Rodeada de quejas y el misterio de su origen

El 'boom' de SheIn: cuidado con la 'app' china de ropa barata que arrasa en España

Su aplicación se ha colado en el 'top 10' de descargas en nuestro país tanto en Android como en iOS. Sus anuncios llenan Facebook e incluso webs, pero no es oro todo lo que reluce

Foto:

No, AliExpress no es la única tienda china 'online' que conquista a los españoles, puede que ya lo sepas, pero está bien recordarlo. Con el paso de los años, hemos visto cómo otros nombres se colaban en nuestros navegadores y nuestros móviles y se hacían fuertes fidelizando a sus consumidores y dándoles cierta seguridad. Plataformas como GearBest, Wish o Joom han ido ganándonos por sus bajos precios y la cantidad ingente de productos que ofrecían, y aún tenemos espacio para más. Pero no debemos perder de vista los peligros de internet y los grandes descuentos, y es que nos podemos encontrar algo como SheIn, una 'app' de ropa (sobre todo para mujer) que está de moda en nuestro país pero que esconde una extraña historia detrás.

Es posible que su nombre a primera vista no te suene, o lo mismo solo lo has visto de pasada al entrar en la tienda de aplicaciones de tu móvil, pero esta 'app' de origen asiático lleva semanas colándose entre las aplicaciones más descargadas tanto en Google Play como en la App Store de Apple. Ahora mismo está como la novena 'app' más popular en Google Play, superando a otras tan míticas como Amazon, el propio AliExpress o Cabify, por dar algunos nombres. En Apple está algo más abajo, pero es cuarta en la sección 'Compras'. Un éxito que deja una pregunta clara: ¿de dónde sale esta 'app'?

Lo cierto es que es imposible saberlo a ciencia cierta. Sí, como oyes, por muchas vueltas que des tanto a su web como en buscadores o redes sociales, es imposible dar con el origen, real, de esta compañía. Unos apuntan a un tal Chris Xu que habría montado la tienda en 2008, pero es imposible encontrar nada sobre él, la propia página manda a una compañía llamada ZoeTop Business Co. de la que apenas hay información, su 'app' enlaza con una tal SheIn Group Ltd, otra empresa que tampoco existe... Pero nadie habla del supuesto gigante del textil que se muestra en la web. Ni un artículo sobre su historia, ni una noticia sobre su facturación o la expansión a más de 200 países de que presumen.

Pero ¿eso quiere decir que no es de fiar o que es falsa? Bueno, la respuesta es algo más complicada. Como decimos, hay muy poca información sobre esta marca que no sea de pequeños blogs o de sitios poco fiables, pero sí que existen dos investigaciones de medios estadounidenses (Buzzfeed y 'Observer') y algunos hilos de sitios como Quora que dan alguna pista más sobre su origen. Y es que SheIn sigue el mismo patrón que otras tantas tiendas similares. Es decir, la plataforma existe y si acabas de hacer un pedido a la misma es muy posible que lo recibas, el problema viene con el soporte o con lo que puede ocurrir si tienes algún problema con las prendas o no sean lo que esperas.

En estos artículos se habla de que tras la tienda se encuentran un magnate chino llamado Yang Jianxin y su empresa, ShenZhen Global Egrow E-Commerce Co. Y es que este empresario ha creado una fortuna con esta especie de marcas de ropa con precios bajísimos y muy buena pinta que acaban no siendo lo que esperábamos. ¿Te suena eso de "cuando lo ves en AliExpress y cuando te llega a casa"? Pues esa en la gran base del negocio.

En BuzzFeed relacionan a SheIn con otros sitios como Modily, DessLily, Nasty Dress o Romwe que comparten mismo estilo. Todos ofrecen prendas de moda actual con un diseño web muy fiable y precios bajísimos (incluso te dan cinco euros con tu primer pedido), y así es como consiguen atraer a miles de clientes. Es más, probaron a pedir varias prendas a esta plataforma y la compararon con las fotos que había en la web y, bueno, no era lo que esperaban.

Prenda de SheIn comprada por BuzzFeed. (BuzzFeed)
Prenda de SheIn comprada por BuzzFeed. (BuzzFeed)

Atraer con 'influencers'

Pero en el internet actual con tantas opciones para gastar tu dinero no solo basta con dar precios bajos y un ideal de marca sólida, sino que hay que saber venderse, e invertir mucho, o muchísimo, en este aspecto. Esa es la otra pata del éxito de estas marcas, conseguir que tú como usuario sepas de ellos gracias a las redes sociales y acabes comprando. Lo que ocurra después ya se verá.

Para ello, siguen dos estrategias claras. La primera, la inversión, al igual que Wish, AliExpress o Amazon, en anuncios en Facebook, Twitter o medios de comunicación (algunas informaciones hablan de SheIn como una de las compañías que más han aumentado su inversión junto con El Corte Inglés o Netflix). Así consiguen atraer tu atención y generar confianza. La segunda, que se explica en la propia web de forma extremadamente detallada: el mundo 'influencer'.

Desde la compañía, ofrecen planes de afiliados a todos los blogueros o 'influencers' que quieran dar voz a su web. Ya sea ganando dinero en efectivo o prendas de forma gratuita, la compañía da estos premios a cambio de promoción en internet, logrando así que todos los seguidores de este o esta líder de opinión se fíen más de SheIn y hablen bien de sus prendas. Y no solo eso, sino que si buscas información sobre la marca en internet, ya tienes a gente entendida que te dice que es fiable.

En YouTube hay miles de vídeos sobre SheIn, y no solo de pequeños 'youtubers' sino que cuentan con perfiles de la talla de Dulceida (la 'youtuber' más influyente de España) que mueven millones de seguidores. Un escaparate brutal que aprovechan al máximo.

¿Fiable o no?

Después de leer, puede que te quede esta duda, pero lo cierto es que el nivel de fiabilidad debes dárselo tú. Obviamente, no se trata de una web que intente estafarte ni que vaya a quedarse con tu dinero, pero puede que si no recibes lo que buscabas tengas bastantes problemas para conseguir que te devuelvan el dinero o te ofrezcan una prenda nueva. Ya debes ser tú quien decida si merece la pena arriesgarse o no.

Lo que está claro es que tras lo que parece una gran marca de alto nivel no encontramos una estructura clara ni nadie que responda ante posibles problemas. Es más, en 2018 sufrieron un supuesto ataque informático que afectó a más de 6,4 millones de usuarios, pero ni con esas dieron más detalles sobre la empresa tras la marca. Por último, puedes echar un ojo a comentarios de webs como Trustpilot para ver las quejas de otros usuarios sobre sus pedidos.

Si aun así crees que merece la pena jugártela, al menos hazlo sabiendo todo lo que trae consigo SheIn.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios