Más interesante que el cambio de logo

He comprado champú y cerveza en el nuevo 'Amazon' de Correos: vas a querer probarlo

La compañía pública española acaba de lanzar Correos Market, su propio ‘e-commerce’ centrado en los productores locales y artesanales. Una gran idea con puntos a mejorar

Foto: Imagen: E. Villarino.
Imagen: E. Villarino.

Estas últimas semanas, Correos ha estado en boca de todos. El cambio de logo se ha convertido en uno de esos debates extraños en los que nos hacemos pasar por expertos en diseño y 'marketing' por un día y acabamos pidiendo la cabeza de los que saben de esto porque nos parece que no tienen ni idea. Pero mientras peleábamos por las líneas de un dibujo, la compañía estrenaba sin hacer mucho ruido el proyecto que en realidad debería haber recibido toda la atención: Correos Market, una especie de Amazon de pequeños productores que hemos decidido probar en Teknautas.

Esta es una de las últimas ideas de la empresa pública y, según comentan fuentes de la empresa, una apuesta clara del nuevo presidente (que lleva un año en el cargo), Juan Manuel Serrano. ¿El objetivo final de todo esto? Aprovechar el potencial logístico de la entidad para abrir nuevas vías de negocio. Un proyecto bastante interesante y prometedor viendo hasta dónde llegan los tentáculos de Correos y el ‘boom’ de la producción local. ¿Nuestra experiencia? Lo vas a querer probar. Faltan mejoras, muchas, pero para ser el arranque de un proyecto en pruebas, el resultado es más que notable.

Puede que todavía no hayas oído hablar de Correos Market (aunque la empresa lleva alrededor de dos meses presentando su ‘e-commerce’ por diferentes ciudades españolas con pequeños eventos para atraer productores locales), pues ha pasado bastante desapercibido para el gran público. Por eso hay que explicar que se trata de una plataforma que busca dar un nuevo escaparate a pequeños empresarios y artesanos para impulsar su negocio y dar alas al comercio de proximidad.

Con ese pensamiento han creado una plataforma de 'e-commerce' en la que puedes adquirir, tras registrarte y añadir tu tarjeta (de momento, no tienen ningún acuerdo con sistemas como PayPal, algo a mejorar), diferentes productos que venden sus propios fabricantes y que van desde cerveza artesanal y champú al embutido. Después, el productor prepara el pedido y Correos se encarga de llevártelo a tu casa en un plazo de hasta tres días, según garantiza la empresa.

Imagen de la plataforma Correos Market.
Imagen de la plataforma Correos Market.

Esto es justo lo que hicimos en Teknautas. Tras registrarnos, decidimos adquirir un 'pack' de la cerveza malagueña Gaitanejo Bobastro (16 euros) y un champú y un protector labial (12 euros) de la madrileña Giraluna Cosmética. Dos pequeñas empresas que están entre las más de 100 compañías que, según Correos, ya venden sus productos por este mercadillo ‘online’. La plataforma funciona a la perfección, pues su diseño es sencillo, y la experiencia, aunque no es la misma que en otros como Amazon, sí cumple con las máximas de sencillez, rapidez e intuición (incluyen opiniones y valoraciones para completar el servicio). En nada teníamos el pedido hecho y confirmado a través de un correo electrónico y un SMS, pero los problemas vinieron poco después.

Fallo de rodaje

Correos te garantiza que el pedido llegará en tres días laborables y ofrece sus herramientas de ‘tracking’ para que sigas cómo va tu compra. En el caso de la cerveza, se cumplió e incluso se entregó un día antes de lo esperado, pero uno de los botellines llegó roto (el empaquetado, algo que ahora se cuida al detalle, dejaba que desear). Un problema diferente ocurrió con los otros dos productos y es que no aparecieron hasta tres días después, es decir, tardaron un total de cuatro días laborables, uno más de lo que prometen. Fueron los fallos principales que encontramos, todos, obviamente, generados por la falta de rodaje. ¿Lo mejor? Que el servicio posterior para subsanar los errores funcionó a la perfección.

Imagen del botellín roto.
Imagen del botellín roto.

Para solucionar el primer problema bastó con buscar el contacto del productor, que se encuentra en la plataforma de Correos, y llamarle. Él se encarga de avisar de lo ocurrido y la compañía manda un nuevo pedido a precio cero. Se nota que aún falta perfeccionar las vías de comunicación, pues tuvimos que mandar las evidencias de la botella rota a través de fotos al WhatsApp del productor, pero la respuesta es sencilla y rápida por parte de la empresa, algo que se agradece en casos así.

Con estas evidencias, es fácil ver que Correos, de momento, no plantea esto como un competidor de Amazon pues no tiene almacenes propios y solo funciona como intermediario, dejando todo el peso de la fabricación y preparación a los productores. Eso sí, habrá que ver si en un futuro esto cambia, pues el volumen de venta puede acabar por comerse a los propios fabricantes, que suelen ser empresas pequeñas y con recursos justos.

Conversación con el productor
Conversación con el productor

En el caso del segundo producto, el del champú y el protector labial, todo terminó con algo más de espera y paciencia. Como el caso anterior, queda claro que Correos está en las primeras fases del proyecto, pero hay una conclusión clara: el principal punto débil es la relación con los productores y la logística detrás. La empresa pública tendrá probablemente que decidir de aquí a final de año, a medida que el servicio despega, si quiere ir más allá y dejar de ser solo intermediario para montar almacenes y sistemas que garanticen una llegada continua de clientes o prefiere mantener este estatus.

Hasta aquí todo bien, pero ¿qué pasa con los precios? ¿Merece la pena respecto a otras webs similares de compra de productos de proximidad? Es difícil comparar con todas las webs que compiten con Correos Market, pues ya hay bastantes plataformas que se han fijado en el 'boom' del comercio de proximidad, pero si comparamos con las propias páginas de estos artesanos, se ve que los precios están bastante ajustados.

Hay algunos 'peros', como que no hay ningún producto que baje de los 10 euros (muchos, como las cerveceras, crean 'packs' para llegar a esta cantidad), pero también hay aspectos tan positivos como que te evitas cualquier gasto de envío. El coste final apenas se nota con el de las páginas de origen. Por ejemplo, las cervezas Gaitanejo son 16 céntimos más caras que en la tienda de los fabricantes y el champú con el labial, unos 80.

Si comparamos con sitios que apuntan al mismo tipo de productos y fabricantes como, por ejemplo, La Colmena que Dice Sí vemos ciertas diferencias obvias en cuanto a la variedad y la filosofía del proyecto pero, como comentábamos antes, hay que tener claro que esto de Correos Market solo acaba de empezar y que la empresa en estos momentos solo funciona como intermediaria. De momento, Correos llega a los 100 productores pero La Colmena, una empresa francesa que ya lleva en nuestro país varios años, sube ese número hasta los 600, según nos confirman sus gestores.

Al final, lo que ha visto claro Correos es que cada vez más gente (no hay que olvidar que tiene más de ocho millones de usuarios registrados en su web general y que al final es la empresa de mensajería más grande de España) se apuntaba a comprar todo tipo de productos por webs gestionadas por pequeñas empresas que luego mandaban sus productos por su servicio y ha decidido tomar cartas en el asunto. Vamos, aprovechar esta inercia para generar un nuevo negocio que también sirva a clientes finales y fabricantes.

"Vendemos más que nunca"

El proyecto promete, y no solo lo dicen desde Correos, sino que son los productores los que también se animan a apostar por ello. "Nosotros ya vendemos en varias webs, además de la tienda que tenemos en nuestra propia página, pero nunca habíamos recibido tantos pedidos como ahora", explica a Teknautas Juan Duarte, uno de los dueños de la cervecera Gaitanejo. Señala que apenas llevan unos meses trabajando con Correos Market, pero que no hay semana que no reciban algún encargo por esta vía. "Al final, nosotros trabajábamos con sitios muy especializados, y lo seguimos haciendo, pero esta plataforma es más general y tiene mucha más visibilidad", comenta el empresario.

Esto no le sale gratis: Correos se lleva el 10% de lo que el cliente paga por el producto (una cifra que confirman desde la empresa pública), pero aun así sigue saliendo rentable. "Para nosotros es supercómodo, recibimos el pedido, lo preparamos y lo llevamos a la oficina de Correos para que lo lleven al destino. No nos tenemos que preocupar de mucho más". Además, tienen un seguro que cubre casos como roturas o defectos en el encargo.

Sobre si es mejor que Amazon u otros 'e-commerce' grandes, Duarte asegura que no ha probado muchos, pero que miró con la plataforma de Jeff Bezos y que la diferencia con este caso es que necesitabas vender mucho para sacar algo de rentabilidad. Está claro que Correos no va a combatir de tú a tú con el gigante de internet, al menos de momento, pero abre una vía para esos miles de pequeños productores que no pasan los filtros del mercadillo más grande del mundo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios