A DYSON LE CRECEN LOS CLONES

15 días con los aspiradores de mano de Conga y Xiaomi: ya ni me acuerdo de la Roomba

Si la Dyson siempre te resultó muy cara, ahora tienes opciones 'low cost'. Cecotec y el fabricante chino han sacado dos modelos que juegan la baza de la calidad-precio

Foto: Conga Rockstar 500, de Cecotec. (M. Mcloughlin)
Conga Rockstar 500, de Cecotec. (M. Mcloughlin)

Una de las últimas campañas de los aspiradores Dyson viene a sostener que solo ellos pueden ser Dyson. A la marca británica, conocida entre muchas otras cosas por los aparatos inalámbricos para limpiar la casa, no le falta razón. Es difícil igualarlos en potencia pero también en precio. Cuando hablamos de parecerse a Dyson y dejarte más o menos igual de satisfecho, la historia cambia. A los ingleses les está pasando lo que antes les pasó a GoPro o a iRobot y sus Roomba.

Les están saliendo imitadores que están dando forma a sus propios clones de sus aspiradores ciclónicos a un precio bastante más económico. Es el mantra habitual. Se realizan renuncias que intentan no ser de calado, se reduce el coste a la mitad o más y se intenta apelar con eso de la calidad-precio a uno de los órganos más sensibles que tenemos los seres humanos: el bolsillo.

Los que han entrado en esta ocasión en la finca de Dyson para ver si le pueden comer terreno con su oferta agresiva son dos clásicos de la nueva electrónica 'low cost': Xiaomi y la valenciana Cecotec, creadora de las Conga, el 'robot aspirador' patrio que llegó a ser número uno en Amazon durante más de 50 semanas. A su aspirador ciclónico también lo han bautizado con tal nombre, aunque en este caso viene con el apellido 'Rockstar 500 Ultimate'. No se ha tratado de un experimento peregrino. Han sacado toda una gama de estos dispositivos. Este, junto al Rockstar 600, es el de mayores prestaciones.

Aquellos aspiradores escoba de escasa potencia se han hormonado para convertirse en ciclónicos

Pero ¿qué diantres es un aspirador ciclónico? Realmente, no es algo tan nuevo. Seguro que muchos recuerdan aquellos aspiradores escoba. Yo sufrí alguno en mi adolescencia. Se trataba de máquinas que permitían librarte de las ataduras durante un tiempo a la hora de hacer limpieza. Digo durante un tiempo porque su potencia y su autonomía no daban para mucha historia.

Aparatos que acababan, en muchos casos, como una reliquia en el piso de verano o en un armario, acumulando casi el mismo nivel de polvo que habían limpiado en sus horas de servicio, y tú volvías a cargar con el aspirador tradicional, intentando estirar el cable para ahorrarte cambiar de enchufe una vez más. Lo nuevo es eso de ciclónico. La palabra en cuestión viene del fenómeno atmosférico y hace referencia a su capacidad de succión. Ahora, uno se los puede tomar en serio.

La Conga Rockstar 500 y el aspirador ciclónico de Xiaomi. (M. Mcloughlin)
La Conga Rockstar 500 y el aspirador ciclónico de Xiaomi. (M. Mcloughlin)

En el pasado, he tenido la oportunidad de probar algún modelo de Dyson, que es la marca de referencia, el rival a batir. Ahora, he podido también pasar unas semanas con los aspirantes limpiando mi casa. Por un lado, el de Cecotec, el mencionado Conga Rockstar 500. Y por otro, el Mi Handheld Vacuum. Aunque no desbancan a las máquinas británicas, especialmente en la parte de la potencia, lo cierto es que consiguen ser una alternativa bastante atractiva para aquellos que no quieren dejarse los 500 euros que cuesta una Dyson. He pasado 15 días con cada una de ellos en casa. Aquí va lo mejor y lo peor de mi experiencia. 'Spoiler': llámenme caprichoso, pero después de muchos años, mi sueño español ya no es tener un robot aspirador.

Una Conga diferente

El Rockstar 500 Ultimate es un aspirador de mano que puede funcionar de tres maneras diferentes, dependiendo el cepillo o boquilla que le coloques o si acoplas el tubo. Puedes usarlo en el modo tradicional, como uno compacto para limpiar en los huecos del sofá, una mesa o una estantería y también como uno vertical para llegar. Si lo comparamos con la última Dyson (la V11) nos encontramos un aparato ligeramente más ligero con 2,5 kilogramos frente a 2,97kg. Parece poco, pero si vas a andar paseando por la casa con esto en el brazo mientras das buena cuenta del polvo se agradece. El tubo telescópico mide 71,5 centímetros, algo que hace que sea cómodo incluso para personas altas.

El cuerpo central, en todos los casos, está hecho de plástico, aunque aquí nos encontramos con unos acabados que no son tan prémium y no son excesivamente elegantes. En Cecotec han optado por mantener los colores de sus robots aspiradores, combinando negros, grises metalizados y azul turquesa. Cuenta con ocho accesorios (entre ellos, un cepillo dedicado para tapicerías, uno para suelos duros, uno para todo tipo de suelos y boquillas para muebles y esquinas) así como el soporte para anclarlo a la pared.

Conga Rockstar 500. (M. Mcloughlin)
Conga Rockstar 500. (M. Mcloughlin)

Dispone de tres modos diferentes. Cabe mencionar que alcanza un umbral máximo de succión de 130 AW, frente a los 180 de la V11 Absolute de Dyson. Este número por sí solo dice poco. Prácticamente nada. El nivel más básico es el modo ECO, que es útil cuando quieres dar un repaso rápido a la cocina o al salón. En el otro extremo, el modo turbo. Solo lo he utilizado en una ocasión: cuando me he tenido que enfrentar a la alfombra de mi casa, con hebras bastante gordas. Al que más he recurrido ha sido al modo diario, el intermedio. He tirado de él cuando he querido hacer limpieza general y para zonas como el sofá y escondrijos debajo de los armarios. En unos pocos minutos tienes un resultado tan bueno o mejor que con un robot aspìrador. La pega, que lo tienes que hacer, no hay automatismo que valgaa

Por así decirlo, podemos utilizarlo para un paseo, un trote ligero o un esprint. Pero de la misma manera que uno cuando sale a hacer ejercicio no aguanta lo mismo si corre al máximo que si va a un trote ligero. Sería genial poder limpiar la casa a toda potencia, pero eso no es posible porque en poco más de 10 minutos se funde la batería. Si utilizas el modo ECO, te dará para poco más de una hora. Lo lógico y más habitual es hacer un uso mixto, así que cuenta con 20-25 minutos combinando las tres potencias de succión. Poner en marcha el aparato es tan sencillo como apretar el gatillo (no hace falta mantenerlo presionado) y contamos con otro control en la pieza central para cambiar de potencia.

Conga Rockstar 500. (M. Mcloughlin)
Conga Rockstar 500. (M. Mcloughlin)

Mi casa tiene algo más de 60 metros cuadrados y en el tiempo que he limpiado cocina, habitación, salón y recibidor no he consumido todo el tanque de combustible. Dispone de un indicador led que nos dirá cuánta autonomía nos queda, así como si está cargado o descargado. Lo bueno es que aquellos que quieran hacer un uso intensivo del aparato siempre pueden adquirir una segunda batería, ya que son intercambiables.

Cuenta con el mayor depósito de los modelos mencionados en este texto. Tiene una capacidad de 800 ml. Limpiarlo es tan sencillo como soltar una pestaña para que caigan los residuos recogidos. En las dos semanas que he estado examinándolo, no he necesitado abrirlo. Si te estás preguntando cómo de ruidoso es, tienes que saber que el modo ECO reduce el sonido hasta los 65 decibelios, suficiente como para seguir escuchando la tele sin problema. En el intermedio también es soportable. El turbo es un auténtico quilombo.

El 'RockStar 500' ofrece un mayor depósito y autonomía pero también es más pesado

A diferencia de los robots aspiradores Conga, aquí no tenemos una aplicación que nos diga cómo de cascadas están las diferentes piezas, como el filtro HEPA (de alta eficiencia) o similar. Es la única pega. Al principio, no. Pero con el paso del tiempo, deberías estar atento para comprar los recambios en la web.

ADN Xiaomi

En lo que al hogar se refiere Xiaomi tiene muchas propuestas. Hay algunas que han llamado y mucho la atención como sus bombillas, su arrocera conectada o su purificador de aire. En lo que se refiere a limpieza sus robots aspiradores, fabricados en colaboración con Roborock, siempre han generado mucho interés. Sin embargo, recientemente lanzó en España Mi Handheld Vacuum Cleaner (acortaremos el nombre a partir de ahora). Es una propuesta que va muy en línea de la de Cecotec, aunque tiene algunos cambios y diferencias que quizás te haga decantarte por un modelo o por otro.

Contamos con un diseño más compacto y ligero, pero se siente menos robusto. Ciertamente, es el más cómodo de manejar. Su cuerpo es más pequeño y pesa solo 1,5 kilogramos, a lo que hay que sumar el accesorio de turno. En este caso, nos encontramos acabados de plástico en color blanco y con alguna pieza naranja. Personalmente, me ha gustado más el aspecto exterior de este aparato, aunque dependerá mucho del gusto de cada persona. El tubo es lo suficientemente largo para que también resulte cómodo para una persona de 1,90 metros.

Xiaomi Mi Handheld Vacuum. (M. Mcloughlin)
Xiaomi Mi Handheld Vacuum. (M. Mcloughlin)

La potencia del motor es ligeramente más discreta, aunque yo no he notado grandes diferencias con el anterior modelo en el resultado final. Alcanza un nivel de succión de 23 KPA frente a los 24 del modelo de Cecotec y una potencia de 350W frente a los 430 que puede alcanzar el Conga Rockstar 500. Tiene solo dos modos, el estándar y el MAX. El primero viene bien para superficies abiertas, teclados, mesas mientras que el de mayores prestaciones viene perfecto cuando quieres repasar esquinas, rincones o huecos del sofá, así como alfombras.

Cuenta con una amplia selección de complementos que vienen incluidos en la caja, entre los que hay rodillos multisuperficie, uno eléctrico para atrapar pequeñas partículas y ácaros y cepillos para pequeñas superficies o cosas más delicadas). En ambos casos, utilizar los cepillos suaves me ha servido para quitar el polvo de lámparas y marcos de fotos que tenía en la mesilla de noche o en las baldas.

La ventajas del modelo de Xiaomi: más manejable y piezas que se pueden fregar. La pega, la autonomía

Su mayor pega es la autonomía. Como mucho te da para media hora. Es una cifra que se queda corta, lo veas por donde lo veas. No hay que olvidar que esa referencia es para el modo de menor consumo. Para una casa pequeña es suficiente, pero en otros casos se quedará corto. Si quieres utilizar el modo turbo, te dará para poco más de seis minutos. En este tiempo, te da de sobra para limpiar una alfombra grande y un sofá de tres plazas, pero nada más. Devorará la última miga. Eso sí, si tienes intención de seguir limpiando, tendrás que esperar tres horas y media.

Pero este mal no es exclusivo de este aparato. Al final, los Dyson (que a toda revolución te dan para 12 minutos) o el Conga RockStar 500 padecen el mismo problema: si les metes chicha, se agotan rápido. En este caso, tenemos un led que cuenta con más colores para indicar si está en funcionamiento el modo MAX, si va bien de batería, si queda poca o si está a cero.

Xiaomi Mi Handheld Vacuum. (M. Mcloughlin)
Xiaomi Mi Handheld Vacuum. (M. Mcloughlin)

El otro lunar, al final un peaje por tener un cuerpo más ligero y compacto, es el del depósito. Su capacidad es ligeramente inferior a los 500ml. Esto hará que lo tengas que vaciar algo más a menudo. Lo he tenido que hacer un par de veces en estos 15 días. En el plástico tenemos un indicador que nos dirá si está a rebosar y es hora de soltar lastre.

Hay otros aspectos interesantes de la propuesta de Xiaomi como que todas sus piezas, menos el cuerpo central o el cepillo eléctrico, se pueden fregar cuando empiecen a padecer los efectos de la suciedad. El filtro de alta eficiencia es capaz de atrapar, según sus creadores, hasta el 99,7% de partículas de hasta 0,3 micrones. Obviamente esto es imposible de comprobar a simple vista.

El precio, gran atractivo

El punto fuerte de ambos modelos es la relación calidad precio. Especialmente el del Conga Rockstar 500 Ultimate, que ofrece una propuesta ligeramente más avanzada que la de Xiaomi. La llegada del Black Friday y la aparición del modelo superior ha hecho que su coste quede ajustado a 169,90 euros, cien euros menos que el coste de hace unas semanas. Esta rebaja le deja en lugar privilegiado frente a sus hermanos, el Rockstar 200 (149,90 euros) y Rockstar 600 (199). El de Xiaomi se puede encontrar en Amazon por poco más, 230 euros. ¿Qué pierdes a la hora de optar por una de estas opciones en lugar de un Dyson de la generación V10 o V11?

Fotos: M. Mcloughlin.
Fotos: M. Mcloughlin.

Pierdes potencia de succión y limpieza, un diseño más robusto, cuentas con una autonomía más reducida y en el caso del último modelo británico, no dispones de cosas como la pantalla LCD o el cepillo que reconoce la zona que estás aspirando y que adapta la potencia automáticamente. Esto es como en los móviles. No se le puede pedir a uno de 1.200 euros, lo mismo que a uno de 500 o a uno de 200. Todo depende de las necesidades, del tamaño de tu casa, si tienes alfombras o si tienes uno o varios animales. Y por este precio, cubrirá de sobra las necesidades de muchos. Si no te convencen estos modelos, por la razón que sea, también tienes algunos como el V8 de Dyson, que se mueve en el entorno de los 400 euros.

Eso sí, escojas el modelo que escojas te va a permitir hacer una limpieza más profunda que un robot aspirador. Es cierto que una Roomba, una Conga o una Roborock te permitirán programar la faena diaria y desentenderte. Sin embargo, no te librará de tener que hacer cada semana o 10 días una pasadita. Personalmente me ha resultado más cómodo tener cualquiera de estos aspiradores en un lugar accesible (apenas ocupan espacio en vertical), cogerlo, limpiar y dejar cargándolo de nuevo. Cada método tiene sus ventajas. Lo ideal, claro está, sería tener uno de cada e ir combinando, pero eso no siempre (en la mayoría de casos) es posible.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios