Primera toma de contacto

Probamos el Pocophone F1 de Xiaomi: la marca blanca que arrasará España por 300€

Xiaomi hace el más difícil todavía. Mete un procesador prémium y una batería de 4.000 mAh en el que se va a convertir en el alta gama más barato del mercado. Estas son nuestras primeras impresiones

Foto: Vista trasera del Pocophone. (M. Mcloughlin)
Vista trasera del Pocophone. (M. Mcloughlin)

La pasada semana asomó la patita en India. Pero Pocophone F1 no tenía intención de quedarse en aquel territorio, escogido muchas veces como laboratorio para experimentos y ocurrencias peregrinas que tras unos meses caen en el ostracismo. Xiaomi, la responsable de este dispositivo, ha anunciado este lunes que se lo lleva a otros países en los que está presente. Entre ellos está España. Algo que no es de extrañar, dada la importancia del mercado patrio para la factoría de Shenzen. Y ojo, porque el lanzamiento de esta nueva marca blanca no es baladí.

Por poco más de 300 euros como precio de salida, el Pocophone F1 se posiciona, sobre el papel, como uno de los móviles con mejor relación calidad precio del mercado. Probablemente, el mejor. Lo hace centrándose en lo básico y tratando de sobresalir en un puñado de especificaciones vertebrales, sin distraerse o perderse en aspectos accesorios. Si el Mi A2 o la gama Redmi eran un golpe en la línea de flotación de marcas como BQ o Motorola, y el Mi Mix 2S o el Mi 8 eran sus bazas contra las cabezas del mercado, este nuevo dispositivo es un disparo contra todos.

Incluso contra su propio catálogo, dado que llega con un precio tan agresivo como para competir contra los teléfonos más representativos de Xiaomi hasta la fecha. En Teknautas lo hemos podido probar un rato después de la presentación celebrada en París y ahí van nuestras primeras impresiones.

Motor de primera

Vista del 'notch' del Pocophone. (M. Mcloughlin)
Vista del 'notch' del Pocophone. (M. Mcloughlin)

Pero ¿cuáles son las principales bazas de este terminal? Lo primero, incluir un procesador prémium como el Snapdragon 845. Sí, el Snapdragon 845. El mismo que montan móviles como el OnePlus 6, el Samsung Note 9 (en su versión para EEUU y Latinoamérica), el LG G7 o el también 'mileurista' Oppo Find X. La diferencia es que lo incorpora por un precio mucho menor. Además, este poderoso motor viene acompañado de un sistema de refrigeración líquida, algo inaudito en móviles de este precio y más típico de terminales como el Note 9.

Habrá que esperar a tenerlo entre las manos durante varios días para ver la eficacia de este sistema, pero en nuestro primer contacto se ha notado todo muy fluido. La apertura de la cámara, el salto entre aplicaciones... Ha ido todo sobre ruedas, como se puede esperar de este procesador y sus 6 GB de RAM.

El Snapdragon 845 es uno de los procesadores utilizados en los alta gama del mercado

El otro gran elemento de la ecuación Pocophone es la batería. 4.000 mAh. Un guarismo que gracias, entre otras cosas. al mencionado Snapdragon 845 promete una gran autonomía. Sus responsables hablan de todo el día con uso intenso. También llega con carga rápida. Un aspecto esencial si quieres rematar ese mantra de 'prestaciones prémium a precios populares'.

La pantalla, que incluye el 'notch' en la parte superior, cuenta con una superficie de 6,18 pulgadas, tecnología IPS, resolución Full HD+ y una densidad de 403 píxeles por pulgada.

Sin grandes estridencias en este apartado. Ese es el resumen. Un panel equilibrado. En líneas generales, teniendo en cuenta que lo hemos visto en un recinto cerrado, podemos decir que, a primera vista, parece bien calibrada, aunque tira ligeramente a tonos más fríos y con buenos ángulos de visión.

Reconocimiento facial

Vista del Pocophone. (M. Mcloughlin)
Vista del Pocophone. (M. Mcloughlin)

La inclusión del 'notch' no se debe únicamente a motivos estéticos, como se ha visto en otras ocasiones a lo largo de este curso, durante el que algunos fabricantes se han lanzado a la desesperada a imitar esta muesca que popularizó (no inventó) Apple con el iPhone X. En este caso, se incluyen ahí, junto al altavoz y la cámara frontal, el sensor de infrarrojos y otras piezas necesarias para utilizar el sistema de reconocimiento facial de la marca. Este sistema promete ahora funcionar en situaciones de luminosidad mínima, como un cuarto a oscuras. Eso sí, hay que esperar a una actualización que llegará pronto para poder utilizarlo.

Con el Mi A1, que llegaba con Android Puro, Xiaomi abría la mano en lo que se refería al 'software'. Por primera vez no incluía MIUI, una de las capas de personalización más populares del mercado, en uno de sus teléfonos. Ahora juega con un tercer elemento: MIUI for POCO.

Aunque la base de todo sigue siendo Android (concretamente 8.1) y MIUI 9.6, el Pocophone F1 tendrá una plataforma con su propia apariencia y sus opciones dedicadas. Se trata de un 'launcher' que también estará disponible en Google Play desde el próximo 29 de agosto para descargar.en beta. Entre sus novedades, además del notable lavado de cara, se incluye una barra de búsqueda remozada y mejorada, así como un apartado de 'apps' privadas y un programa de actualizaciones que pasa por tener Android Pie en el cuarto trimestre de este año. Lo dicho, se nota rápida y fluida, aunque hay que probarla en profundidad.

Desde la compañía afirman que MIUI for POCO ha sido optimizado para este nuevo terminal al milímetro. Habrá que ver qué tal funciona y si realmente es un guante que se adapte a la perfección a este terminal.

¿Se puede ser prémium y de plástico?

Vista trasera del Pocophone. (M. Mc)
Vista trasera del Pocophone. (M. Mc)

En esta vida uno no puede medir dos metros, estar mazado y pesar 60 kilos. A algo hay que renunciar. La pregunta, en este caso, es clara: ¿puede ser un alta gama de plástico? Pues, por este precio, la verdad es que la respuesta debería ser afirmativa. Pero para gustos están los colores. El truco del Pocophone F1 está en eso. En el ingrediente de su armazón. Al utilizar plástico, reducen bastante los ya ajustados precios de producción y comercialización de Xiaomi. Eso sí, por mucho que digan, el aspecto exterior es menos prémium que con otros materiales.

¿Se puede ser un móvil de alta gama y de plástico? Esa es la pregunta que hay que hacer a Pocophone

Pero este material no captura los dedazos de manera tan descarada. No tiene tampoco la facilidad de rayarse que tiene el cristal templado. El peso se queda en 188 gramos y el grosor en 8,8 milímetros. Incorpora bandeja para poder ampliar la memoria mediante tarjetas microSD de hasta 256 GB. Algo de lo que, por ejemplo, no dispone el Mi A2. Cuenta con puerto USB tipo C, lector de huellas en la parte trasera así como altavoz estéreo. Y no, no renuncia al 'jack' para auriculares.

Se nota cómodo en la mano, gracias a los bordes reducidos, que permiten por enésima vez calzar una pantalla en un tamaño menor. Lo cierto es que los marcos se podían haber reducido un poco más en la parte frontal inferior, pero en general el trabajo ha sido bueno y se sobrepasa el 82% de superficie frontal. Pero lo más sorprendente es el acabado que han logrado darle al plástico. Llama la atención en un primer contacto, ya que no es el tacto que uno espera encontrar. Cuesta relacionarlo con el plástico al primer toque. Aun así, se acaba notando más vulgar que el cristal templado o el metal pulido.

Vista del Pocophone. (M. Mcloughlin)
Vista del Pocophone. (M. Mcloughlin)

Tampoco nos encontraremos en el Pocophone F1 una de las mejores cámaras del mercado. Pero a falta de poder probarla en profundidad en los próximos días, podemos decir que es una cámara por encima del coste del que hablamos. Cuenta con un doble sensor. El primero de ellos, de 12 megapíxeles, viene con una lente de apertura de f/1.9 y un tamaño de pixel de 1,4 micras. El sensor secundario, el que mide la profundidad, es de 5 megapíxeles y cuenta con una apertura de f/2.0. La delantera, por su parte, cuenta con 20 megapíxeles de resolución.

Ambas cámaras, principal y delantera, cuentan con una solución de inteligencia artificial que ayudará a detectar y corregir la exposición en diferentes situaciones, como por ejemplo los retratos y las capturas a contraluz.

Pocophone: precio y fecha en España

Como decíamos, Pocophone F1 llegará a España. Y lo hará el próximo 30 de agosto. Eso sí, por el momento, habrá que conformarse solo con la versión de 6 GB de RAM. La de 8 GB, una bestia parda con 256 GB de memoria, no llegará por estas latitudes. En España se comercializará en dos modelos: uno de 64 GB de almacenamiento y otro de 128, siempre con 6 GB de RAM.

El precio de salida, como decíamos, será de apenas 329 euros (299 euros si optas por la 'oferta flash' de AliExpress el 30 a las 13:00) por la versión básica, mientras que la superior costará 399. En un primer momento, llegarán los colores azul grisáceo y el negro. Más adelante lo hará el rojo. A falta de probarlo más a fondo, esto huele a chollazo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios