OTRO MERCADO QUE QUIERE CONQUISTAR

He probado la tele barata de Xiaomi: la Mi TV 4S es un chollo, pero no como sus móviles

La factoría china lanza tres modelos en su primera incursión en este mercado español. Una apuesta muy similar a la de sus 'smartphones'. Hemos metido mano a la de 55 pulgadas durante 15 días

Foto: Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Xiaomi vende, en China, más de 2.000 productos diferentes. Pero en este inmenso catálogo solo hay tres que hagan ellos solitos, sin colaborar con nadie que no sean los que le suministran la materia prima. Los móviles, los 'routers' y sus televisiones. Tras años oyendo hablar de ellas, el fabricante asiático presentó en noviembre su primera hornada de 'smart TV' en España. Un primer paquete de tres modelos que saldrán a la venta el próximo martes. Habrá un modelo de entrada que por 179 euros te dará 32 pulgadas y calidad HD. Si lo que buscas es una pantalla 4K tendrás que irte a los modelos superiores, de 43 y 55 pulgadas respectivamente.

Nosotros hemos pasado con el televisor de mayor tamaño los últimos quince días. Se trata de un equipo de 449 euros. Es definitiva, un dispositivo que llega, como nos tiene acostumbrados Xiaomi, con un precio de derribo. Aunque tienen la campaña navideña a puntito de caramelo, lo cierto es que la fecha escogida es un tanto rara. Lanzaron sus teles el 'Ciber Monday', tres días después del 'Black Friday'.

¿A la altura de las expectativas?

Si no eres de los que has aprovechado estas nuevas fiestas de gastar para pillar una de esas a precio de ganga, igual te interesen alguna de las Mi TV. Vuelven a tener la etiqueta de chollazo, aunque para conseguir ese precio tan ajustado es cierto que hacen alguna que otra renuncia (y no solo en el margen de beneficio, algo con lo que se suelen dar efectistas golpes de pecho). ¿Están a la altura de lo esperado? Por supuesto. Es una gran compra, pero lo es si sabes todos los pormenores. Pero quizás no sea como una de esas icónicas gangas a las que no tiene acostumbrados este fabricante.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Para esta prueba hemos dispuesto del modelo de 55 pulgadas, que cuenta con un diseño más refinado que la versión más contenida, de 32 pulgadas. Aquí nos encontramos una pantalla enmarcada con bordes relativamente pequeños teniendo en cuenta que este terminal se sitúa en un punto a caballo entre los 400 y los 500 euros. Unos laterales que están terminados en aluminio pulido. El de la parte inferior, coronado en el centro por el logotipo de la empresa, es ligeramente más grueso que los otros tres. Sin ningún problema hasta ahí. La televisión se sostiene sobre dos caballetes metálicos acabados en negro que se colocan hacia los extremos. Tienen una profundidad de 26 centímetros. El resto del cuerpo, es decir, la trasera es de plástico.

Las medidas de la televisión, con esta base puesta, son de poco más de 123 centímetros de ancho por casi 77 centímetros de alto. El grosor es de 8,34 centímetros. Como se puede observar en las imágenes esta es una televisión con joroba, lo que al final condiciona si la quieres colgar de la pared. Aquí, es lógico viendo el precio, no hay una solución externa en forma de caja que contenga la toma de antena y el resto de puertos como en el caso de los modelos de Samsung más caros, que solo tienen un único conector que sale de la tele.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Todas las conexiones se colocan en la parte izquierda (mirándola de frente) de la parte trasera. No hay nada destacable en la posición escogida. Ni para bien ni para mal. El peso es de 12 kilos y medio, a lo que hay que sumar el peso de los soportes, que hace que en total esté ligeramente por encima de los 13.

Es un diseño convencional pero efectivo. No innova pero sirve para prácticamente cualquier salón

He podido manejarme y montarla en solitario pero es probable que no todo el mundo sea capaz o se sienta seguro al hacerlo. En general tiene un diseño convencional pero efectivo. Quizás una segunda posición para colocar los caballetes más centrados se hubiese agradecido. Es la gran pega que se puede sacar a un aspecto acorde con el precio que manejamos y que valdrá prácticamente para cualquier tipo de salón.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Antes de entrar a valorar el desempeño de imagen de estas 55 pulgadas, hablemos de la conectividad. La carta de servicios ofrece. Tres USB 2.0, conector jack y 'ethernet'. En el apartado de HDMI, contamos con un total de tres, uno de ellos es ARC. Este tipo de HDMI, por si no lo conoces, es el que nos permite conectar más fácilmente una barra de sonido, sin tener que ocupar la salida óptica, de la que también dispone. El cable de alimentación que viene en la caja es de metro y medio. Nuevamente me parece una elección equilibrada, ajustada al precio y sin estridencias. Obviamente, siempre es deseable tener HDMI con estándar 2.1, pero no se puede tener todo.

La Mi TV de 55 pulgadas (en realidad 54,6) maneja imágenes hasta en 4K en un formato 16:9. El panel es un LCD IPS fabricado por LG Display, la empresa que los coreanos tienen para crear paneles de todo tipo y que suministran a una gran parte de la industria de televisiones y móviles. Cuenta con un brillo máximo de 330 nits, así como una tasa de refresco de 60 herzios. Los ángulos de visión rozan los 180 grados para tener una experiencia óptima.

Carta de servicios

En el interior nos encontramos con un motor de Mediatek. Concretamente esta Xiaomi Mi TV 4 monta un MSD6886, un chip Quad-Core a 1,5 Ghz, que viene acompañada por una GPU Mali 470. No hay que olvidar que, aunque lo asociemos más a móviles u ordenadores en el imaginario colectivo, es una pieza fundamental a la hora de renovar el televisor porque influye en el reescalado. La RAM es de 2GB y la memoria interna es de 8GB.

Foto: M. Mcloughlin.
Foto: M. Mcloughlin.

Es probable que estas cifras te digan poco. O casi nada. Si incluso te dicen algo es probable que todavía te queden dudas sobre su desempeño. En el campo de la imagen partimos de que se trata de un LCD con retroiluminación LED. Esto quiere decir que no tendremos los negros de un panel OLED. Ni pretenderlo teniendo en cuenta que estamos ante un televisor asequible. Así, como explicación 'grosso modo', ya se sabe la tecnología LCD es 'incapaz' de apagar individualmente cada píxel por tanto tiene que utilizar un 'filtro' para generar los negros. El problema, es que se producen fugas de luz, que dependiendo la intensidad, hacen que los negros se degraden en una paleta de diferentes grises.

Con la Mi TV S4 no hace falta tener el ojo muy entrenado para ver esto. Si tienes el cuarto correctamente iluminado, se atenúa. Pero si eres de los de ver la tele a oscura, verás en las escenas como el negro raramente llega a ser negro profundo y como se pierden detalles en sombras y degradados. La prueba ba del algodón ha sido en este caso el capítulo de 'Juego de Tronos' en el que los caminantes blancos atacan Invernalia.

Un episodio que se desarrolla íntegramente durante la noche y en el que los directores fueron criticados por pasarse con la oscuridad. Ahí es donde se notan estas carencias y se ven como aparecen diferentes halos alrededor de antorchas y luces. Tras ver estas escenas vi que, aunque no es un detalle que condicione excesivamente la experiencia, la retroiluminación no está uniformemente repartida.

Ni frio ni calor

Que nadie se lleve las manos a la cabeza. Con diferentes matices, como suele ocurrir en todas las categorías de producto, pero mantiene un desempeño global con poco que envidiar a las teles 4K de entrada de fabricantes de mayor tamaño. El brillo es corto pero correcto. Donde más se notan los 330 nits es en el HDR. Esta pantalla de Xiaomi es compatible con HDR 10 (a secas, no +). La historia es que esta tecnología ayuda a mejorar la calidad y el contraste de lo que se reproduce, pero aquí, dadas las limitaciones en este apartado, no supone un salto tremendo.

Juega a no fallar en nada. Que sus renuncias no condicionen la experiencia global. Y funciona

Lo bueno, o quizás reseñable, es que el HDR 10 no se limita a Amazon Prime, Netflix u otros servicios. También trabaja con fuentes externas, como consolas. Por lo demás, no he tenido la necesidad de personalizar la configuración de la imagen. Cumple en colores, reescalado (donde flojea un poco es viendo la televisión normal y corriente) y ángulos de visión. Va bien tanto viendo 'streaming' como viendo películas.

Me ha servido con los modos que vienen por defecto, sin necesidad de crear un grupo de ajustes 'ad hoc'. Con los vídeojuegos más de lo mismo. Si eres un 'gamer' intenso es probable que el cuerpo te pida más. La tasa de refresco sin ser espectacular es correcta. En general podemos que este Xiaomi Mi Tv 4S juega al ni frio ni calor. No es una LCD puntera pero tampoco te vas a encontrar ninguna carencia extrema. Obviamente tiene pegas, pero cuando ves el precio le quitas importancia.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Una de esos defectos congénitos es el sonido. En televisiones más caras hay veces que es necesario tirar de una barra de sonido aquí con más razón. Cuenta con dos altavoces de 10 vatios con tecnología 'bass reflex'. Cuenta con procesado DTS-HD y Dolby Audio. Pero da para lo que da. Probé cuando recibí la tele a intentar vivir sin la barra de sonido de mi televisión habitual. Para ver las noticias o un programa en la televisión (cada vez lo hago menos) va sobrado. Pero si eres de esos que les gusta ver una película con un audio espectacular pues notarás las carencias.

Dos caras: Android y PatchWall

El sistema operativo que da vida es Android TV 9.0. Si vienes de una LG o una Samsung quizás se te haga rara su distribución. A mi personalmente me parece intuitiva pero hay cosas como los menús de configuración que podrían ser algo más intuítivos y estar mejor jerarquizados. Además hay veces que la sensación es que las transiciones y el lanzamiento de apps se produce a velocidad de crucero. Puede ser más lenta, sí, pero también más rápida.

La cuestión de fondo es que este televisión tiene dos almas. Por una tiene este sistema operativo pero por otro tiene PatchWall. No es una capa de personalización como MIUI. Es un espacio independiente. Es más en el mando tienes un botón con el logo de Xiaomi para lanzar esta plataforma y otra para ir a la pantalla por defecto de Android. En el caso de PatchWall tienes una interfaz más minimalista, con iconos y ventanas más grandes.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

De momento las recomendaciones destacadas que aparecen son las de socios como AtresMedia y Movistar +. Falta contenido. Son pocos, así que estarás viendo la ventana de 'El Secreto de Puente Viejo' presidiendo el menú cada dos por tres. Es una situación extraña, pero al final es libertad. A veces, especialmente al principio, es un poco lioso porque acabas pasando muchas veces de una interfaz a otra y acabas liándote un poco. Si te estás preguntando por 'apps' de streaming, aún no tiene soporte para la app oficial de HBO y tampoco para Apple TV +. Siempre puedes utilizar Chromecast, que está integrado.

Un mando normal y corriente

El televisor puede hacer también de 'hub' de los elementos domóticos que tengas en casa gracias a Assistant. Tiene toda la lógica teniendo en cuenta la fuerte apuesta del llamado 'Mi Ecosistem'. Yo lo he utilizado con bombillas, robot aspirador y una lámpara de mesa y ha funcionado a las mil maravillas. El asistente de Google tiene un botón dedicado en el mando.

Foto: M. Mcloughlin
Foto: M. Mcloughlin

Un mando bastante corriente. Cuenta con otros botones de acceso directo a Netflix, Prime y los mencionados para abrir la interfaz de 'PatchWall' o la de Android TV 9. Se agradecería un botón de silencio. Es lo único que me ha llamado la atención de un mando normal y corriente. Por último comentar que cuenta con Bluetooth 4.2 (BLE) y Wifi 802.11ac.

Esta es la fotografía general de esta Mi TV 4S de 55 pulgadas. Obviamente se le podrían pedir muchas más cosas pero difícilmente a este precio. Quizás no sea tan llamativo como sus móviles pero a día de hoy tiene una gran relación calidad precio para aquellos usuarios, que son muchos, que quieren una televisión por encima de las 50 pulgadas, 4K y con una imagen más que decente sin dejarse un dineral.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios