uno de los múltiples 'stands' que pueblan el recinto. Los móviles hacen acto de presencia, aunque los pesos pesados se reservan más para el Mobile World Congress y sus 'alrededores' temporales. Aquí la cosa va de electrodomésticos, asistentes inteligentes, coches autónomos... y de televisiones.

Las 'smart TV' son, sin lugar a dudas, los protagonistas de estos días que más probabilidades tienen de acabar en tus manos. Pero mucho de lo que se ve aquí tiene un problema. O son demasiado caros para el común de los mortales o queda mucho realmente para que llegue al mercado y lo puedas comprar. El CES de Las Vegas, y otras tantas ferias, se desarrolla en una espesa neblina.

El del humo que se produce en torno a tecnologías, prototipos y productos que, a pesar de acaparar la mayor parte de las ruedas de prensa y presentaciones de estos días, tardarán mucho en ser una realidad en nuestro día a día. O si lo hacen es a un precio estratosférico. Estos anuncios muchas veces monopolizan focos y titulares dejando en la penumbra otros productos de temporada o mucho más asequibles.

Ahora, con cero marcos

Todo esto no quita para que lo que salga al escenario no sea capaz de sorprendernos y despertar el capricho de tener en un futuro algo de lo que aparece ante nuestros ojos. Es el caso de la televisión plegable de LG, que volveremos a ver un año más con nuevos retoques. Tras tres años enseñando diferentes avances, en 2019 parecía que por fin teníamos un modelo en el mercado. Desde la factoría surcoreana aseguraban que la venta al púbico empezaría el pasado curso. Finalmente, la puesta en circulación fuera de su país natal se pospone hasta, en el mejor de los casos, a finales de este curso.

Render de la QLED sin marcos
Render de la QLED sin marcos

La que tiene muchas papeletas de convertirse en un objeto de deseo es la televisión sin marcos de Samsung. Si finalmente se cumplen las especulaciones, sus nuevas QLED Q900T y Q950T serán dos pantallas donde el borde prácticamente desaparecerá antes nuestros ojos, tal y como dejan ver los 'renders' filtrados en las últimas horas.

Otras de las cosas a las que habrá que estar atento son las novedades sobre su tecnología microLED, un carro al que también se va a sumar la china TCL. Básicamente son LED de escala micrométrica, menor que un pelo. Mucho más pequeños que la generación actual y sobre todo como fuente de luz propia. Esto les permite emular los negros del OLED y además crear cosas como 'Samsung The Wall' pantallas mastodónticas con unidades separadas, sin bisel, que se juntan como un puzle. El problema, el precio de este producto cuenta con al menos seis cifras.

¿Es o no es 8K?

Que el 8K apunte a ser una de las grandes tendencias de la cita es prueba de que aquí se habla más de futuro que de presente. El contenido 4K nativo sigue siendo una asignatura pendiente. Pero eso no impide que llevemos tiempo oyendo hablar de esta nueva resolución, que multiplica por 4 las bondades de la anterior. Samsung fue la primera en poner la bandera, comercialmente hablando. Ya en 2018 lanzó una línea comercial de LCD con esta calidad, una gama de producto que probablemente renueve y aumente estos días.

Los que se han adelantado a la feria han sido sus compatriotas de LG. En lo que a teles se refiere, han preferido vaciar de toda sorpresa su presentación del próximo lunes y anunciar su nueva línea de televisores 8K para 2019. Se trata de seis pantallas 'Nanocell', como ellos llaman a su línea de LCD; que van de 65 a 75 pulgadas. Completan el lanzamiento dos OLED, de 77 y 88 pulgadas. Llegan con el nuevo procesador Alpha 9 de quinta generación, cuyas mejoras están enfocadas en el reescalado de la imagen (si no hay contenido, hay que adaptarlo) así como en el audio.

Foto: LG
Foto: LG

Lo llamativo es que LG ha decidido acompañar esta batería de teles con el apellido 'Real 8K', lo que parece un dardo directo a Samsung. LG se guía por la certificación de la CTA, la que organiza la feria, que impone cumplir con ciertas condiciones más allá de la resolución de 7.680 x 4.320 píxeles. Según este estándar tiene que tener una tasa de 10 bits, reproducir al menos a 50 fotogramas por segundo y tener una modulación de contraste del 50%. Los partidarios de este sistema aseguran que si no se cumplen estos detalles se pierde información y, por tanto, calidad de imagen.

Los dos mayores fabricantes de teles del mundo apuestan por certificados 8K diferentes

La historia es que sus compatriotas siguen las indicaciones de la Asociación 8K (8KA) que ha puesto una homologación sobre la mesa en el que además del número de píxeles, hay que conseguir un brillo superior a 600 nits, HDMI 2.1 e incluir codificación de video de alta eficiencia (HVEC). Un pulso de detalles que viene a demostrar más aún que el 8K es algo tierno.

Cosas que deberían sonarte

Porque el 8K por mucho que se utilice en la grabación de películas en Hollywood no deja de ser más humo inmerso en un largo proceso de solidificación. Una cosa para 'early adopters', un título que viene acompañado, por lo general, de un pago astronómico por la tecnología de turno. Los contenidos se cuentan prácticamente con los dedos de una mano. Quizás es más interesante que prestes atención a las novedades de 4K, un mercado cada vez más competitivo, tras la llegada de Xiaomi a España.

Es mejor que prestes atención a otros términos, que se oirán y mucho. El primero de ellos es HDMI 2.1. Aunque ya está incorporado en algún modelo, debería aumentar notablemente en este curso.

Entre las mejoras se incluye el aumento a 30Gbps en la velocidad de transmisión frente a los 18 de la anterior. Poder utilizar estas velocidades sirve, por ejemplo, para mejorar la resolución o la tasa de refresco a la hora de ver vídeos o videojuegos, sin comprometer elementos como el color. Por eso es clave para consolas como la PlayStation 5, de la que muchos esperan que Sony dé más detalles en Las Vegas durante estos días.

Dentro de la caja

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Quizás no importe tanto la caja como lo que hay dentro de la caja en esta ocasión. En España hemos visto cómo se han multiplicado los servicios de 'streaming'. En 2019 el CES le sirvió a Apple para tirar la piedra, a través de fabricantes como Samsung, con su apuesta televisiva. Lo hizo entonces bajo el nombre de iTunes, anunciando la disponibilidad de la aplicación en varios fabricantes de lo que a la postre sería Apple TV+. Habrá qué ver cómo hace lo propio Disney+ este año.

La manzana, casi tres décadas después, volverá a una gran feria. En el 92 fue su última participación en el CES. Y no se le ha visto nunca en el MWC ni en la IFA de Berlín ni nada similar. Pero que nadie piense que este histórico regreso será a lo grande. Aquí básicamente viene a recordar que Homekit, su solución para el hogar conectado, está ahí. Un discurso que en los últimos cursos han monopolizado Google Home y Alexa, que seguro que hacen también sus respectivos cameos en esta feria. El audio, con nuevas barras y una marea de nuevos auriculares, también pedirá a gritos atención.

Lluvia de portátiles

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Los portátiles y ordenadores también tienen su importante cuota de protagonismo. Asus, Acer, Lenovo o HP son algunos de los que nunca pierden la ocasión de dar batalla en un escenario como este. Seguro que hay alguna novedad desde el punto de vista del diseño, pero aquí apunta a que los procesadores cobrarán un nuevo e importante papel. Es un año en el que toca que lleguen nuevos procesadores de Intel de 10 nanómetros.

A esto hay que sumarle las propuestas de AMD, que viene sonando en los últimos meses. Ya consiguió que Microsoft crease una versión del Surface Laptop 3 de 15 pulgadas con uno de sus motores. Ahora hay que esperar hasta donde llegan los nuevos chips Ryzen 4000. No solo hay que fijarse en portátiles tradicionales, también de 'gamming', un nicho que cada vez coge más cuerpo y visibilidad en grandes eventos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios