La guerra del fútbol tiene nuevo actor

Guerra Telefónica-Opensport por el fútbol 'online'. ¿Por qué no puedes ver los partidos?

La plataforma que este año prometió que echaría todo el fútbol 'online' por menos de 20 euros al mes se enreda en los requisitos que le exige Telefónica para operar

Foto: Anuncio de Opensport promocionando el canal Movistar Partidazo.
Anuncio de Opensport promocionando el canal Movistar Partidazo.

Su anuncio, lanzado hace justo una semana, cayó como una bomba en el sector. Opensport, una pequeña plataforma española que algunos llegaron a tildar como el Netflix patrio del deporte, aseguró el pasado día 21 que daría este año todo el fútbol (incluidas las competiciones europeas y varias ligas extranjeras) a través de internet por 19,99 euros al mes. Mucho más barato que cualquier otro servicio, este podría llegar a asustar, y mucho, al resto de actores de la llamada guerra del fútbol (entre ellos Telefónica y Mediapro), pero solo llevamos dos jornadas de Liga y su órdago ya se empieza a venir abajo.

Tras una semana de informaciones que iban y venían sin que nadie supiese qué pasaba exactamente con este nuevo actor, Opensport se encontró este pasado fin de semana en una situación muy diferente a la que pronosticó unos días antes. Sin la UEFA Champions League, sin la Europa League, sin los partidos de LaLiga Santander que maneja aún beIN Sport (ocho de los nueve que se disputan cada jornada), sin la Copa del Rey y con el canal Movistar Partidazo, que iba a ser su gran estandarte para empezar esta andadura, en el aire. En su web no quedaba ni rastro de su tarifa de 19,99 euros y solo reflejaban una oferta con la segunda división y los deportes minoritarios que ya retransmitían en temporadas pasadas, como el boxeo o la Fórmula E, por 7,99.

Ellos argumentan que están en negociaciones con los dueños de los derechos y que, como explicaban en el comunicado en el que dijeron que tendrían todo el fútbol, irán incorporando las distintas competiciones según se cierren los acuerdos. Pero ¿cómo ha podido pasar una plataforma como Opensport de anunciar que iba a pelear con grandes como Telefónica y Orange a quedarse solo con LaLiga 1|2|3? Y lo más importante ¿podrán cumplir en algún momento lo que prometieron?

Desde la plataforma madrileña (creada por Ildefonso de Miguel, detenido en el caso Lezo, y dirigida desde hace 17 días por su hijo Guillermo de Miguel Ruano) son bastante optimistas. Aunque en conversación con Teknautas fuentes de la empresa aseguran que no pueden dar mucha información sobre el porqué de esta situación, explican que estos problemas para dar lo que anunciaron se deben a las negociaciones con Telefónica y Mediapro y que pronto se subsanarán. La operadora de José María Álvarez-Pallete es la dueña ahora mismo de los derechos televisivos de las dos competiciones europeas y de los partidos que se echan en el canal Movistar Partidazo, y es con ella con la que la OTT (así se conoce a servicios como Opensport o Netflix) estaría negociando para conseguir todos los derechos comprando los canales de Movistar+.

Un argumento similar utilizan para hablar de los partidos que tiene en su posesión Mediapro (8 de LaLiga Santander y la Copa del Rey). La propia Opensport denunció a la productora de Jaume Roures en 2017 ante la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) por, según ellos, no querer venderles los partidos y tratarlos de forma diferente que a las grandes operadoras. Un año después, Competencia les dio la razón, abrió un expediente a Mediapro y estableció que los requisitos debían ser iguales para todos. Pero Opensport sigue sin ofertar el fútbol de beIN. ¿Por qué? Según la plataforma 'online', tienen que negociarlo con Mediapro para llegar un acuerdo.

Telefónica carga con sus requisitos

Desde Opensport hablan de acuerdos y ajustes con las competiciones ya empezadas que cogen un color más extraño aún al hablar con los otros actores que aparecen en este juego. Tanto fuentes de Telefónica como de Mediapro desmienten a este periódico que estén en reuniones con esta compañía y la CNMC deja la pelota en el tejado de las operadoras y la plataforma.

Movistar, por su parte, explica que en estos casos no cabe negociación alguna, ya que ellos tienen unos requisitos establecidos (solo accesibles para los interesados) y aprobados por la CNMC, y que están obligados a vender al menos el 50% de sus derechos a todo el que se lo pida a través de un formulario estándar y que cumpla con dichos mínimos. En cuanto a por qué no han podido dar esta semana el Girona-Real Madrid, fuentes de la operadora aseguran que es porque Opensport no cumple con alguno de esos principios. Además, la OTT habría pedido el permiso para emitir el canal Movistar Partidazo, pero no para dar la Champions ni otro tipo de competiciones.

¿En qué consisten estas condiciones? Son requisitos privados, pero desde la operadora dicen que son muy básicos y que se centran en garantizar el pago por parte del comprador de un servicio que mueve mucho dinero. Ellos dan las retransmisiones y cobran al final de la temporada, por lo que la OTT debe contar con una solvencia o un aval de un tercero que garantice el cobro. En este caso, no hay que olvidar que, según los últimos datos que ofrece el Registro Mercantil, Opensport tiene solo 1.000 abonados, facturó el año pasado 750.000 euros y tuvo pérdidas por más de dos millones. Es cierto que en 2017 no tenía todo el fútbol, pero ya compró la segunda división por unos 20.000 euros y emitió partidos tan potentes como los dos Real Madrid-Barcelona de Liga.

La CNMC confirma a este periódico que no ha recibido ningún formulario por parte de Telefónica aceptando la cesión del canal a Opensport, aunque, como explican desde el órgano regulador, ellos "en este caso no tienen nada que decir" salvo que alguno decida acudir a este órgano. Es un asunto entre la operadora y la OTT.

Lo de beIN es aún más curioso. Después de ganar la batalla ante Competencia, Opensport no volvió a preguntar por los derechos, según explican fuentes de Mediapro. Desde la productora aseguran que este año, pese a anunciar a bombo y platillo que tendrían toda La Liga, la plataforma de los De Miguel solo ha preguntado de forma informal por los derechos y en ningún momento ha hecho una oferta seria para hacerse con ellos. “Se han puesto en contacto y han preguntado, pero a la hora de la verdad no garantizan ni compran nada”.

¿Qué va a pasar en el futuro?

Vista la situación actual, todo apunta a que el futuro de Opensport pasa por cumplir como pueda los requisitos mínimos interpuestos por Telefónica y aprobados por la CNMC, y empezar a retransmitir las competiciones prometidas si no quiere morir antes de comenzar la temporada. Según fuentes de la plataforma, antes del próximo partido de Movistar Partidazo (el Real Madrid-Leganés, que se jugará el 1 de septiembre) tendrán ya el acuerdo cerrado. Eso sí, juegan con la baza del servicio gratuito, ya que para captar usuarios y, presumiblemente, poder atar todos estos cabos sueltos sin tener problemas de indemnizaciones, ningún abonado tiene que pagar por el servicio hasta octubre.

Esto les da bastante margen para subsanar todos los problemas, pero cuanto más tarden en hacerlo, más larga será la sombra que caiga sobre este proyecto asediado por las deudas, acusado de pagar en negro y que está manchado incluso por la corrupción política.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios