dale una segunda vida a tu teléfono

Cómo usar el modo 'Recovery' en tu viejo móvil para que funcione como nuevo

Si tu móvil no reacciona o anda algo escaso de memoria, el modo Recovery de tu ‘smartphone’ puede ser la solución que evite una visita al servicio técnico

Foto: El modo Recovery te permitirá recuperar el sistema operativo del móvil (Fuente: Wikimedia Commons)
El modo Recovery te permitirá recuperar el sistema operativo del móvil (Fuente: Wikimedia Commons)

Cuando de pronto dejamos de notarlo en el bolsillo, cuando vemos a cámara lenta cómo se dirige hacia el suelo, cuando la pantalla se queda congelada y el ‘smartphone’ parece incapaz de reaccionar… Nuestros móviles tienen la fea costumbre de darnos este tipo de sustos. Sin embargo, por suerte, el último de estos dramas tecnológicos puede tener una sencilla solución que debes conocer.

En primer lugar, es de vital importancia contar con una copia de seguridad de todas esas fotos y archivos importantes que guardamos en el móvil. Al fin y al cabo, tengamos éxito o no en nuestra operación para devolver a la vida el dispositivo, es probable que acabemos perdiendo todo lo que había almacenado en él. Ir subiendo a la nube periódicamente todo lo que vamos acumulando puede evitar más de un dolor de cabeza.

A partir de ahí, es importante tener en cuenta una cosa: el modo Recovery al que habrá que acceder para recuperar el móvil no hace milagros. Así, si el problema es que el ‘smartphone’ se ha pegado un chapuzón o ha decidido hacer ‘puenting’ sin cuerda, asume que devolverlo a la vida no va a ser tan sencillo. En ese caso, lo más probable es que toque apostar por un servicio técnico y pasar por caja. Pero si solo ha colapsado y sus componentes aún viven, hay esperanza.

¿Reiniciamos?

El primer paso es tener un poco de paciencia. Puede que el móvil se haya quedado bloqueado unos instantes y que termine reaccionando por sí mismo. Quizá solo tiene que superar el bache de rendimiento que hace que sus procesos no avancen. Si pasados unos instantes (¿qué tal si le damos unos cinco minutos de margen aunque se nos hagan eternos?) no sucede nada, toca fijar la vista en los botones físicos del móvil. En ellos estará la clave para desbloquear la situación.

Hay dos cosas que puedes hacer: forzar el reinicio (lo que se conoce como ‘soft reset’ o ‘reboot’) o un ‘hard reset’ que te llevará al modo Recovery para dejar tu móvil como una patena. La combinación de botones que tienes que pulsar para cada uno depende del modelo de ‘smartphone’. Para un reinicio simple puede bastar con mantener pulsado el botón de encendido durante unos segundos (o con sacar la batería, si es extraíble), aunque hay modelos como los de Samsung y muchos de LG en los que tendrás que pulsar al mismo tiempo el botón de encendido y el de bajar el volumen.

Acceder al Recovery suele conllevar alguna tecla más. En cualquier caso, buscar en Google ‘hard reset’ más nuestro modelo concreto de móvil será más que suficiente para descubrir la combinación correcta, y hay webs como esta que agrupan los ‘smartphones’ más populares.

El reinicio en los iPhone también depende del modelo que tengas en tu bolsillo (Fuente: Apple)
El reinicio en los iPhone también depende del modelo que tengas en tu bolsillo (Fuente: Apple)

Y no solo los usuarios de Android tendrán que aclararse con el sistema de reinicio su móvil. En el caso de los iPhone, las combinaciones de botones también son diferentes en función de cuál sea nuestro modelo. Así, a partir del iPhone 8 habrá que realizar una especie de coreografía a toda velocidad (“pulsa y suelta rápidamente el botón para subir el volumen. Pulsa y suelta rápidamente el botón para bajar el volumen. Luego, mantén pulsado el botón lateral hasta que aparezca el logotipo de Apple”, explican en la web de la manzana mordida), mientras que para el iPhone 7 tan solo habrá que mantener pulsados de forma simultánea el botón lateral y el de disminución de volumen durante al menos 10 segundos.

El modo Recovery

Si no es suficiente con forzar el reinicio, aún nos queda bajo la manga el as del modo Recovery. Se trata, en realidad, de una partición de la memoria del ‘smartphone’ que contiene un ‘software’ de recuperación del sistema operativo. También es el modo que permite a los usuarios más avanzados ‘rootear’ sus dispositivos e instalar una ROM personalizada para cambiar la apariencia del sistema operativo o cambiar algunas de las aplicaciones instaladas por defecto. No obstante, nos centraremos en este modo como salvavidas para recuperar el móvil cuando las cosas se ponen feas.

Una vez conozcas la combinación de teclas para el ‘hard reset’ en tu teléfono Android, pulsándolas accederás a un menú en el que, por fin, encontrarás la opción que te permitirá borrar los datos del dispositivo y dejarlo como vino de la fábrica. Los pasos también varían en función del terminal, pero hay algo que es común: tendrás que usar los botones que controlan el volumen para desplazarte por el menú y seleccionar las distintas opciones. La que andas buscando es ‘wipe data/factory reset’. Puede que antes de llegar a ella tengas que acceder a ‘Recovery Mode’ en algunos teléfonos.

Una combinación de botones es la llave que nos abrirá la puerta del modo Recovery (Fuente: Sylvain Naudin)
Una combinación de botones es la llave que nos abrirá la puerta del modo Recovery (Fuente: Sylvain Naudin)

La buena noticia es que tu móvil volverá a la vida si no hay nada físico que esté roto. La mala es que este modo devolverá el móvil a sus valores de fábrica y, con ello, perderemos cualquier cosa que tuviéramos guardada (aplicaciones, archivos…). De ahí la importancia de ir haciendo copias de seguridad periódicamente. Al fin y al cabo, el dispositivo fallará sin previo aviso y, llegados a ese punto, mejor lograr reiniciarlo aunque nos desprendamos de fotos y vídeos que resignarse a tener un bonito y caro pisapapeles.

No obstante, no se trata de la única función interesante que podremos utilizar en el modo Recovery. Cuando el móvil funciona a la perfección pero notamos que falta algo de espacio, el modo Recovery ofrece también la opción ‘wipe cache partition’. Con ella, es posible borrar la memoria caché del sistema operativo y, de esta forma, ganar algo de espacio en nuestro abarrotado teléfono.

El caso de los iPhone es distinto: si el proceso de recuperación en Android se lleva a cabo a través del propio dispositivo, en los móviles de la manzana mordida es necesario conectar el móvil a un ordenador (ya sea uno con Windows o uno de los equipos de Apple). Con el iPhone conectado al equipo y iTunes abierto, toca forzar el reinicio del móvil (con las combinaciones de botones que ya hemos mencionado) y, una vez hecho esto, iTunes nos ofrecerá la opción de restaurar. Seleccionando esa acción, el programa se pondrá manos a la obra para volver a instalar iOS y, además, tratará de hacerlo sin eliminar datos. No obstante, aunque el riesgo de pérdida sea menor que en un Android, la idea de las copias de seguridad sigue siendo casi una obligación.

No olvides tener cargado el móvil mientras tratas de recuperar el sistema operativo (Fuente: Apple)
No olvides tener cargado el móvil mientras tratas de recuperar el sistema operativo (Fuente: Apple)

No solo los iPhone pueden acceder al modo Recovery a través de un ordenador. Aunque es bastante más complejo y requiere de algunos conocimientos avanzados, con los Android también es posible. Para ello, habrá que instalar en el ordenador Android Studio y los ‘drivers’ correspondientes a nuestro móvil. Una vez hecho esto y con el móvil conectado vía USB, el comando “adb reboot recovery” en Android Studio servirá para iniciar el proceso de recuperación del sistema operativo.

Esto es más complicado de llevar a cabo, pero lo normal es que no tengas por qué. Con hacerlo a través del propio móvil gracias al modo Recovery suele ser más que suficiente para solucionar el problema y dejar el móvil como nuevo. Eso sí, no olvides llevar a cabo todo este proceso con el ‘smartphone’ conectado a la corriente. Si en mitad de la recuperación se agota la batería del dispositivo, lo más probable es que el drama pase a ser aún mayor. Con el asunto energético controlado, dejar el móvil listo para volver a ser usado debería ser coser y cantar.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios