Diez días con el Xiaomi Mi A2: un (muy) buen móvil de 400 euros por apenas 250
  1. Tecnología
EL ROMPEPRECIOS SE RENUEVA

Diez días con el Xiaomi Mi A2: un (muy) buen móvil de 400 euros por apenas 250

Todo lo que no fuese crear un chollo era un fracaso para el gigante chino. Y lo ha logrado. Android One, cámara y no fallar en lo básico, las mejores bazas de este terminal

A Xiaomi siempre se le ha hecho la ola por colocar sus bolazos, en forma de móviles ganga, en lugares del campo donde sus rivales sudaban la gota gorda para poder devolver un golpe similar. Eso algunos, que los hay también que directamente se resignan a ver pasar la pelotita sin poder hacer nada. Pero a la factoría china se le ha acabado el chollazo de ser juzgada por lo que hacía sufrir a los demás. El mayor rival de Xiaomi es Xiaomi, debido a las enormes expectativas que ya genera cualquier cosa que haga. Eso le ocurre al Mi A2. Sucesor del Mi A1, el móvil más vendido en España por el gigante de ojos rasgados, cualquier cosa que no fuese mejorarlo sin disparar el precio suponía un fracaso.

El objetivo: hacer un buen móvil de 400 euros (o más) sin superar los 250 euros. Personalmente, era bastante escéptico sobre su capacidad. Sobre todo cuando se filtró que había una versión Lite. Pero me han cerrado la boca. No sólo ha repetido el bombazo del año pasado, sino que ha aumentado su distancia frente a sus 'iguales'. El Xiaomi Mi A2 es un terminal que, al igual que el modelo anterior, tiene todo para triunfar. Y es EL MÓVIL (las mayúsculas no son un error tipográfico) que debes tener en mente si no quieres dejarte un dineral y no renunciar (a casi) nada de lo esencial a día de hoy.

Un diseño de ese precio

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

Por doscientos y pico euros no podemos pedir maravillas. Suficiente que ya no nos encontramos con el dichoso plástico, casi nunca, en la llamada gama media. Aquí tenemos un armazón de aluminio pulido y mate. En nuestro caso el color del que hemos dispuesto para esta prueba es dorado, pero también se ha lanzado en azul y en negro. Cómodo al tacto y, sobre todo, no es un imán para los huellas. Por el contrario, cabe decir que luce menos 'premium' que el cristal templado. Es un terminal que cuenta con un panel de 5,99 pulgadas. Los marcos han sido reducidos notablemente(no se puede tildar como un panel infinito, que se queda al borde del 80% de frontal). Mejoras de cajón en este sentido.

El diseño, que cuenta con marcos más reducidos, renuncia al conector jack para auriculares

Cabe decir que el Mi A2 tiene un aspecto corriente. No destaca pero tampoco falla. Su mayor cambio en la parte trasera es de colocar la cámara en vertical. Ese es el único argumento de los 'haters' para sostener en este caso que Xiaomi se dedica a imitar a Apple. La otra similitud son los bordes redondeados, pero lo hemos visto tantas veces y en tantas marcas diferentes que es más una tendencia de mercado que otra cosa. 166 gramos de peso y 7,3 milímetros de grosor. En general cómodo para manejar con una mano a pesar de su formato alargado, aunque a veces costaba lanzar el dedo de un extremo a otro de la pantalla.

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

Aún hay teléfonos de ese coste que renuncian al USB Tipo C. Aquí no. Incluye ese tipo de conexión, como ya ocurría en el Mi A1. La gran diferencia es prescindir del conector jack. Para compensar el mal trago incluyen un adaptador para utilizar los auriculares a través del puerto de carga. Un puerto que está escoltado por dos altavoces, que proporcionan un sonido correcto, sin estridencias pero sin ningún tipo de alarde.

¿Qué tal marcha?

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

La pregunta esencial. ¿Qué tal se mueve? Pues la verdad que se siente fluido. Se notan tirones justos. Pero son episodios esporádicos, similares a los que podemos encontrarnos pagando más. El motor que mueve esto es un chip como el Snapdragon 660, un procesador de ocho núcleos. Cuatro de estos caballos corren a 2.2 Ghz, mientras que los otros cuatros alcanzan los 1,8. Todo ello se jalona con una gráfica Adreno 512. Sería mentira decir que estamos ante un cohete o una bestia.

Estamos en la Fórmula E y la potencia no es la de los pesos pesados. Con juegos tiene un rendimiento discreto, suficiente para la mayor parte de usuarios. Y si quieres tener varias 'apps' y procesos al mismo tiempo olvida la versión de 4GB y apuesta por la de 6GB. Pero solo si le vas a meter muchísima chicha en este aspecto. En general, tiene un buen rendimiento para lo que se espera de un terminal así.

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

Hay una renuncia, digamos, importante en las tripas. La memoria puede ser de 32GB, 64 o 128.El problema,es que la ranura dual solo sirve para poner dos SIM. No hay posibilidad de ampliar almacenamiento por microSD. La otra gran renuncia es la ausencia de NFC. Un pecado menor en mi opinión pero que le separará de algunos usuarios.

La pantalla

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

5,99 pulgadas. Casi sin marcos. Corning Gorilla Glass 5. Ya sabemos las dimensiones y la fortaleza de su pantalla pero...¿cómo se ve? Pues bien. Cuenta con resolución Full HD+, que traducido a números es 1080 x 2160 píxeles. La cuenta sale a 403 píxeles por pulgada. En este aspecto va bien servido.

Puede ser que en algún momento el cuerpo te pida más brillo pero estamos hablando de una ganga

Nuevamente nos encontramos en este apartado con una corrección atípica de un móvil de este precio. La única pega puede ser el brillo, insuficiente en un puñado de ocasiones. Cabe decir que se puede utilizar perfectamente en exteriores muy iluminados, pero en ciertas ocasiones el cuerpo pide más. Nadie lo verá como un obstáculo mayúsculo. Por lo demás hay que decir que sin queja. Tanto color como ángulos de visión cumple a la perfección.

Batería y software

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

Llegamos a un punto clave: la autonomía. Aquí una de cal y otra de arena. 3010 mAh de batería. Puede parece un poco justo a priori. Controlando el brillo, incluso los usuarios más intensos lograrán pasar la jornada. El tiempo de pantalla se queda por encima de las cinco horas. Si necesitas pasar más de una jornada siempre puedes tirar del modo ahorro, no abusar de los datos y controlar 'apps' en segundo plano. Si restringes todo eso, puedes estirarlo bastante. Nuevamente no estamos ante la bestia de la autonomía, pero no tienes que estar a media jornada tirando de enchufe. Esa es la clave. No vaya a ser que por no brindar una autonomía buena, revientes todo el trabajo anterior y uno se quede con un terminal que cojea en un aspecto esencial.

A pesar de todo esto, cuentas, por si acaso, con carga rápida 3.0 de Qualcomm. De 0 a 50% tarde unos 35 minutos. La carga completa se demora hasta una hora y media larga.

Las virtudes de Android puro están fuera de dudas: mayor fluidez y actualizaciones más rápidas

Sobre el 'software', decir que el Mi A1 se hizo famoso por utilizar Android puro. Fue el primero de la compañía que renunciaba a MIUI. Y esa es una de las principales bazas del Mi A2, solo 'ensuciado' con la app de cámara y la de la comunidad. Algunos acérrimos de la factoría china se quejarán por ello. Pero si vienes de otro móvil que tirase del sistema operativo de Google sin ningún tipo de aditivo o simplemente quieres sencillez y actualizaciones rápidas, opta por un terminal como el Mi A2.

La cámara: ¡Viva el 'bokeh'!

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

El Xiaomi Mi A2 incorpora una cámara dual, coloca en esta ocasión en vertical. Cuenta con un doble sensor. El primero de ellos presenta una resolución de 12 megapíxeles, apertura de f/1.75 y píxeles de 1.25 micras. En el caso del secundario, tiene una resolución de 20 megapíxeles, la misma apertura pero el tamaño del píxel se queda en una micra. Puede grabar en 4K a 30 frames por segundo.

En el caso de la cámara delantera -que cuenta con 'modo retrato' tirado de 'software'- han optado por un sensor de 20 megapíxeles, apertura de f/1.8 y píxeles de una micra.

placeholder Modo retrato del Mi A2. (M.Mc)
Modo retrato del Mi A2. (M.Mc)
placeholder Modo retrato del Mi A2. (M.Mc)
Modo retrato del Mi A2. (M.Mc)

Es raro comenzar comentando esto pero lo que más me ha llamado la atención ha sido el efecto 'bokeh'. Si eres fan de los retratos, la verdad que este teléfono te dejará muy buen sabor de boca. Aunque el corte no es perfecto, logra un notable alto y la distorsión del fondo (no regulable) logra muy buen efecto. Encima de este párrafo tenéis dos buenos ejemplos.

Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)

placeholder Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)
Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)
placeholder Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)
Foto tomada con el Mi A2. (M.MC)

Por lo demás, es una buena cámara teniendo en cuenta (siento volver a repetirlo) el precio. Buen desempeño en tomas a lo largo del día e incluso en áreas con mucho contraste y macros. Se echa de menos un poco más de velocidad al disparar. De noche, la vida sería mucho más fácil con un estabilizador óptico, pero el procesado de las imágenes después de disparar deja un resultado bastante fino y con poco ruido.

¿Es un móvil para mí?

placeholder Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)
Xiaomi Mi A2. (C. Castellón)

Lo hemos dicho al principio. ¿Sabéis esa gente que quiere que su móvil haga de todo pero no le cueste más de 250 euros? Aquí lo tenéis. Antes era la serie Moto G, pero Xiaomi se ha hecho muy fuerte en este segmento, llegando a igualar o superar a terminales, como decimos, que le superan en 150 euros. Eso sí, tienes que estar muy atento las diferentes configuraciones. La básica de 32 GB y 4GB de RAM cuesta 249 euros.

Si quieres el doble de capacidad (ten en cuenta que no se puede ampliar por microSD), la versión de 64GB está disponible por 279. Eso sí, si no quieres apenas límites en almacenamiento o RAM, apuesta por el de 6GB y 128GB, lo tendrás disponible en unos días a partir de 349 euros. Un precio que, aunque superior, sigue siendo muy competitivo teniendo en cuenta su carta de servicios. Si quieres un móvil bueno, bonito, barato, el Mi A2 es un acierto.

El redactor recomienda