Probamos los AirPods todoterreno: la alternativa china y asequible para tu móvil
  1. Tecnología
COSECHA DEl 'crowdfunding'

Probamos los AirPods todoterreno: la alternativa china y asequible para tu móvil

Estos auriculares, 'levantados' a golpe de 'crowdfunding' por exempleados de Google, son una alternativa a los de la manzana. Además, se entienden con Alexa, Assistant y Siri

placeholder Foto: Los Ticpods, en su funda de carga. (Carmen Castellón)
Los Ticpods, en su funda de carga. (Carmen Castellón)

Quizá, vistas las últimas señales, sería hora de ir redactando un buen epitafio para el conector 'jack' de auriculares. Primero fue Apple el que le dió la patada. Y, posteriormente, lo hicieron otros como Huawei, Google, OnePlus, Sony o Xiaomi, entre muchos otros. Tras cortar ese 'cordón umbilical', los de Cupertino pusieron sobre el tablero sus AirPods, sus propios cascos compactos Bluetooth. No eran, ni mucho menos, los primeros que aparecían en el mercado. Pero la manzana, a pesar de no salir de la primera línea de parrilla, consiguió la suficiente tracción para ponerse al frente de esta competición. Solo hace falta echar un vistazo en el trabajo, en el metro, por la calle o en el gimnasio. Ahí los verás. En más de una ocasión. Esos bastoncillos blancos asomando de las orejas los delatan.

Foto: Vista de los Icon X de 2018, mejorados y refinados. (C. Castellón)

No son pocos los que han intentado versionar este 'gadget'. La verdad que los intentos han sido con menos fortuna que con más. Los últimos son Mobvoi, una empresa desconocida por estas latitudes. Se trata de una 'startup' de origen chino que recientemente lanzó una campaña de 'crowdfunding' en Indigogo (una de las plataformas de referencia en esto de los 'micromecenas' junto a Kickstarter) para sacar adelante sus Ticpods Free, una suerte de 'AirPods todoterreno'. Y es que funcionan con iOS y Android. Todo ello entendiéndose además, con los tres principales asistentes virtuales: Siri, Assistant y Alexa.

Pero... ¿de dónde salen estos chinos?

placeholder Vista de los TicPods Free. (M. Mcloughlin)
Vista de los TicPods Free. (M. Mcloughlin)

Que integren este trío de voces no es algo casual. No son una empresa entregada al 'hardware'. Es más, lo suyo es el 'software' y la Inteligencia Artificial. Mobvoi, en realidad, es una firma especializada en el procesamiento del lenguaje natural levantada por 'extrabajadores' de Google así como por ingenieros que pasaron por Harvard, el MIT, Baidu o Yahoo entre muchas otras. De momento, ha recaudado 75 millones de dólares en seis rondas de financiación, apoquinados por fondos como Sequoia Capital, el grupo Volkswagen o el propio buscador.

No es la primera que hacen un dispositivo. Probaron suerte en el pasado con enchufes y relojes conectados, también financiados con 'crowdfunding'. Es más lograron sumar 50.000 dólares en tan solo diez minutos para uno de sus 'smartwatches'. En el caso de los Ticpods Free consiguieron más de dos millones de dólares.

Cómodos pero aspecto mejorable

Pero entremos en harina. Como aperitivo -y también como postre- se podría resumir que son una buena alternativa a lo que ofrece Apple. Tiene algunas ventajas frente a los de Cupertino, entre otras cosas su alcance, ya que ofrecen una compatibilidad mayor. Pero también tienen sus debilidades. A mi parecer, la mayor de ellas, el diseño. Imitan el concepto de los AirPods con un bastón que se prolonga fuera de la oreja pero lo hacen de una manera un poquito más tosca. Cuentan con una silueta más gruesa y líneas más rectangulares.

placeholder TicPods Free: buen agarre. (M. Mcloughlin)
TicPods Free: buen agarre. (M. Mcloughlin)

En la cara oculta, la que queda pega a la oreja cuando se llevan puestos, tiene los 'pines' magnéticos para cargarlos en el estuche así como un 'led azul' que nos indica si están en funcionamiento o no. La parte que queda visible, ligeramente rugosa, está despejada para poder utilizar los controles físicos.

Los materiales y el diseño no resultan 'premium' pero lo compensan con un agarre muy bueno

Aunque su aspecto pueda hacer pensar lo contrario, encajan bastante bien. Son cómodos. Además viene con dos almohadillas de silicona para ajustarse mejor a la oreja que tengas. No se sienten extraños. Lo cierto es que el agarre es bueno y no se sueltan al correr con ellos. Perfecto en este aspecto. La resistencia IPX5 te asegura que si llueve o si sudas no tendrás inconvenientes, pero debes evitar mojarlos abundantemente o sumergirlos si no quieres tener problemas.

Con el estuche, ligero y relativamente compacto, ocurre lo mismo con el resto de la creación. El material escogido, ese plástico, no tiene un acabado 'premium' ni un tratamiento que trate de disimularlo. La tapa (con cierre magnético) o la bisagra no se sienten demasiado robustas. Siempre está el miedo de darle un golpe, bien porque se te caiga del bolsillo o de la mano, y todo acabe malamente. La caja, más rectangular y alargada que la de los AirPods, cuenta con dos leds en la parte frontal que nos indican cuando están cargando los auriculares. Rematan el conjunto con un discreto logotipo.

Sonido

Para gustos están los colores y los diseños, pero si quieres ganar terreno y tener tu cuota de protagonismo en el mundo de los auriculares hay una parte en lo que no puedes fallar: el sonido. No se trata de dar una experiencia auditiva que deje a la gente muda, sino de dar lo suficiente para que no se eche de menos nada. Aquí es lo que ocurre. No hay nada que te deje sin habla pero no te quejarás de nada. Los umbrales y la amplitud de volumen son buenas así como los diferentes matices acústicos.

placeholder Los Ticpod Free junto con su estuche. (C. Castellón)
Los Ticpod Free junto con su estuche. (C. Castellón)

Teniendo en cuenta el tamaño de los auriculares, podemos hablar de un sonido notable. Algo a lo que contribuye el sistema de 'noise cancelling'. Actúa sobre el ruido ambiente y la verdad que, aunque no se pueden comparar a sistemas más caros y de mayor tamaño, logra aislar bastante bien los sonidos que te rodean. En el caso de las llamadas también he tenido un audio correcto, con suficiente claridad a la hora de escuchar y de hablar. Lo mismo a la hora de utilizar los asistentes de voz. Hace uso del que tiene por defecto configurado el teléfono con el que está emparejado. Lo he utilizado con Siri y con Assistant (Alexa no estaba disponible aún durante la prueba) y ha ido todo sobre ruedas.

Una de las mayores pegas que me he encontrado incide en la detección cuando te los pones. Me resulta un poco lento. He probado otros aparatos y en este caso me resulta un tanto lento. Hay veces que incluso llegas a pensar que no están sincronizados y acabas entrando al menú de configuración del móvil para chequearlo. Funcionan con bluetooht 4.1.

Gestos

placeholder Los Ticpods se controlan con gestos. (C. Castellón)
Los Ticpods se controlan con gestos. (C. Castellón)

Como decíamos, la parte externa de los auriculares se puede utilizar como panel gestual. Es algo que, por ejemplo, los AirPods no tienen. Seguramente en el caso de Apple se haga por la filosofía que impone la sencillez como máxima. Ese mantra es la que hace que la cámara de los iPhone no tenga modo manual y que sus auriculares no puedan pasar de canción o parar la música con un toque de dedo. Aquí, en los Ticpods Free, tienes tres opciones:

- Dos toques: da igual que los des en la izquierda o en la derecha, servirá para pasar de canción o contestar/colgar una llamada.

- Presión: si mantienes dos segundos pulsado el auricular izquierdo, pausarás o reanudarás la reproducción. Si lo haces en la derecha, activarás el asistente de voz. La cosa cambia cuando lo haces con las llamadas ya que sirve para rechazarlas.

- Deslizar: si deslizas el dedo subirás o bajarás el volumen.

Aunque puede ser útil, no termino de darle excesivo uso. Simplemente no estoy acostumbrado. Principalmente lo he utilizado ha sido para responder una llamada. Con el gesto de deslizar, no termino de dar con el punto exacto, ya que hay un pequeño 'lag'. Hay veces que las ansias me hacen pasarme de frenada y tenga que dar un par de pasadas en la otra dirección. Detalles que podían haber servido para dar una experiencia mucho más pulida.

Autonomía y 'app'

placeholder Lo malo, se cargan con USB tradicional. (C. Castellón)
Lo malo, se cargan con USB tradicional. (C. Castellón)

Los TicPods Free cuentan con el mismo esquema que la mayoría de sus competidores. Llegan en un estuche que hace las veces de cargador. Cada auricular cuenta con una 'pila' de 85 mAh mientras que la caja cuenta con 700 mAh. Los padres de esta criatura vienen a decir que con una carga, los cascos te aguantarán hasta cuatro horas de música.

Yo me he aproximado más a las tres horas y media, incluso me he quedado por debajo, que a las cuatro. Se supone que con la caja te dan 14 horas más. No he alcanzado esa cifra pero lo cierto, es que según mis registros, he conseguido entre once horas y doce de reproducción. Cuenta con un sistema de carga rápida, que en cuarenta minutos mete el 100% de la batería a los TicPods y al estuche. Eso sí, hay un error casi imperdonable. A estas alturas de 2018 no podemos andar lanzando un accesorio inteligente que se siga cargando con miniUSB tradicional y no con un tipo C.

Con la carga del estuche, he conseguido entre once y doce horas de autonomía

Cuenta con una 'app'. La de Mobvoi. Es muy plana. Está disponible para iOS y Android. La cuestión es que el objeto principal de la misma es poder hacer seguimiento de los datos registrados por los relojes y controlar otros aparatos de la marca como enchufes inteligentes. No es específica. Lo que permite es controlar la batería de cada uno de los auriculares, el volumen y acceder al manual de uso.

¿Merecen la pena?

placeholder 'Ticpods', nuevos 'airpods' todoterreno. (M. Mcloughlin)
'Ticpods', nuevos 'airpods' todoterreno. (M. Mcloughlin)

Seguramente si eres un fan de Apple ni te hayas planteado otra cosa que no sean los AirPods, a excepción de que busques una alternativa única y exclusivamente para hacer deporte y requieras de un diseño que se adapte mejor a la actividad física. Sin embargo, los TicPods cobran especial interés si eres usuario de Android.

La verdad que ha unido la practicidad del equipo de Apple con otras características destacadas de la competencia (de los Gear Icon X de Samsung, por ejemplo) y lo han empaquetado en un único dispositivo interesante para estar en su primera generación. Todo ello coronado con un buen sonido. Una app más completa así como un diseño más refinado serán claves en futuras generaciones de este producto, ya que son aspectos que igual no terminan de convencer a todos.

El precio es de 135,79 euros. Son más baratos que los de otros fabricantes, incluido Apple pero también Sony o los Dash Pro de Braghi, marcas más conocidas y con más recorrido en el mercado español. No supone un ahorro tremendo, aunque es un pequeño pellizco.

AirPods Android IOS Móviles
El redactor recomienda