la magia de internet

Adiós a la burocracia: cómo ahorrar mucho tiempo haciendo tus trámites por internet

Con certificados digitales o usuarios y contraseñas exclusivas, se puede desde pedir cita con el médico o solicitar un certificado de nacimiento hasta hacer trámites relacionados con una patente

Foto: Foto: PxHere.
Foto: PxHere.

Pedir cita en el médico de cabecera o para renovar el pasaporte. Actualizar ‘el cartón del paro’ o sacar el DNI de nuestros hijos. Todas estas son acciones que puedes hacer en un edificio de la Administración pública (centro de salud, oficina de empleo…). Pero, si no puedes o no quieres acercarte, también es posible hacerlo a través de internet. Y a veces es tan sencillo como hacerlo a través de tu ‘smartphone’.

Para poder aprovecharte de todo esto, tienes que acudir a plataformas muy diversas y el procedimiento parece complejo, pero no lo es en absoluto. Aquí te damos todas las claves para que puedas pedir uno de estos documentos en pocos pasos, desde la comodidad de una pantalla.

Una clave para todos

Hacienda, Sanidad, ayuntamiento… Muchos trámites burocráticos del Estado están centralizados con Cl@ve, una plataforma con la que se puede generar un usuario y contraseña únicos para todos estos servicios estatales. Y no se queda ahí: si las comunidades autónomas, diputaciones, cabildos o ayuntamientos quieren integrar los suyos, también pueden.

Es un complemento a otros sistemas que algunos conocemos y usamos desde hace años, como el DNI electrónico y el certificado digital, que también mencionaremos más adelante. La diferencia de Cl@ve con el resto es que es más sencillo de usar, al tener que introducir solo un usuario y contraseña.

El certificado digital, por ejemplo, debe añadirse a un navegador web, un proceso sencillo pero que requiere que alguien nos oriente o tener nosotros los conocimientos. Se puede añadir tanto al navegador de un ordenador portátil como al de un teléfono móvil, pero corremos el riesgo de que nos lo roben o lo perdamos y de que alguien haga trámites con nuestro nombre usando nuestra firma digital (lo que es uno de estos certificados, además de forma de acceso). El DNI electrónico, mientras tanto, necesita de un ordenador personal y un lector de tarjetas para usarlo.

Para comenzar a utilizar Cl@ve hay que registrarse. Se puede hacer desde la web, con o sin certificado digital o DNI electrónico, o también desde las oficinas de la Administración habilitadas para ello; de momento, las de la Seguridad Social, las de la Administración Tributaria, las del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y las oficinas de atención al ciudadano de las delegaciones de Gobierno. Para buscar la que está más cerca de tu casa, hazlo desde la web de la Administración, seleccionando la opción ‘Clave’.

Si lo hacemos por internet y no usamos el certificado o DNI, nos mandarán a casa un código seguro de verificación (CSV) que nos permitirá obtener el usuario y contraseña en la sede electrónica de la Agencia Tributaria. Entre los datos que nos pedirán para completar el proceso están el número de soporte del DNI o la fecha de expedición, así que ten a mano el carné.

Una vez completado el registro, recibiremos las claves de acceso. Con ellas, podremos identificarnos en los más variopintos servicios estatales. En la Agencia Tributaria o en el SEPE, pero también en la Oficina Española de Patentes y Marcas, en el catastro o en la Dirección General de Tráfico para conocer los puntos de tu carné.

Cambiar de domicilio

Otro de los servicios que se pueden usar con Cl@ve es el Portal de Comunicación de Cambio de Domicilio, un servicio telemático que te evitará pasearte por varias oficinas de la Administración, como Tráfico o la Agencia Tributaria. También sirve si te vas a vivir a alguno de los países europeos que tienen un servicio equivalente: Eslovenia, Estonia, Portugal y Suecia. Desde luego, todo un ahorro de tiempo.

Una vez elegido el método de identificación (si somos ciudadanos de otro país de la Unión Europea, podemos utilizar las correspondientes credenciales), se selecciona el nuevo municipio donde vivimos y se indican, de una lista que se nos ofrece, los organismos a los que queremos informar de la nueva situación. Una vez hecho, recibiremos un acuse de recibo. Con esto y el paso de los días, se puede comprobar cuál es el estado de la solicitud.

Certificado de nacimiento y matrimonio

Ya hemos notificado el cambio de residencia. Ahora, necesitamos un certificado de nacimiento o de matrimonio. Lo tradicional era ir al Registro Civil, pero si no quieres darte un paseo, la Administración te lo vuelve a poner fácil.

Es tan sencillo como entrar en la web del Ministerio de Justicia, en la que también se pueden obtener los certificados de antecedentes penales o el de delitos de naturaleza sexual (necesario para trabajar con menores). Una vez dentro, todas las opciones aparecen agrupadas en un listado a la izquierda. Escogemos la que necesitamos y pinchamos en ella. Tras ello, continuamos mediante Cl@ve con o sin certificado digital. Hay que tener en cuenta que para expedir algunos certificados, como el de penales, hay que pagar una tasa. Lo podremos hacer ‘online’ mediante un cargo en nuestra cuenta o con tarjeta.

Después de la boda, puedes descargarte el certificado en el móvil con facilidad. (Pexels)
Después de la boda, puedes descargarte el certificado en el móvil con facilidad. (Pexels)

Certificados como el de nacimiento se pueden solicitar por internet sin necesidad del certificado digital o del sistema Cl@ve. Poco a poco, en esa misma web, tendremos que ir rellenando la comunidad autónoma y la provincia en la que nacimos, uno de los registros civiles, nuestros datos personales… y si queremos recibirlo en un Registro Civil o que nos lo manden a casa. ¡Cuidado! Este método es más engorroso, porque tenemos que rellenar más campos con información, a lo que se suman las esperas para recibirlo. En Cl@ve y el certificado digital, el proceso es más rápido y obtenemos el documento al instante.

Sellar el paro y otras gestiones

Algunas comunidades autónomas, como Andalucía, tienen sus propios portales web para realizar gestiones relacionadas con el empleo: renovar la demanda, pedir cita en las oficinas, actualizar tu currículo… La Administración estatal, por su parte, mantiene una sede electrónica para algunos de estos servicios.

El listado es extenso: cita previa, cálculo de prestación, solicitud de esta, modificación de datos bancarios… Clicamos en la que nos interese y seguimos los pasos que nos van indicando. Para la cita previa en prestaciones (ojo, deberemos ser demandantes de empleo antes), tan solo basta con indicar el DNI y el código postal; tras ello, seleccionaremos el trámite que queremos cumplir en el SEPE. En otros casos, como el autocálculo de la prestación, se orienta sin necesidad de autenticarse.

Como decíamos al comienzo, a algunas funciones de los servicios de empleo se puede acceder desde las webs de las comunidades autónomas, que también usan sistemas de certificado digital o contraseñas generadas en las oficinas. Ante la duda, acude a la que te corresponda o llama por teléfono.

¿Colas para entrar en un edificio de la Administración? Olvídate de ellas gracias a las sedes electrónicas.
¿Colas para entrar en un edificio de la Administración? Olvídate de ellas gracias a las sedes electrónicas.

También es cada comunidad autónoma la que decide cómo pedir cita ‘online’ para el médico de atención primaria. Por poner unos ejemplos, en Madrid deberás introducir el código de identificación de la tarjeta sanitaria o hacerlo desde una ‘app’ (iOS y Android), servicios muy parecidos a los de Castilla-La Mancha. En Andalucía, mientras tanto, tienes la opción de usar el certificado digital.

Renovando documentos

Se acabó lo de hacer cola a primera hora de la mañana para renovar el DNI o el pasaporte. Solo entrando en la web oficial podrás reservar un turno en la comisaría. Cita Previa DNI-Pasaporte tiene un funcionamiento de lo más sencillo.

En la parte inferior de la portada, clicamos en ‘Iniciar la solicitud’. Tras ello, escribiremos los datos de nuestro DNI o NIE (a no ser que lo hayamos perdido o nos lo hayan robado, que habrá que introducir otros) y hacemos clic en ‘Enviar datos’. Después, escogemos la provincia donde queremos hacerlo y la comisaría. Por último, solo queda reservar una de las horas disponibles y confirmarla. Este es también el procedimiento para sacar los documentos a menores, personas a nuestro cargo, e incluso para ir con nuestros amigos o pareja al mismo tiempo.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Vigila cuándo caduca tu documento y pide la cita con la suficiente antelación, ya que dependiendo de la ciudad y de la disponibilidad te puedes encontrar cerca de las vacaciones y sin opción de renovar el pasaporte. Son muchos los que se han visto en situaciones parecidas, y los propios funcionarios han denunciado en el pasado la falta de personal. Aunque hacerlo desde el móvil es muy cómodo, no lo dejes para el último momento. Puedes pedir cita hasta 180 días antes (seis meses) de que caduque el documento.

Pagar multas en pocos pasos

Desde la web de la Dirección General de Tráfico se pueden abonar las multas. Si estamos en el periodo voluntario de pago, será tan fácil como tener a nuestro lado una tarjeta de débito o crédito y el número de la sanción. Nos metemos en la sede electrónica de la DGT y accedemos al servicio mediante Cl@ve, certificado digital o DNI electrónico.

También existe la posibilidad de hacerlo sin certificado digital, para lo que tendremos que añadir un número de identificación (NIF, NIE, pasaporte…), el número de expediente y el importe sin la reducción (luego se nos aplicará). También desde aquí podemos pedir un recibo o que nos devuelvan el importe si procede. Si es doloroso pagar una multa, poder hacerlo desde el móvil al menos nos ahorra algunas molestias.

Radar fijo en la carretera N-1.
Radar fijo en la carretera N-1.

Obtener la declaración de la renta

En 2017 desapareció el clásico programa PADRE. Los contribuyentes españoles ya solo contaban con el sistema Renta WEB, que se había implantado el año anterior. El principal atractivo de Renta WEB es que permite presentar el borrador o la declaración sin salir de casa y de numerosas formas —Cl@ve, certificado digital o número de referencia (esta última, si no tenemos alguna de las anteriores)—. Para conseguir dicho número, necesitaremos meter el número de la casilla 450 de la declaración del año anterior. Si no la hicimos, entonces marcaremos ‘No declarante’ e introduciremos los últimos cinco dígitos de una cuenta IBAN de la que seamos titulares.

Una vez tengamos esto hecho, podremos hacer numerosas acciones de forma sencilla: consultar las declaraciones presentadas en años anteriores (y descargarlas), modificar el domicilio fiscal… Hay que estar atentos a las novedades que, a partir del próximo mes de abril, pueda tener la campaña del año 2018.

Aplicación Renta Web 2017.
Aplicación Renta Web 2017.

Los servicios web que ofrecen las diferentes administraciones españolas son numerosos, y seguro que en el futuro se sumarán más. Desde el móvil o desde el navegador web, puedes realizar con facilidad todos ellos.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios